ciudadanodiario.com.ar
Pelea por una propuesta camporista
Cargando...
Por Redacción

Pelea por una propuesta camporista



Con bombos y platillos, el diputado provincial Lucas Ilardo adelantó que la provincia contaría con un hospital público de mascotas, que funcionaría en un predio del Lencinas, si se aprueba un proyecto de su autoría que se discutirá pronto en la Legislatura.


El diputado explicó que el proyecto surgió “debido a que, actualmente, en la provincia solo existen móviles de esterilización gratuita, pero no un establecimiento donde alojar y asistir a los animales”. Esta iniciativa, que según el legislador camporista se realizará sí o sí porque se financiará con dinero de la Nación, despertó el recelo de los funcionarios godoicruceños y principalmente del intendente Alfredo Cornejo, quien le salió al cruce enviándole una carta al ministro de Salud, Matías Roby, explicándole por qué el centro asistencial para animales no puede ubicarse en Godoy Cruz.


Entre los argumentos que plantean desde la intendencia godoicruceño destacan que “esta es una medida político partidaria”, y además aclaran que “el tratamiento de la propuesta no es responsable”. Además se aclara que no parece responsable instalar un hospital veterinario cerca de una zona donde conviven personas con problemas de infecciones. Es que el Hospital Lencinas es el nosocomio de la provincia destinado a atender a pacientes con patologías infecto–contagiosas.


Los mandó a la punta del cerro

En el cierre del texto presentado por la comuna godoicruceña, el intendente Cornejo invitó a los diputados y al Ministerio de Salud a replantearse el lugar para instalar el hospital veterinario y sugirió el Cerro de La Gloria –al lado del Zoológico– “como lo habían planteado algunos defensores de los derechos de los animales”.


El pedido del jefe comunal tendrá que ser evaluado por las autoridades de la cartera de Salud, quienes serían facultados para decidir si se instala ahí o se lo lleva a otro sitio.


Los camporistas volvieron a la carga con otro texto

La última arremetida en este duelo por el hospital de animales la realizó Ilardo con otra carta, retrucando los dichos del intendente godoicruceño. El diputado lo acusa de no dejar gobernar, y además da las razones de por qué el centro asistencial tiene que estar ubicado en un centro urbano.


Entre los argumentos que brinda explica que el nosocomio tiene que ubicarse en un lugar urbano ya que no deben mezclarse los animales domésticos con los silvestres.


Por ahora, la solución son los móviles veterinarios

Todos los municipios, para favorecer la tenencia responsable de animales, están ejecutando proyectos de móviles itinerantes veterinarios. En estas unidades que visitan los barrios semanas tras semana, van médicos veterinarios que se encargan de atender a los perros y gatos. En estos espacios se pueden realizar operaciones, esterilizaciones y otras atenciones que tengan que ver con la tenencia responsable de los animales.


En algunos municipios también se está fomentando que los vecinos hagan atender a los perros “callejeros”, que son “propiedad del barrio”, con el objetivo de que se evite la proliferación de animales sueltos y sin dueños.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Pelea por una propuesta camporista

Con bombos y platillos, el diputado provincial Lucas Ilardo adelantó que la provincia contaría con un hospital público de mascotas, que funcionaría en un predio del Lencinas, si se aprueba un proyecto de su autoría que se discutirá pronto en la Legislatura.

El diputado explicó que el proyecto surgió “debido a que, actualmente, en la provincia solo existen móviles de esterilización gratuita, pero no un establecimiento donde alojar y asistir a los animales”. Esta iniciativa, que según el legislador camporista se realizará sí o sí porque se financiará con dinero de la Nación, despertó el recelo de los funcionarios godoicruceños y principalmente del intendente Alfredo Cornejo, quien le salió al cruce enviándole una carta al ministro de Salud, Matías Roby, explicándole por qué el centro asistencial para animales no puede ubicarse en Godoy Cruz.

Entre los argumentos que plantean desde la intendencia godoicruceño destacan que “esta es una medida político partidaria”, y además aclaran que “el tratamiento de la propuesta no es responsable”. Además se aclara que no parece responsable instalar un hospital veterinario cerca de una zona donde conviven personas con problemas de infecciones. Es que el Hospital Lencinas es el nosocomio de la provincia destinado a atender a pacientes con patologías infecto–contagiosas.

Los mandó a la punta del cerro
En el cierre del texto presentado por la comuna godoicruceña, el intendente Cornejo invitó a los diputados y al Ministerio de Salud a replantearse el lugar para instalar el hospital veterinario y sugirió el Cerro de La Gloria –al lado del Zoológico– “como lo habían planteado algunos defensores de los derechos de los animales”.

El pedido del jefe comunal tendrá que ser evaluado por las autoridades de la cartera de Salud, quienes serían facultados para decidir si se instala ahí o se lo lleva a otro sitio.

Los camporistas volvieron a la carga con otro texto
La última arremetida en este duelo por el hospital de animales la realizó Ilardo con otra carta, retrucando los dichos del intendente godoicruceño. El diputado lo acusa de no dejar gobernar, y además da las razones de por qué el centro asistencial tiene que estar ubicado en un centro urbano.

Entre los argumentos que brinda explica que el nosocomio tiene que ubicarse en un lugar urbano ya que no deben mezclarse los animales domésticos con los silvestres.

Por ahora, la solución son los móviles veterinarios
Todos los municipios, para favorecer la tenencia responsable de animales, están ejecutando proyectos de móviles itinerantes veterinarios. En estas unidades que visitan los barrios semanas tras semana, van médicos veterinarios que se encargan de atender a los perros y gatos. En estos espacios se pueden realizar operaciones, esterilizaciones y otras atenciones que tengan que ver con la tenencia responsable de los animales.

En algunos municipios también se está fomentando que los vecinos hagan atender a los perros “callejeros”, que son “propiedad del barrio”, con el objetivo de que se evite la proliferación de animales sueltos y sin dueños.

comentarios

Login