ciudadanodiario.com.ar
Oscar volvió a la vida
Cargando...
Por Redacción

Oscar volvió a la vida



Oscar Morón, un hombre que cuida autos en la plaza de Villa Nueva, recuperó sus afectos y ahora duerme en el refugio El Camino, de Dorrego. Antes lo hacía en un baldío y estaba solo, pero gracias al seguimiento de los profesionales de la Dirección de Desarrollo Social de Guaymallén, pudo salir de la calle. Exactamente, un baldío frente a la plaza de Villa Nueva, era hasta hace poco el lugar en donde Morón pasaba sus noches. Allí comía, dormía y se vestía, luego de problemas familiares que lo obligaron a abandonar su hogar del barrio Las Viñas, en Buena Nueva. Llevaba más de un año viviendo en ese terreno abandonado, hasta que la Dirección de Desarrollo Social de Guaymallén dio con él y le ofreció ayuda.


Los casos como el de Oscar son detectados por el municipio y luego derivados a organismos provinciales. Allí, Emergencia Social tiene programas específicos para la atención de personas en situación de calle. Pero el engranaje clave para que el sistema funcione es el seguimiento. Luego de conseguirles un refugio, los ayudan con los chequeos médicos y con su documentación.


El trabajo de las profesionales de Desarrollo Social de Guaymallén fue cuidadoso. Primero rompieron el hielo y se ganaron la confianza de este hombre para que aceptara recibir ayuda. Luego le consiguieron un lugar en el refugio El Camino, ubicado en la esquina de Dorrego y Adolfo Calle. Lo pusieron en contacto con su hermana Hilda, que vive en Bermejo y no sabía que su hermano vivía en la calle. Le dieron una red bus con la que viaja a visitarla todos los días.


A estas tareas se le suma la coordinación con el área de Emergencia Social de la provincia, pero nada en esta cadena parece ser más importante que el trabajo de campo de los trabajadores sociales.  En estos casos existe un acompañamiento profesional que, de ser bien aplicado, puede tener resultados positivos, como ocurrió con Oscar Morón, quien ahora pedirá asesoramiento para tramitar una pensión por la incapacidad que le generaron sus 40 años de trabajo en la construcción.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Oscar volvió a la vida

Oscar Morón, un hombre que cuida autos en la plaza de Villa Nueva, recuperó sus afectos y ahora duerme en el refugio El Camino, de Dorrego. Antes lo hacía en un baldío y estaba solo, pero gracias al seguimiento de los profesionales de la Dirección de Desarrollo Social de Guaymallén, pudo salir de la calle. Exactamente, un baldío frente a la plaza de Villa Nueva, era hasta hace poco el lugar en donde Morón pasaba sus noches. Allí comía, dormía y se vestía, luego de problemas familiares que lo obligaron a abandonar su hogar del barrio Las Viñas, en Buena Nueva. Llevaba más de un año viviendo en ese terreno abandonado, hasta que la Dirección de Desarrollo Social de Guaymallén dio con él y le ofreció ayuda.

Los casos como el de Oscar son detectados por el municipio y luego derivados a organismos provinciales. Allí, Emergencia Social tiene programas específicos para la atención de personas en situación de calle. Pero el engranaje clave para que el sistema funcione es el seguimiento. Luego de conseguirles un refugio, los ayudan con los chequeos médicos y con su documentación.

El trabajo de las profesionales de Desarrollo Social de Guaymallén fue cuidadoso. Primero rompieron el hielo y se ganaron la confianza de este hombre para que aceptara recibir ayuda. Luego le consiguieron un lugar en el refugio El Camino, ubicado en la esquina de Dorrego y Adolfo Calle. Lo pusieron en contacto con su hermana Hilda, que vive en Bermejo y no sabía que su hermano vivía en la calle. Le dieron una red bus con la que viaja a visitarla todos los días.

A estas tareas se le suma la coordinación con el área de Emergencia Social de la provincia, pero nada en esta cadena parece ser más importante que el trabajo de campo de los trabajadores sociales.  En estos casos existe un acompañamiento profesional que, de ser bien aplicado, puede tener resultados positivos, como ocurrió con Oscar Morón, quien ahora pedirá asesoramiento para tramitar una pensión por la incapacidad que le generaron sus 40 años de trabajo en la construcción.

comentarios

Login