ciudadanodiario.com.ar
Oktoberfest
Cargando...
Por Redacción

Oktoberfest



Con la maleta plagada de “derrotas dignas” y un histórico triunfo ante Ante Sudáfrica (con la atenta mirada de los héroes del 65) Los Pumas llegaron a Inglaterra con buenas expectativas para el nano clima pero desapercibidos para el gran público.

Lo cierto es que los mundiales tienen su encanto, y de a poco victoria tras victoria ese gran público parece irse sumando al entusiasmo que despierta este equipo. El más televisivo en cuanto a lo vistoso de su juego desplegado desde el renacer Puma del 99.

Finalizada la primera rueda, o ronda clasificatoria y, a pesar, de compartir grupo con el gran candidato a quedarse con el título los poderosos All Blacks, el seleccionado argentino de rugby termino siendo el equipo más goleador de la primera fase. Apenas un dato estadístico, pero para la historia de nuestro rugby muy relevante.

Importante por qué habla de un cambio sustancial en el estilo Puma. Venerado y reconocido mundialmente por la “garra” o entrega, por “jugar con el corazón” pero que a través de la conducción desde lo dirigencial y competitivo de Agustín Pichot y de lo técnico-táctico de Daniel Hourcade (Head Coach) los Pumas no son solo huevo y corazón ahora también son inteligencia, destreza técnica del más alto nivel y rugby de alto vuelo en varios pasajes del juego.

Otro aspecto a destacar de estos nuevos Pumas o, Pumas 2.0 tiene que ver con el poderío físico y el importante recambio con el que cuenta Hourcade ya que el rigor físico de este Mundial sostenido durante los ochenta minutos pide una buena cantidad de cambios sí o si.

La goleada de hoy ante Namibia (64-19) fue otra muestra clara de este cambio. El próximo domingo, desde las 9hs de nuestro país, los Pumas tendrán en el estadio Millennium de Cardiff, la cita más importante hasta aquí, revivir el duelo del 99 ante la poderosa Irlanda que superó a Francia y que sin dudas es el mejor equipo europeo.
Seguramente será un duelo durísimo pero la actuación de los nuestros invita a creer que octubre puede seguir siendo una fiesta.


Por Gabriel Landart – Diario El Ciudadano on line


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Oktoberfest

Con la maleta plagada de “derrotas dignas” y un histórico triunfo ante Ante Sudáfrica (con la atenta mirada de los héroes del 65) Los Pumas llegaron a Inglaterra con buenas expectativas para el nano clima pero desapercibidos para el gran público.

Lo cierto es que los mundiales tienen su encanto, y de a poco victoria tras victoria ese gran público parece irse sumando al entusiasmo que despierta este equipo. El más televisivo en cuanto a lo vistoso de su juego desplegado desde el renacer Puma del 99.

Finalizada la primera rueda, o ronda clasificatoria y, a pesar, de compartir grupo con el gran candidato a quedarse con el título los poderosos All Blacks, el seleccionado argentino de rugby termino siendo el equipo más goleador de la primera fase. Apenas un dato estadístico, pero para la historia de nuestro rugby muy relevante.

Importante por qué habla de un cambio sustancial en el estilo Puma. Venerado y reconocido mundialmente por la “garra” o entrega, por “jugar con el corazón” pero que a través de la conducción desde lo dirigencial y competitivo de Agustín Pichot y de lo técnico-táctico de Daniel Hourcade (Head Coach) los Pumas no son solo huevo y corazón ahora también son inteligencia, destreza técnica del más alto nivel y rugby de alto vuelo en varios pasajes del juego.

Otro aspecto a destacar de estos nuevos Pumas o, Pumas 2.0 tiene que ver con el poderío físico y el importante recambio con el que cuenta Hourcade ya que el rigor físico de este Mundial sostenido durante los ochenta minutos pide una buena cantidad de cambios sí o si.

La goleada de hoy ante Namibia (64-19) fue otra muestra clara de este cambio. El próximo domingo, desde las 9hs de nuestro país, los Pumas tendrán en el estadio Millennium de Cardiff, la cita más importante hasta aquí, revivir el duelo del 99 ante la poderosa Irlanda que superó a Francia y que sin dudas es el mejor equipo europeo.
Seguramente será un duelo durísimo pero la actuación de los nuestros invita a creer que octubre puede seguir siendo una fiesta.

Por Gabriel Landart – Diario El Ciudadano on line

comentarios

Login