ciudadanodiario.com.ar
Perdió sus ahorros en un secuestro virtual
Cargando...
Por Redacción

Perdió sus ahorros en un secuestro virtual



Una mujer de 61 años cayó en la trampa de un “secuestrador virtual” al que entregó todos sus ahorros por la supuesta liberación de su hijo en la localidad de Gonnet, informaron fuentes judiciales y policiales. El hecho, que se conoció este mediodía, se produjo en la madrugada de ayer cuando Analía Álvarez atendió el teléfono de su casa ubicada en 507 entre

18 y 19 cayendo en la trampa.


El delincuente le dijo a la mujer que tenía raptado a su hijo Luciano y que si no ponía todos los elementos de valor que tenía en su casa en una bolsa que debía dejar en la esquina, lo iba a matar. La mujer entró en pánico y accedió a la petición del secuestrador, dejando junto a un árbol la bolsa de nylon con todos sus ahorros: 1.000 dólares y 1.000 pesos.


Tras regresar a su domicilio y aun en estado de shock, la mujer logró comunicarse con su hijo, de 31 años, comprobando que nunca había estado a merced de los malvivientes. Al darse cuenta que todo era una farsa, la mujer corrió hacia el lugar donde había dejado sus ahorros pero la bolsa con el dinero ya no estaba.


Analía y su hijo llamaron al servicio de emergencias 911 y en minutos llegaron los efectivos del Comando de Prevención

Comunitaria de La Plata Norte y efectivos de la Comisaría Decimotercera. Entonces la mujer dijo a los efectivos que cuando salió de su casa vio un automóvil que se alejó a toda velocidad segundos después de que ella dejara la bolsa, pero del que no supo dar ningún dato que pudiera ayudar a los pesquisas.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Perdió sus ahorros en un secuestro virtual

Una mujer de 61 años cayó en la trampa de un “secuestrador virtual” al que entregó todos sus ahorros por la supuesta liberación de su hijo en la localidad de Gonnet, informaron fuentes judiciales y policiales. El hecho, que se conoció este mediodía, se produjo en la madrugada de ayer cuando Analía Álvarez atendió el teléfono de su casa ubicada en 507 entre
18 y 19 cayendo en la trampa.

El delincuente le dijo a la mujer que tenía raptado a su hijo Luciano y que si no ponía todos los elementos de valor que tenía en su casa en una bolsa que debía dejar en la esquina, lo iba a matar. La mujer entró en pánico y accedió a la petición del secuestrador, dejando junto a un árbol la bolsa de nylon con todos sus ahorros: 1.000 dólares y 1.000 pesos.

Tras regresar a su domicilio y aun en estado de shock, la mujer logró comunicarse con su hijo, de 31 años, comprobando que nunca había estado a merced de los malvivientes. Al darse cuenta que todo era una farsa, la mujer corrió hacia el lugar donde había dejado sus ahorros pero la bolsa con el dinero ya no estaba.

Analía y su hijo llamaron al servicio de emergencias 911 y en minutos llegaron los efectivos del Comando de Prevención
Comunitaria de La Plata Norte y efectivos de la Comisaría Decimotercera. Entonces la mujer dijo a los efectivos que cuando salió de su casa vio un automóvil que se alejó a toda velocidad segundos después de que ella dejara la bolsa, pero del que no supo dar ningún dato que pudiera ayudar a los pesquisas.

comentarios

Login