Cargando...
Por Redacción

Nuevos ataques aéreos sobre Kobane; Bagdad, fuera de peligro



La coalición internacional realizó este viernes nuevos ataques aéreos contra las posiciones del grupo Estado Islámico (EI) en la ciudad kurdosiria de Kobane, mientras Estados Unidos minimizaba la amenaza de los yihadistas sobre Bagdad, capital del vecino Irak. Los combatientes kurdos, que cuentan con la ayuda de unos ataques aéreos más precisos y numerosos, siguen resistiendo en Kobane a los embates de los yihadistas, un mes después de la ofensiva del EI contra esta ciudad de la frontera siroturca.


El futuro de esta localidad, símbolo de la lucha contra el grupo sunita ultrarradical, sigue siendo muy incierto, a pesar de los combates feroces que han causado cerca de 700 muertos, según una ONG, y provocado la huida de centenares de miles de habitantes de la región.


Los aviones de la coalición liderada por Estados Unidos lanzaron seis ataques contra el EI en Kani Arabane, un barrio del este, tras haber apuntado, en el norte, al cuartel general kurdo en poder de los yihadistas, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH). “Hay una coordinación entre fuerzas kurdas y estadounidenses; los kurdos les dan la ubicación exacta de los combates”, según el director del OSDH, Rami Abdel Rahman, cuya organización se apoya en una amplia red de informadores y activistas en el terreno.


Mientras tanto, el EI lanzó ofensivas en el este y cerca del centro de Kobane, al tiempo que la principal milicia kurda atacaba en el suroeste, indicó esta ONG.


Bagdad, fuera de peligro

El portavoz del Pentágono, John Kirby, reconoció que Kobane no es necesariamente un punto estratégico. “Lo que la vuelve importante es el hecho de que el EI la quiere. Cuanto más la quiere, más fuerzas y recursos despliega y más dianas nos ofrece”. Turquía por su lado ha desplegado tropas, carros de combate y artillería en la frontera, pero no ha intervenido.


Respecto a Irak, el Pentágono se mostró confiado sobre el futuro de Bagdad, a pesar del avance de los yihadistas, que controlan la mayor parte de la provincia de Al Anbar (oeste). “Creemos que Bagdad está fuera de peligro de una amenaza inminente”, dijo el Pentágono. “No hay concentraciones masivas de las fuerzas del EI a las afueras” de la ciudad, añadió.


En las zonas bajo su control, el EI cometió atrocidades que indignaron a la comunidad internacional, en particular las ejecuciones por decapitación de cuatro rehenes occidentales.


Estados Unidos excluyó recurrir a tropas terrestres para combatir a los yihadistas en el marco de una estrategia que consiste en reforzar el ejército y las fuerzas kurdas en Irak, así como los rebeldes “moderados” y los kurdos en Siria.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Nuevos ataques aéreos sobre Kobane; Bagdad, fuera de peligro

La coalición internacional realizó este viernes nuevos ataques aéreos contra las posiciones del grupo Estado Islámico (EI) en la ciudad kurdosiria de Kobane, mientras Estados Unidos minimizaba la amenaza de los yihadistas sobre Bagdad, capital del vecino Irak. Los combatientes kurdos, que cuentan con la ayuda de unos ataques aéreos más precisos y numerosos, siguen resistiendo en Kobane a los embates de los yihadistas, un mes después de la ofensiva del EI contra esta ciudad de la frontera siroturca.

El futuro de esta localidad, símbolo de la lucha contra el grupo sunita ultrarradical, sigue siendo muy incierto, a pesar de los combates feroces que han causado cerca de 700 muertos, según una ONG, y provocado la huida de centenares de miles de habitantes de la región.

Los aviones de la coalición liderada por Estados Unidos lanzaron seis ataques contra el EI en Kani Arabane, un barrio del este, tras haber apuntado, en el norte, al cuartel general kurdo en poder de los yihadistas, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH). “Hay una coordinación entre fuerzas kurdas y estadounidenses; los kurdos les dan la ubicación exacta de los combates”, según el director del OSDH, Rami Abdel Rahman, cuya organización se apoya en una amplia red de informadores y activistas en el terreno.

Mientras tanto, el EI lanzó ofensivas en el este y cerca del centro de Kobane, al tiempo que la principal milicia kurda atacaba en el suroeste, indicó esta ONG.

Bagdad, fuera de peligro
El portavoz del Pentágono, John Kirby, reconoció que Kobane no es necesariamente un punto estratégico. “Lo que la vuelve importante es el hecho de que el EI la quiere. Cuanto más la quiere, más fuerzas y recursos despliega y más dianas nos ofrece”. Turquía por su lado ha desplegado tropas, carros de combate y artillería en la frontera, pero no ha intervenido.

Respecto a Irak, el Pentágono se mostró confiado sobre el futuro de Bagdad, a pesar del avance de los yihadistas, que controlan la mayor parte de la provincia de Al Anbar (oeste). “Creemos que Bagdad está fuera de peligro de una amenaza inminente”, dijo el Pentágono. “No hay concentraciones masivas de las fuerzas del EI a las afueras” de la ciudad, añadió.

En las zonas bajo su control, el EI cometió atrocidades que indignaron a la comunidad internacional, en particular las ejecuciones por decapitación de cuatro rehenes occidentales.

Estados Unidos excluyó recurrir a tropas terrestres para combatir a los yihadistas en el marco de una estrategia que consiste en reforzar el ejército y las fuerzas kurdas en Irak, así como los rebeldes “moderados” y los kurdos en Siria.

comentarios

imagen imagen
Login