ciudadanodiario.com.ar
Otro papelón: en Francia exigen que la Argentina cancele una factura impaga
Cargando...
Por Redacción

Otro papelón: en Francia exigen que la Argentina cancele una factura impaga



“¿El Salón del Libro de París víctima del incumplimiento de los compromisos contraídos con el Estado argentino?” Ese es el título del comunicado de prensa enviado por Bernard Arnould, director de la agencia encargada de la prensa y difusión del Salón del Libro de París –Façons de penser–, y que contiene el reclamo del pago de una deuda originada en la participación de la Argentina en ese acontecimiento literario francés, en marzo pasado.


De este modo, lo que empezó escandalosamente, termina igual, con lo que casi parece un nuevo “desacato”. Pero el responsable de la organización del Salón, Bertrand Morisset, dijo a Infobae: “No somos un fondo buitre”.


El mensaje introductorio de Arnould decía escuetamente: “Encontrarán adjunto el comunicado de prensa que recuerda el convenio incumplido por el gobierno de la República Argentina desde su participación en el Salon du Livre de Paris, en Francia y en marzo 2014, inaugurado por la presidenta Kirchner”.


El comunicado recuerda que “Argentina fue el país invitado de honor en el Salón del Libro de París de 2014” y dice que “esta cooperación fue todo un éxito y el conjunto de sus actores valoraron unánimemente y de forma muy positiva tanto el desarrollo como las repercusiones de esta operación”.


Pero a continuación, agrega: “Desgraciadamente, seis meses más tarde, nos vemos obligados a declarar que el Ministerio de Cultura de Argentina no ha cumplido con sus compromisos contractuales. A día de hoy, una factura por valor de 400 mil euros está todavía sin pagar y el Salón del Libro de París sigue sin obtener respuesta alguna por parte de las autoridades argentinas implicadas”.


El Salón del Libro de París tuvo lugar en marzo pasado. La Argentina era invitada de honor por cumplirse este año el centenario del nacimiento de Julio Cortázar, un autor argentino muy vinculado a Francia, país donde residió la mayor parte de su vida y donde falleció en 1984.


Pero la invitación al país derivó en bochorno cuando Infobae denunció que el oficialismo manipuló la lista de autores invitados para excluir toda voz crítica, dejando al margen a escritores de indiscutido renombre como Jorge Asís, Beatriz Sarlo y Martín Caparrós, a la vez que incluía a otros cuyo principal mérito era la adscripción incondicional al modelo, como varios integrantes de Carta Abierta.


La polémica llegó hasta los medios franceses y empañó la presencia argentina en ese acontecimiento emblemático. Seis meses después, el bochorno se completa con este “default”, menor si se quiere por su monto, pero impactante por tratarse de un evento cultural de tanto prestigio. El reclamo viene acompañado además de una suerte de “escrache literario” al gobierno argentino.


En efecto, el mensaje de Reed Expositions France alude a próximos compromisos del mismo género que tiene nuestro país, al decir que “Argentina continuará con su proyecto político de representación en el ámbito internacional”, en referencia a la participación de delegaciones de nuestro país en las Ferias del Libro de Fráncfort (Alemania) –que se abre este mismo miércoles 8 de octubre– y de Guadalajara (México), del 29 de noviembre al 5 de diciembre próximos.


¿Tendrá la Argentina que pagar por adelantado?



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Otro papelón: en Francia exigen que la Argentina cancele una factura impaga

“¿El Salón del Libro de París víctima del incumplimiento de los compromisos contraídos con el Estado argentino?” Ese es el título del comunicado de prensa enviado por Bernard Arnould, director de la agencia encargada de la prensa y difusión del Salón del Libro de París –Façons de penser–, y que contiene el reclamo del pago de una deuda originada en la participación de la Argentina en ese acontecimiento literario francés, en marzo pasado.

De este modo, lo que empezó escandalosamente, termina igual, con lo que casi parece un nuevo “desacato”. Pero el responsable de la organización del Salón, Bertrand Morisset, dijo a Infobae: “No somos un fondo buitre”.

El mensaje introductorio de Arnould decía escuetamente: “Encontrarán adjunto el comunicado de prensa que recuerda el convenio incumplido por el gobierno de la República Argentina desde su participación en el Salon du Livre de Paris, en Francia y en marzo 2014, inaugurado por la presidenta Kirchner”.

El comunicado recuerda que “Argentina fue el país invitado de honor en el Salón del Libro de París de 2014” y dice que “esta cooperación fue todo un éxito y el conjunto de sus actores valoraron unánimemente y de forma muy positiva tanto el desarrollo como las repercusiones de esta operación”.

Pero a continuación, agrega: “Desgraciadamente, seis meses más tarde, nos vemos obligados a declarar que el Ministerio de Cultura de Argentina no ha cumplido con sus compromisos contractuales. A día de hoy, una factura por valor de 400 mil euros está todavía sin pagar y el Salón del Libro de París sigue sin obtener respuesta alguna por parte de las autoridades argentinas implicadas”.

El Salón del Libro de París tuvo lugar en marzo pasado. La Argentina era invitada de honor por cumplirse este año el centenario del nacimiento de Julio Cortázar, un autor argentino muy vinculado a Francia, país donde residió la mayor parte de su vida y donde falleció en 1984.

Pero la invitación al país derivó en bochorno cuando Infobae denunció que el oficialismo manipuló la lista de autores invitados para excluir toda voz crítica, dejando al margen a escritores de indiscutido renombre como Jorge Asís, Beatriz Sarlo y Martín Caparrós, a la vez que incluía a otros cuyo principal mérito era la adscripción incondicional al modelo, como varios integrantes de Carta Abierta.

La polémica llegó hasta los medios franceses y empañó la presencia argentina en ese acontecimiento emblemático. Seis meses después, el bochorno se completa con este “default”, menor si se quiere por su monto, pero impactante por tratarse de un evento cultural de tanto prestigio. El reclamo viene acompañado además de una suerte de “escrache literario” al gobierno argentino.

En efecto, el mensaje de Reed Expositions France alude a próximos compromisos del mismo género que tiene nuestro país, al decir que “Argentina continuará con su proyecto político de representación en el ámbito internacional”, en referencia a la participación de delegaciones de nuestro país en las Ferias del Libro de Fráncfort (Alemania) –que se abre este mismo miércoles 8 de octubre– y de Guadalajara (México), del 29 de noviembre al 5 de diciembre próximos.

¿Tendrá la Argentina que pagar por adelantado?

comentarios

Login