Cargando...
Por Redacción

Nueve asesinatos relacionados aterroriza una ciudad de Canadá



La policía canadiense confirmó en la víspera de año nuevo la muerte de nueve personas en Edmonton, en la provincia canadiense de Alberta, dos de ellos menores, en tres diferentes puntos de la ciudad como consecuencia de “trágicos incidentes de violencia doméstica”.


El jefe de la policía de Edmonton, Rod Knecht, dijo en una rueda de prensa que aunque las fuerzas de seguridad todavía investigan lo sucedido, la hipótesis es que el autor de los asesinatos se suicidó poco después de cometer los crímenes.


“Estos sucesos no parecen estar relacionados con bandas criminales sino que son trágicos incidentes de violencia doméstica”, explicó Knecht, quien precisó que la policía “no está buscando otros sospechosos”.


Según el relato proporcionado por Knecht, un individuo entró armado en una vivienda de Edmonton y mató a tiros a una mujer. Poco después, la policía recibió una llamada relacionada con un individuo del que su familia temía que estaba deprimido y con tendencias suicidas. Los uniformados acudieron a la vivienda pero al no recibir respuesta y no observar nada sospechoso, los agentes abandonaron la dirección sin entrar en el domicilio.


Pero horas después, la policía regresó al domicilio, donde encontró los cuerpos de siete personas, entre ellos dos menores a los que Knecht describió como un niño y una niña de “muy poca edad”.


Finalmente, las fuerzas de seguridad localizaron en la cercana localidad de Ford Saskatchewan un vehículo relacionado con el individuo cuya familia había dado la alerta que presentaba señales de depresión y que estaba asociado con el primer asesinato. En el interior de un restaurante, los agentes hallaron el cuerpo sin vida del sospechoso de las ocho muertes.


Knecht no proporcionó las identidades de los fallecidos y añadió que las muertes son el “peor asesinato en masa” de Edmonton desde hace 60 años.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Nueve asesinatos relacionados aterroriza una ciudad de Canadá

La policía canadiense confirmó en la víspera de año nuevo la muerte de nueve personas en Edmonton, en la provincia canadiense de Alberta, dos de ellos menores, en tres diferentes puntos de la ciudad como consecuencia de “trágicos incidentes de violencia doméstica”.

El jefe de la policía de Edmonton, Rod Knecht, dijo en una rueda de prensa que aunque las fuerzas de seguridad todavía investigan lo sucedido, la hipótesis es que el autor de los asesinatos se suicidó poco después de cometer los crímenes.

“Estos sucesos no parecen estar relacionados con bandas criminales sino que son trágicos incidentes de violencia doméstica”, explicó Knecht, quien precisó que la policía “no está buscando otros sospechosos”.

Según el relato proporcionado por Knecht, un individuo entró armado en una vivienda de Edmonton y mató a tiros a una mujer. Poco después, la policía recibió una llamada relacionada con un individuo del que su familia temía que estaba deprimido y con tendencias suicidas. Los uniformados acudieron a la vivienda pero al no recibir respuesta y no observar nada sospechoso, los agentes abandonaron la dirección sin entrar en el domicilio.

Pero horas después, la policía regresó al domicilio, donde encontró los cuerpos de siete personas, entre ellos dos menores a los que Knecht describió como un niño y una niña de “muy poca edad”.

Finalmente, las fuerzas de seguridad localizaron en la cercana localidad de Ford Saskatchewan un vehículo relacionado con el individuo cuya familia había dado la alerta que presentaba señales de depresión y que estaba asociado con el primer asesinato. En el interior de un restaurante, los agentes hallaron el cuerpo sin vida del sospechoso de las ocho muertes.

Knecht no proporcionó las identidades de los fallecidos y añadió que las muertes son el “peor asesinato en masa” de Edmonton desde hace 60 años.

comentarios

imagen imagen
Login