Justicia argentina: el kirchnerismo deberá enfrentar un fin de año "negro"
Cargando...
Por Redacción
publicidad"

Justicia argentina: el kirchnerismo deberá enfrentar un fin de año "negro"

A un año y nueve meses de haber dejado la Casa Rosada, Cristina Kirchner y sus funcionarios más representativos enfrentarán meses complejos en la justicia.

 

Indagatorias, inicio de juicios orales, posibles procesamientos alimentan un “calendario negro” en plena campaña electoral, para la ex Presidenta, Julio De Vido, José López, Roberto Baratta y la procuradora Alejandra Gils Carbó.

 

Según detalla el diario Clarín, en dos semanas, con los motores de la campaña electoral encendidos, el ex ministro de Planificación Federal enfrentará su primer juicio oral.

 

Estará frente al Tribunal Oral Federal 4 (TOF4) por sus responsabilidades institucionales en la tragedia de Once. La fotografía no le será ajena a la ex Presidenta.

 

Para esa misma fecha del 27 de septiembre, incluso un poco antes, el juez Claudio Bonadio podría ponerle fecha a la indagatoria a Cristina Kirchner y su ex canciller Héctor Timerman en la causapor el encubrimiento del atentado a la AMIA a través del pacto con Irán.

 

Esta investigación, inspirada en la denuncia que Alberto Nisman hizo contra la ex Presidenta cinco días antes de morir, se unificó esta semana con la causa gemela por traición a la Patria.

 

Sólo seis días más transcurrirán hasta que otra imagen incómoda para la candidata a Senadora sea noticia: el 3 de octubre Amado Boudou, su ex vicepresidente, estará nuevamente en el banquillo de los acusados en la causa donde se lo acusa de coimas y negociaciones incompatibles con la función pública, por la compra de la calcográfica Ciccone.

 

Ese 3 de octubre será intenso: De Vido estará en Comodoro Py para declarar ante el juez Bonadio por las irregularidades en las contrataciones de buques con gas natural licuado por los que se llegaron a pagar 15 mil millones de dólares.

 

En los próximos días, el almanaque judicial podría traer otra mala noticia para la ex Jefa de Estado: la Sala I de la Cámara Federal (ya sin el polémico juez Eduardo Freiler), podría confirmar el procesamiento por asociación ilícita y administración fraudulenta contra Cristina, De Vido, José López, Carlos Kirchner (entre otros ex funcionarios K) y Lázaro Báez por el direccionamiento en la obra pública a favor del Grupo Austral. Esto la dejaría cada vez más cerca de un “mega juicio por corrupción”.

 

Por delante queda la definición del juez Sebastián Casanello sobre la situación procesal de De Vido y José López en la causa “Skanska”, donde se los acusa de haber cobrado sobornos para que la empresa ganara obras para la construcción de los gasoductos en el norte y el sur del país.

 

En las próximas semanas, el ex secretario de obras públicas estará más cerca de su primer juicio oral. El juez Daniel Rafecas está por elevar la causa por enriquecimiento ilícito contra López, preso hace quince meses.

 

Será recién en noviembre, después de los comicios y a más de un mes y medio de jurar como senadora por la provincia de Buenos Aires, que Cristina volverá a los Tribunales de Comodoro Py para declarar en otra causa por lavado de dinero.

 

Frente al juez Ercolini, que la procesó en obra pública, deberá explicar las maniobras investigadas en Hotesur SA (la firma empresarial dueña del hotel Alto Calafate).

 

El 9 de noviembre fue citada a indagatoria, y pocos días después serán sus hijos Máximo y Florencia quienes deberán declarar en esta causa.

 

En el interín, Julio De Vido deberá declarar el 28 de noviembre en la causa por la mina Río Turbio, acusado de malversación de 26.000 millones de pesos. Un complejo escenario.

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Justicia argentina: el kirchnerismo deberá enfrentar un fin de año "negro"

A un año y nueve meses de haber dejado la Casa Rosada, Cristina Kirchner y sus funcionarios más representativos enfrentarán meses complejos en la justicia.

 

Indagatorias, inicio de juicios orales, posibles procesamientos alimentan un “calendario negro” en plena campaña electoral, para la ex Presidenta, Julio De Vido, José López, Roberto Baratta y la procuradora Alejandra Gils Carbó.

 

Según detalla el diario Clarín, en dos semanas, con los motores de la campaña electoral encendidos, el ex ministro de Planificación Federal enfrentará su primer juicio oral.

 

Estará frente al Tribunal Oral Federal 4 (TOF4) por sus responsabilidades institucionales en la tragedia de Once. La fotografía no le será ajena a la ex Presidenta.

 

Para esa misma fecha del 27 de septiembre, incluso un poco antes, el juez Claudio Bonadio podría ponerle fecha a la indagatoria a Cristina Kirchner y su ex canciller Héctor Timerman en la causapor el encubrimiento del atentado a la AMIA a través del pacto con Irán.

 

Esta investigación, inspirada en la denuncia que Alberto Nisman hizo contra la ex Presidenta cinco días antes de morir, se unificó esta semana con la causa gemela por traición a la Patria.

 

Sólo seis días más transcurrirán hasta que otra imagen incómoda para la candidata a Senadora sea noticia: el 3 de octubre Amado Boudou, su ex vicepresidente, estará nuevamente en el banquillo de los acusados en la causa donde se lo acusa de coimas y negociaciones incompatibles con la función pública, por la compra de la calcográfica Ciccone.

 

Ese 3 de octubre será intenso: De Vido estará en Comodoro Py para declarar ante el juez Bonadio por las irregularidades en las contrataciones de buques con gas natural licuado por los que se llegaron a pagar 15 mil millones de dólares.

 

En los próximos días, el almanaque judicial podría traer otra mala noticia para la ex Jefa de Estado: la Sala I de la Cámara Federal (ya sin el polémico juez Eduardo Freiler), podría confirmar el procesamiento por asociación ilícita y administración fraudulenta contra Cristina, De Vido, José López, Carlos Kirchner (entre otros ex funcionarios K) y Lázaro Báez por el direccionamiento en la obra pública a favor del Grupo Austral. Esto la dejaría cada vez más cerca de un “mega juicio por corrupción”.

 

Por delante queda la definición del juez Sebastián Casanello sobre la situación procesal de De Vido y José López en la causa “Skanska”, donde se los acusa de haber cobrado sobornos para que la empresa ganara obras para la construcción de los gasoductos en el norte y el sur del país.

 

En las próximas semanas, el ex secretario de obras públicas estará más cerca de su primer juicio oral. El juez Daniel Rafecas está por elevar la causa por enriquecimiento ilícito contra López, preso hace quince meses.

 

Será recién en noviembre, después de los comicios y a más de un mes y medio de jurar como senadora por la provincia de Buenos Aires, que Cristina volverá a los Tribunales de Comodoro Py para declarar en otra causa por lavado de dinero.

 

Frente al juez Ercolini, que la procesó en obra pública, deberá explicar las maniobras investigadas en Hotesur SA (la firma empresarial dueña del hotel Alto Calafate).

 

El 9 de noviembre fue citada a indagatoria, y pocos días después serán sus hijos Máximo y Florencia quienes deberán declarar en esta causa.

 

En el interín, Julio De Vido deberá declarar el 28 de noviembre en la causa por la mina Río Turbio, acusado de malversación de 26.000 millones de pesos. Un complejo escenario.

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login