ciudadanodiario.com.ar
Otra vez Corralitos: asaltaron a una familia y se llevaron hasta las zapatillas
Cargando...
Por Redacción

Otra vez Corralitos: asaltaron a una familia y se llevaron hasta las zapatillas



Como si se tratara de una miniserie, Corralitos vuelve a ser protagonista de las llamadas “entraderas”. Esta vez fue un matrimonio el receptor de la visita inesperada de cuatro sujetos armados, que bajo amenazas los redujeron y se llevaron cuanto pudieron: dinero, elementos de electrónica, y zapatillas. Ante la presencia policial, los ladrones optaron por huir por los fondos de la casa, lanzando disparos al aire.


Todo comenzó a las 23:25 en Starase 9929, de Corralitos, Guaymallén. Allí vive el matrimonio compuesto por Marcelo Marino, de 41 años, y Gilda Betsabé Vargas, de 32. En medio del asalto, una vecina fue testigo del ataque y dio aviso a un sobrino suyo, que es policía. Cuando el uniformado llegó al lugar comenzó el intercambio de balas con los malvivientes, quienes dejaron marcas de disparos en la camioneta de Marino.


En el atraco, los sujetos se llevaron un bolso con calzado, tres celulares, una tablet, y $17.000 en efectivo. Nada se sabe de los atacantes, ya que escaparon guarecidos por la oscuridad.


En el hecho interviene la Fiscalía 19°, junto a la Comisaría 35°.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Otra vez Corralitos: asaltaron a una familia y se llevaron hasta las zapatillas

Como si se tratara de una miniserie, Corralitos vuelve a ser protagonista de las llamadas “entraderas”. Esta vez fue un matrimonio el receptor de la visita inesperada de cuatro sujetos armados, que bajo amenazas los redujeron y se llevaron cuanto pudieron: dinero, elementos de electrónica, y zapatillas. Ante la presencia policial, los ladrones optaron por huir por los fondos de la casa, lanzando disparos al aire.

Todo comenzó a las 23:25 en Starase 9929, de Corralitos, Guaymallén. Allí vive el matrimonio compuesto por Marcelo Marino, de 41 años, y Gilda Betsabé Vargas, de 32. En medio del asalto, una vecina fue testigo del ataque y dio aviso a un sobrino suyo, que es policía. Cuando el uniformado llegó al lugar comenzó el intercambio de balas con los malvivientes, quienes dejaron marcas de disparos en la camioneta de Marino.

En el atraco, los sujetos se llevaron un bolso con calzado, tres celulares, una tablet, y $17.000 en efectivo. Nada se sabe de los atacantes, ya que escaparon guarecidos por la oscuridad.

En el hecho interviene la Fiscalía 19°, junto a la Comisaría 35°.

comentarios

Login