Masacre en una secundaria de Florida: hay al menos 17 muertos
Cargando...

Masacre en una secundaria de Florida: hay al menos 17 muertos

Un nuevo tiroteo enlutó el miércoles a Estados Unidos: 17 personas murieron en una escuela de Florida, en una jornada de horror donde estudiantes aterrados evacuaron las instalaciones tras los disparos, mientras otros escondidos en las aulas pedían ayuda por mensajes de texto.

Esta matanza en el Día de San Valentín, una de las peores en el país en 25 años, ocurrió en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, una ciudad a unos 80 kilómetros al norte de Miami, luego de que un exalumno de 19 años abriera fuego hacia el fin del horario de clases, dijo la policía.

"Tenemos 17 víctimas confirmadas. 12 de ellos estaban dentro del edificio, dos víctimas estaban justo fuera y otra en una calle adyacente. Dos personas perdieron la vida ya en el hospital", dijo el jefe de policía del condado de Broward, Scott Israel, calificando la escena del crimen como "horrible".

El sospechoso, que está bajo custodia, fue identificado como Nicolas Cruz y había sido expulsado por "razones disciplinarias".

"Ya hemos comenzado a examinar sus cuentas en las redes sociales y algunas de las cosas que nos vienen a la mente son muy, muy inquietantes", dijo Israel. "Creemos que tenía un rifle AR- 15", agregó.

Cruz fue arrestado sin incidentes en la cercana ciudad de Coral Springs y llevado al hospital con heridas leves, añadió.

Un maestro de la escuela declaró al diario Miami Herald que Cruz había sido identificado anteriormente como una amenaza potencial para sus compañeros de clase.

"El año pasado nos dijeron que no se le permitía ingresar a la escuela con una mochila", dijo el maestro de matemáticas Jim Gard.

"Hubo problemas con él el año pasado por amenazas a los estudiantes, y creo que se le pidió que abandonara las instalaciones".

Una fuente de la policía dijo a CBS News que el atacante activó una alarma de incendio antes de empezar a disparar.

El tiroteo, uno de 18 registrados en Estados Unidos desde el comienzo del año, vuelve a poner sobre el tapete la epidemia de violencia armada en el país y el fácil acceso a las armas, con 33.000 muertes anuales relacionadas con armas de fuego.

"Es un día horrible para nosotros", dijo el superintendente del distrito escolar, Robert Runcie.

Israel coincidió: "Es un día terrible para Parkland".

La alcaldesa de Parkland, Christine Hunschofsky, dijo a CNN que habló con varios estudiantes tras el tiroteo que comenzó sobre las 14H00 (19H00 GMT).

"Estaban muy asustados", afirmó. "Y casi en estado de shock cuando salieron".

Consultada sobre la seguridad en la escuela, a la que concurren unos 3.000 estudiantes, Hunschofskyn dijo que había siempre un oficial de policía presente y que las instalaciones tienen un "único punto de ingreso".

La televisión mostró estudiantes evacuando el lugar, algunos con los brazos en alto, mientras oficiales de policía con cascos, chalecos antibalas y armas automáticas vigilaban varios puntos alrededor del complejo escolar.

De acuerdo con Robert Runcie, superintendente de las escuelas del condado de Brower, donde está localizada la secundaria Marjory Stoneman Douglas, hubo varios muertos y se trata de "una situación horrible".

"Es un día horroroso para todos nosotros", dijo el funcionario.

En tanto, la oficina del jefe de la policía local afirmó en la red Twitter que había arrestado a una persona.

"El tirador está ahora bajo custodia. El escenario aún está activo", apuntó la policía. Poco antes, la misma oficina del jefe policial había informado que recibió "reportes de víctimas" como consecuencia del tiroteo.

Por su parte la alcaldesa de la localidad de Parkland, Christine Hunschofsky, dijo a la red de televisión CNN que "es una situación trágica para todos los involucrados", y añadió que cuando logró hablar con algunos de los estudiantes estaban "muy asustados".

Uno de esos alumnos, que no fue identificado, dijo a la cadena local WSVN 7 que en la clase escucharon "la alarma de incendios y todos pensamos que era un ejercicio. Pero ya habíamos realizado ese ejercicio, entonces no nos tomamos el aviso seriamente".

A su vez, la joven Jeiella Dodoo dijo que también escuchó la alarma contra incendios y el grupo comenzó a salir de la escuela.

"Escuché unos seis disparos, y todo el mundo comenzó a correr".

En un mensaje en la red Twitter, el presidente Donald Trump ofreció sus "plegarias y condolencias" a las familias de las víctimas.

"Ningún niño, maestro o cualquier otra persona debería sentirse inseguro en una escuela estadounidense", señaló el presidente.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Masacre en una secundaria de Florida: hay al menos 17 muertos

Un nuevo tiroteo enlutó el miércoles a Estados Unidos: 17 personas murieron en una escuela de Florida, en una jornada de horror donde estudiantes aterrados evacuaron las instalaciones tras los disparos, mientras otros escondidos en las aulas pedían ayuda por mensajes de texto.

Esta matanza en el Día de San Valentín, una de las peores en el país en 25 años, ocurrió en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, una ciudad a unos 80 kilómetros al norte de Miami, luego de que un exalumno de 19 años abriera fuego hacia el fin del horario de clases, dijo la policía.

"Tenemos 17 víctimas confirmadas. 12 de ellos estaban dentro del edificio, dos víctimas estaban justo fuera y otra en una calle adyacente. Dos personas perdieron la vida ya en el hospital", dijo el jefe de policía del condado de Broward, Scott Israel, calificando la escena del crimen como "horrible".

El sospechoso, que está bajo custodia, fue identificado como Nicolas Cruz y había sido expulsado por "razones disciplinarias".

"Ya hemos comenzado a examinar sus cuentas en las redes sociales y algunas de las cosas que nos vienen a la mente son muy, muy inquietantes", dijo Israel. "Creemos que tenía un rifle AR- 15", agregó.

Cruz fue arrestado sin incidentes en la cercana ciudad de Coral Springs y llevado al hospital con heridas leves, añadió.

Un maestro de la escuela declaró al diario Miami Herald que Cruz había sido identificado anteriormente como una amenaza potencial para sus compañeros de clase.

"El año pasado nos dijeron que no se le permitía ingresar a la escuela con una mochila", dijo el maestro de matemáticas Jim Gard.

"Hubo problemas con él el año pasado por amenazas a los estudiantes, y creo que se le pidió que abandonara las instalaciones".

Una fuente de la policía dijo a CBS News que el atacante activó una alarma de incendio antes de empezar a disparar.

El tiroteo, uno de 18 registrados en Estados Unidos desde el comienzo del año, vuelve a poner sobre el tapete la epidemia de violencia armada en el país y el fácil acceso a las armas, con 33.000 muertes anuales relacionadas con armas de fuego.

"Es un día horrible para nosotros", dijo el superintendente del distrito escolar, Robert Runcie.

Israel coincidió: "Es un día terrible para Parkland".

La alcaldesa de Parkland, Christine Hunschofsky, dijo a CNN que habló con varios estudiantes tras el tiroteo que comenzó sobre las 14H00 (19H00 GMT).

"Estaban muy asustados", afirmó. "Y casi en estado de shock cuando salieron".

Consultada sobre la seguridad en la escuela, a la que concurren unos 3.000 estudiantes, Hunschofskyn dijo que había siempre un oficial de policía presente y que las instalaciones tienen un "único punto de ingreso".

La televisión mostró estudiantes evacuando el lugar, algunos con los brazos en alto, mientras oficiales de policía con cascos, chalecos antibalas y armas automáticas vigilaban varios puntos alrededor del complejo escolar.

De acuerdo con Robert Runcie, superintendente de las escuelas del condado de Brower, donde está localizada la secundaria Marjory Stoneman Douglas, hubo varios muertos y se trata de "una situación horrible".

"Es un día horroroso para todos nosotros", dijo el funcionario.

En tanto, la oficina del jefe de la policía local afirmó en la red Twitter que había arrestado a una persona.

"El tirador está ahora bajo custodia. El escenario aún está activo", apuntó la policía. Poco antes, la misma oficina del jefe policial había informado que recibió "reportes de víctimas" como consecuencia del tiroteo.

Por su parte la alcaldesa de la localidad de Parkland, Christine Hunschofsky, dijo a la red de televisión CNN que "es una situación trágica para todos los involucrados", y añadió que cuando logró hablar con algunos de los estudiantes estaban "muy asustados".

Uno de esos alumnos, que no fue identificado, dijo a la cadena local WSVN 7 que en la clase escucharon "la alarma de incendios y todos pensamos que era un ejercicio. Pero ya habíamos realizado ese ejercicio, entonces no nos tomamos el aviso seriamente".

A su vez, la joven Jeiella Dodoo dijo que también escuchó la alarma contra incendios y el grupo comenzó a salir de la escuela.

"Escuché unos seis disparos, y todo el mundo comenzó a correr".

En un mensaje en la red Twitter, el presidente Donald Trump ofreció sus "plegarias y condolencias" a las familias de las víctimas.

"Ningún niño, maestro o cualquier otra persona debería sentirse inseguro en una escuela estadounidense", señaló el presidente.

 

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login