Cargando...
Por Redacción

Otro giro K de Scioli: este domingo va a 678 por primera vez



En una muestra contundente del giro kirchnerista que empezó a dar a partir de su entronización como único candidato del Gobierno, Daniel Scioli concurrirá por primera vez, este domingo por la noche, al programa ultraoficialista 678.


El programa 678 fue en incontables ocasiones usado por la Casa Rosada para atacar a Scioli. Y el Gobernador nunca había asistido en los 6 años y 2 meses que lleva en el aire, desde marzo de 2009. Desde que Cristina Kirchner le impuso a Carlos Zannini como compañero de fórmula a Scioli, todo cambió. Y con aval de la Rosada el Gobernador terminó siendo invitado a este olimpo consagratorio ultra K.


Tamaño vaivén hace crujir los archivos de muchos en el círculo cerrado K. Así como ahora 678 recibe al candidato del gobierno, varios dirigentes kirchneristas tuvieron que rendirse ante Daniel Osvaldo Scioli, luego que Cristina Kirchner bendijera su candidatura poniéndole a Carlos Alberto Zannini como vice. En ese punto, su pasado los delata:


Luis D´Elía tal vez es el ejemplo más cabal de ello. Desde su cuenta de Twitter, el dirigente de MILES, se encargó de defenestrar al gobernador bonaerense acusándolo de ser funcional a la derecha, a Mauricio Macri, al Grupo Clarín, la Embajada de Estados Unidos, la Sociedad Rural, el Opus Dei y el Proceso militar/judicial.


Pero tras el anuncio del flamante binomio del Frente para la Victoria, se rindió a sus pies con un tuit: “Tenemos fórmula. Daniel Scioli-Carlos Zannini. Ahora todos unidos por cien años de nacionalismo popular democrático”.


A Hebe de Bonafini el ex motonauta nunca le cayó bien y siempre se encargó de decirlo. Polémica en sus declaraciones, la titular de Madres de Plaza de Mayo afirmó en enero de este año: “Scioli tiene alma de dictador”. ¿Qué dirá ahora que el bonaerense encabezará la única fórmula presidencial para garantizar “la continuidad del proyecto”?


Gabriel Mariotto, su vicegobernador, le hizo literalmente la vida imposible a Scioli en su rol de comisario político del “kirchnerismo puro”. Sin embargo, en un acto con intendentes y concejales bonaerenses a fines de mayo en el Hotel NH City and Tower, cuando aún no se sabía que el secretario de Legal y Técnica sería su compañero de fórmula celebró su candidatura. “Ganeremos en primera vuelta y no habrá segunda”, vaticinó Mariotto, recordando un viejo eslogan setentista.


Durante el verano pasado, Scioli se pegó una vuelta por el Espacio Clarín en Mar del Plata y La Cámpora estalló. Andrés “Cuervo” Larroque, Mariano Recalde, dirigentes de la agrupación fundada por el hijo de la Presidenta, hicieron fila para cuestionarlo. Meses después, iniciaron un operativo clamor que Máximo Kirchner sea su vice o encabece la lista a diputados bonaerenses. Mientras, el jefe de Gabinete camporista, Wado De Pedro, aceitaba los vínculos con el sciolismo tras la orden explícita de “cuidarlo a Daniel”.


Julián Domínguez, candidato a suceder a Scioli en la Provincia, tampoco le gustó su paso por el Espacio Clarín y le dijo que “no se puede estar bien con Dios y con el diablo”. Pero lo que más le disgustó fue su foto con la actriz Fátima Florez. “No es de buen peronista mostrarse con quien se burla de la Presidenta de todos los argentinos y de nuestro gobierno”, expresó a través de Twitter. Pero todo cambia: “Estoy contento con la fórmula @danielscioli y Carlos Zannini porque expresa el proyecto transformador que confude @CFKArgentina”, dijo por el mismo medio hace unos días.Desde el espacio de intelectuales K, denominado “Carta Abierta, atendieron en reiteradas oportunidades al mandatario bonaerense y expresaron su respaldo a la precandidatura de Florencio Randazzo, quien en un encuentro con los “pensadores K” en la Biblioteca Nacional bromeó acerca de que “el proyecto se quedaba manco” y cosechó risas y aplausos. Eduardo Jozami, uno de sus representantes, contó un insólito plan: Máximo vice para que después renuncie Scioli y un Kirchner vuelva al poder.


Tras el hecho consumado de un “Scioli para la Victoria”, Ricardo Forster, miembro de Carta Abierta y secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, celebró la noticia. Aunque dijo que todavía “tiene un camino por recorrer”.


Finalmente, la Presidenta “de todos los argentinos” lo criticó en privado, le bajó a su candidato para las PASO en la Ciudad, Gustavo Marangoni, le impidió estar en del escenario triunfal con Urtubey en Salta, lo cuestionó en actos públicos y hasta por cadena nacional.


“Quiero escuchar a los de mi espacio tirando ideas, no con pavadas o pantomimas”, dijo en un acto, días después del paso del gobernador por el programa de Marcelo Tinelli, Showmatch. Pero claro, todo eso fue antes de darse de otra máxima de la política vernácula: “Las estadísticas mandan”. Y ahí todo indica que Scioli es quien tiene las de ganar y hasta en primera vuelta. Por eso a la jefa de Estado no le quedó otra que bajar a Randazzo y poner a uno de sus mejores hombres junto a quien tal vez sea el próximo que se siente en el sillón de Rivadavia. Sólo falta que lo mime un poco en la próxima cadena.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Otro giro K de Scioli: este domingo va a 678 por primera vez

En una muestra contundente del giro kirchnerista que empezó a dar a partir de su entronización como único candidato del Gobierno, Daniel Scioli concurrirá por primera vez, este domingo por la noche, al programa ultraoficialista 678.

El programa 678 fue en incontables ocasiones usado por la Casa Rosada para atacar a Scioli. Y el Gobernador nunca había asistido en los 6 años y 2 meses que lleva en el aire, desde marzo de 2009. Desde que Cristina Kirchner le impuso a Carlos Zannini como compañero de fórmula a Scioli, todo cambió. Y con aval de la Rosada el Gobernador terminó siendo invitado a este olimpo consagratorio ultra K.

Tamaño vaivén hace crujir los archivos de muchos en el círculo cerrado K. Así como ahora 678 recibe al candidato del gobierno, varios dirigentes kirchneristas tuvieron que rendirse ante Daniel Osvaldo Scioli, luego que Cristina Kirchner bendijera su candidatura poniéndole a Carlos Alberto Zannini como vice. En ese punto, su pasado los delata:

Luis D´Elía tal vez es el ejemplo más cabal de ello. Desde su cuenta de Twitter, el dirigente de MILES, se encargó de defenestrar al gobernador bonaerense acusándolo de ser funcional a la derecha, a Mauricio Macri, al Grupo Clarín, la Embajada de Estados Unidos, la Sociedad Rural, el Opus Dei y el Proceso militar/judicial.

Pero tras el anuncio del flamante binomio del Frente para la Victoria, se rindió a sus pies con un tuit: “Tenemos fórmula. Daniel Scioli-Carlos Zannini. Ahora todos unidos por cien años de nacionalismo popular democrático”.

A Hebe de Bonafini el ex motonauta nunca le cayó bien y siempre se encargó de decirlo. Polémica en sus declaraciones, la titular de Madres de Plaza de Mayo afirmó en enero de este año: “Scioli tiene alma de dictador”. ¿Qué dirá ahora que el bonaerense encabezará la única fórmula presidencial para garantizar “la continuidad del proyecto”?

Gabriel Mariotto, su vicegobernador, le hizo literalmente la vida imposible a Scioli en su rol de comisario político del “kirchnerismo puro”. Sin embargo, en un acto con intendentes y concejales bonaerenses a fines de mayo en el Hotel NH City and Tower, cuando aún no se sabía que el secretario de Legal y Técnica sería su compañero de fórmula celebró su candidatura. “Ganeremos en primera vuelta y no habrá segunda”, vaticinó Mariotto, recordando un viejo eslogan setentista.

Durante el verano pasado, Scioli se pegó una vuelta por el Espacio Clarín en Mar del Plata y La Cámpora estalló. Andrés “Cuervo” Larroque, Mariano Recalde, dirigentes de la agrupación fundada por el hijo de la Presidenta, hicieron fila para cuestionarlo. Meses después, iniciaron un operativo clamor que Máximo Kirchner sea su vice o encabece la lista a diputados bonaerenses. Mientras, el jefe de Gabinete camporista, Wado De Pedro, aceitaba los vínculos con el sciolismo tras la orden explícita de “cuidarlo a Daniel”.

Julián Domínguez, candidato a suceder a Scioli en la Provincia, tampoco le gustó su paso por el Espacio Clarín y le dijo que “no se puede estar bien con Dios y con el diablo”. Pero lo que más le disgustó fue su foto con la actriz Fátima Florez. “No es de buen peronista mostrarse con quien se burla de la Presidenta de todos los argentinos y de nuestro gobierno”, expresó a través de Twitter. Pero todo cambia: “Estoy contento con la fórmula @danielscioli y Carlos Zannini porque expresa el proyecto transformador que confude @CFKArgentina”, dijo por el mismo medio hace unos días.Desde el espacio de intelectuales K, denominado “Carta Abierta, atendieron en reiteradas oportunidades al mandatario bonaerense y expresaron su respaldo a la precandidatura de Florencio Randazzo, quien en un encuentro con los “pensadores K” en la Biblioteca Nacional bromeó acerca de que “el proyecto se quedaba manco” y cosechó risas y aplausos. Eduardo Jozami, uno de sus representantes, contó un insólito plan: Máximo vice para que después renuncie Scioli y un Kirchner vuelva al poder.

Tras el hecho consumado de un “Scioli para la Victoria”, Ricardo Forster, miembro de Carta Abierta y secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, celebró la noticia. Aunque dijo que todavía “tiene un camino por recorrer”.

Finalmente, la Presidenta “de todos los argentinos” lo criticó en privado, le bajó a su candidato para las PASO en la Ciudad, Gustavo Marangoni, le impidió estar en del escenario triunfal con Urtubey en Salta, lo cuestionó en actos públicos y hasta por cadena nacional.

“Quiero escuchar a los de mi espacio tirando ideas, no con pavadas o pantomimas”, dijo en un acto, días después del paso del gobernador por el programa de Marcelo Tinelli, Showmatch. Pero claro, todo eso fue antes de darse de otra máxima de la política vernácula: “Las estadísticas mandan”. Y ahí todo indica que Scioli es quien tiene las de ganar y hasta en primera vuelta. Por eso a la jefa de Estado no le quedó otra que bajar a Randazzo y poner a uno de sus mejores hombres junto a quien tal vez sea el próximo que se siente en el sillón de Rivadavia. Sólo falta que lo mime un poco en la próxima cadena.

comentarios

imagen imagen
Login