ciudadanodiario.com.ar
París: un ataque marcado a fuego en la agenda de Al Qaeda
Cargando...
Por Redacción

París: un ataque marcado a fuego en la agenda de Al Qaeda



No hay duda entre los analistas de que los dos individuos que descargaron sus fusiles contra la redacción del Charlie Hebdo recibieron formación militar. Tampoco la hay de que la propaganda de Al Qaeda ha tenido en su mira desde hace casi una década a la publicación satírica.



El estudio de los videos del atentado, los testimonios y los perfiles de los sospechosos, Chérif y Said Kouachi, conducen además a repasar varios ataques con patrones similares perpetrados por grupos vinculados a Al Qaeda: el de diciembre de 2001 contra el Parlamento indio (Nueva Delhi), bajo la autoría de Jaish-e-Mohamed y Laskhar-e-Taiba; el asalto a un hotel de Bombay (India) en noviembre de 2008, a cargo también de esta última organización, y el secuestro de un centro comercial en un barrio acaudalado de Nairobi (Kenia), en septiembre de 2013, bajo el sello de la milicia Al Shabab.




comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

París: un ataque marcado a fuego en la agenda de Al Qaeda

No hay duda entre los analistas de que los dos individuos que descargaron sus fusiles contra la redacción del Charlie Hebdo recibieron formación militar. Tampoco la hay de que la propaganda de Al Qaeda ha tenido en su mira desde hace casi una década a la publicación satírica.

El estudio de los videos del atentado, los testimonios y los perfiles de los sospechosos, Chérif y Said Kouachi, conducen además a repasar varios ataques con patrones similares perpetrados por grupos vinculados a Al Qaeda: el de diciembre de 2001 contra el Parlamento indio (Nueva Delhi), bajo la autoría de Jaish-e-Mohamed y Laskhar-e-Taiba; el asalto a un hotel de Bombay (India) en noviembre de 2008, a cargo también de esta última organización, y el secuestro de un centro comercial en un barrio acaudalado de Nairobi (Kenia), en septiembre de 2013, bajo el sello de la milicia Al Shabab.

comentarios

Login