ciudadanodiario.com.ar
Nueva York suaviza su política policial contra la marihuana
Cargando...
Por Redacción

Nueva York suaviza su política policial contra la marihuana



La policía de Nueva York dejará de detener a las personas que posean hasta 25 gramos de marihuana y se limitará a citarlas ante el juez, que podría imponerles una multa o la sanción que considere oportuna, según anunció este lunes el alcalde Bill de Blasio, en un cambio radical de la política contra el pequeño delito mantenida durante años por los regidores conservadores Rudolph Giuliani yMichael Bloomberg.


El objetivo del nuevo alcalde demócrata es cumplir con una de las promesas que le llevaron al poder y mitigar los efectos indeseados del stop and frisk (la policía puede parar y registrar a una persona simplemente por su aspecto), que tantas quejas ha provocado de las organizaciones de derechos civiles por considerar que estigmatiza a las minorías afroamericana y latina.


Hasta ahora, las personas a las que se les incautaba una pequeña cantidad de marihuana en Nueva York eran detenidas, esposadas y trasladadas a la comisaría, donde se les tomaban las huellas digitales y se les fotografiaba. Transcurridas unas horas, eran puestas en libertad con una citación judicial para seis u ocho semanas después.


A partir de ahora, el detenido podrá seguir su camino para comparecer ante el juez en un plazo determinado. En el caso de que el afectado esté fumando en público, se encuentre cerca de un colegio o no vaya identificado se mantendrá el arresto. Por supuesto, las personas que estén en busca y captura o bajo investigación policial también serán conducidas a la comisaría. El alcalde consideró “crucial” que los jóvenes porten siempre un documento identificativo.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Nueva York suaviza su política policial contra la marihuana

La policía de Nueva York dejará de detener a las personas que posean hasta 25 gramos de marihuana y se limitará a citarlas ante el juez, que podría imponerles una multa o la sanción que considere oportuna, según anunció este lunes el alcalde Bill de Blasio, en un cambio radical de la política contra el pequeño delito mantenida durante años por los regidores conservadores Rudolph Giuliani yMichael Bloomberg.

El objetivo del nuevo alcalde demócrata es cumplir con una de las promesas que le llevaron al poder y mitigar los efectos indeseados del stop and frisk (la policía puede parar y registrar a una persona simplemente por su aspecto), que tantas quejas ha provocado de las organizaciones de derechos civiles por considerar que estigmatiza a las minorías afroamericana y latina.

Hasta ahora, las personas a las que se les incautaba una pequeña cantidad de marihuana en Nueva York eran detenidas, esposadas y trasladadas a la comisaría, donde se les tomaban las huellas digitales y se les fotografiaba. Transcurridas unas horas, eran puestas en libertad con una citación judicial para seis u ocho semanas después.

A partir de ahora, el detenido podrá seguir su camino para comparecer ante el juez en un plazo determinado. En el caso de que el afectado esté fumando en público, se encuentre cerca de un colegio o no vaya identificado se mantendrá el arresto. Por supuesto, las personas que estén en busca y captura o bajo investigación policial también serán conducidas a la comisaría. El alcalde consideró “crucial” que los jóvenes porten siempre un documento identificativo.

comentarios

Login