Polémica por la Red Bus: al final... ganó la solidaridad
Cargando...
Orlando Tirapu

Polémica por la Red Bus: al final... ganó la solidaridad

Más de 5.000 mendocinos contestaron  una encuesta en Facebook  sobre la polémica generada alrededor de prestar o no la tarjeta Red Bus a otro pasajero.

El Gobierno lanzó una campaña solicitando “no prestarla” y la ciudadanía le dio la espalda en forma rotunda. Del total de participantes que respondieron a la pregunta “¿Le pagarías el pasaje a otra persona?”, el 92% dijo que sí, mientras el resto apoya la iniciativa del Ejecutivo

Una encuesta a través de Facebook entre los lectores de El Ciudadano sobre el polémico pedido que le hizo el Gobierno a la sociedad  de “no prestar la tarjeta Red Bus”, determinó un fuerte rechazo de la ciudadanía mendocina.

Puntualmente, la consulta popular en redes sociales era: “¿Vos de qué lado estás?” y las opciones de respuestas fueron: “#YoPrestoLaTarjeta” y “#YoNoPrestoLaTarjeta”

 

Más de 5.000 personas contestaron al sondeo y los resultados fueron catastróficos para la iniciativa de imponer un sistema de exclusividad en el uso del plástico de la polémica.

Del total de participantes, el 92% dijo que presta la Red Bus, mientras que el resto no.

La consulta virtual de El Ciudadano  –luego replicada por otros medios en redes sociales–, además de ofrecer opciones de respuesta por la positiva o la negativa, también brindaba la posibilidad de justificar la posición tomada frente a esta problemática.

El comentario con más aceptación del público fue el de Glenda Yacante Flores, quién escribió “Yo sí presto es mi decisión!! Y cuando me prestan siempre pago demás x q valoro el esfuerzo del otro de cargar su tarjeta!! Aca en zona el sauce colonia segovia y Colonia Molina NO HAY NINGUN LUGAR DE RECARGA!!!”. (Sic)

Por el contrario, Natalí Pérez, usuaria habitual del transporte público de pasajeros, dijo: “No presto mi tarjeta. Pero también me pregunto: cuando la máquina del micro no funciona... ¿quien se hace cargo si hay un accidente? Para mí,  el chófer debería darnos un comprobante por usar el servicio. ¿Por qué nadie reclama eso? Entonces si el Gobierno se pone a exigir, seamos parejos”. (Sic)

 

Migraña oficialista

El debate comenzó hace tres semanas, cuando la pasajera Patricia Stibel estuvo siete horas demorada en una comisaría de Las Heras porque otro pasajero le habría pagado el pasaje, motivo por el cual la mujer se quedó sin comprobante.

Días más tarde, el propio gobernador Alfredo Cornejo dijo “no creerle a la mujer” y la víctima lo terminó denunciando ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

Lo cierto es que la causa en la oficina “antidiscriminación” no trascendió y el Gobierno dobló la apuesta difundiendo un video en las pantallas de los colectivos, en el que se pedía “no prestar la tarjeta” y bajo ningún punto de vista “pedir que te paguen el pasaje”.

Esta situación generó un importante revuelo en las redes sociales las cuales. mostraron un total rechazo a una medida que “atenta contra la solidaridad entre los mendocinos”.

La campaña promovida en las unidades generó fuertes polémicas, ya que el video también aclara que la Red Bus es intransferible y que no se le puede prestar a otro pasajero. En contraposición a esta medida, la ONG Protectora señaló que lo único intransferible es el abono personal. Por eso solicitó al Gobierno de Mendoza que retorne el boleto de papel cuando se requiera, que se habilite una especie de saldo negativo para emergencias y que se incorporen puntos de carga.
 

La ONG Protectora pide por el regreso del boleto a los micros de Mendoza

Luego de los episodios policiales en colectivos, en los que se detuvo a usuarios que no disponían de la tarjeta Red Bus, la ONG Protectora solicitó al Ejecutivo  que implemente políticas para que  vuelva el boleto a Mendoza.

Por eso, el titular de la ONG y candidato a diputado nacional por Mendoza Mario Vadillo, explicó por qué es importante que vuelva el boleto de papel. "Son numerosos los reclamos recibidos por los usuarios del transporte público por la falta de boleto, ya que solamente queda a disposición del pasajero el sitio web de la Secretaria de Transporte de Registro para conocer el saldo e imprimir los boletos de viaje”, explicó.

Además aseguró que con esta medida “se está violando el derecho del pasajero ante la falta de posibilidad de pago con dinero, ya que no existe en las paradas ninguna forma de comprar el pasaje, derecho que debe estar asegurado para todos los usuarios que utilizan el servicio de transporte público de pasajeros".

Respecto de la campaña que recientemente fue difundida en algunos colectivos, Vadillo señaló que "estos mensajes atacan la solidaridad social, violan la propiedad privada del dueño de la tarjeta y quiebran el único eslabón que posibilita el acceso al transporte cuando el sistema es defectuoso".

"Si el Estado no garantiza la accesibilidad para que se pueda cargar la tarjeta, solo la solidaridad social te permite viajar", expresa el abogado de la ONG.

Por todo eso, desde la entidad solicitaron la aplicación de tres puntos fundamentales:

1°) La emisión del boleto de papel por parte de la máquina para quien lo requiera.

2°) Establecer un crédito de saldo en la tarjeta para emergencias, que se pagaría en la próxima recarga.

3°) Mayores puntos de recargas accesibles en distancias y horarios a las paradas.

"El Estado debe garantizar que el servicio de transporte público, en todas sus formas, se brinde sin preferencias ni discriminación alguna, asegurando la confiabilidad, libre acceso, higiene, seguridad, uso generalizado y complementariedad", finalizó Vadillo.

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Polémica por la Red Bus: al final... ganó la solidaridad

Más de 5.000 mendocinos contestaron  una encuesta en Facebook  sobre la polémica generada alrededor de prestar o no la tarjeta Red Bus a otro pasajero.

El Gobierno lanzó una campaña solicitando “no prestarla” y la ciudadanía le dio la espalda en forma rotunda. Del total de participantes que respondieron a la pregunta “¿Le pagarías el pasaje a otra persona?”, el 92% dijo que sí, mientras el resto apoya la iniciativa del Ejecutivo

imagen

Una encuesta a través de Facebook entre los lectores de El Ciudadano sobre el polémico pedido que le hizo el Gobierno a la sociedad  de “no prestar la tarjeta Red Bus”, determinó un fuerte rechazo de la ciudadanía mendocina.

Puntualmente, la consulta popular en redes sociales era: “¿Vos de qué lado estás?” y las opciones de respuestas fueron: “#YoPrestoLaTarjeta” y “#YoNoPrestoLaTarjeta”

 

Más de 5.000 personas contestaron al sondeo y los resultados fueron catastróficos para la iniciativa de imponer un sistema de exclusividad en el uso del plástico de la polémica.

Del total de participantes, el 92% dijo que presta la Red Bus, mientras que el resto no.

La consulta virtual de El Ciudadano  –luego replicada por otros medios en redes sociales–, además de ofrecer opciones de respuesta por la positiva o la negativa, también brindaba la posibilidad de justificar la posición tomada frente a esta problemática.

El comentario con más aceptación del público fue el de Glenda Yacante Flores, quién escribió “Yo sí presto es mi decisión!! Y cuando me prestan siempre pago demás x q valoro el esfuerzo del otro de cargar su tarjeta!! Aca en zona el sauce colonia segovia y Colonia Molina NO HAY NINGUN LUGAR DE RECARGA!!!”. (Sic)

Por el contrario, Natalí Pérez, usuaria habitual del transporte público de pasajeros, dijo: “No presto mi tarjeta. Pero también me pregunto: cuando la máquina del micro no funciona... ¿quien se hace cargo si hay un accidente? Para mí,  el chófer debería darnos un comprobante por usar el servicio. ¿Por qué nadie reclama eso? Entonces si el Gobierno se pone a exigir, seamos parejos”. (Sic)

 

Migraña oficialista

El debate comenzó hace tres semanas, cuando la pasajera Patricia Stibel estuvo siete horas demorada en una comisaría de Las Heras porque otro pasajero le habría pagado el pasaje, motivo por el cual la mujer se quedó sin comprobante.

Días más tarde, el propio gobernador Alfredo Cornejo dijo “no creerle a la mujer” y la víctima lo terminó denunciando ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

Lo cierto es que la causa en la oficina “antidiscriminación” no trascendió y el Gobierno dobló la apuesta difundiendo un video en las pantallas de los colectivos, en el que se pedía “no prestar la tarjeta” y bajo ningún punto de vista “pedir que te paguen el pasaje”.

Esta situación generó un importante revuelo en las redes sociales las cuales. mostraron un total rechazo a una medida que “atenta contra la solidaridad entre los mendocinos”.

La campaña promovida en las unidades generó fuertes polémicas, ya que el video también aclara que la Red Bus es intransferible y que no se le puede prestar a otro pasajero. En contraposición a esta medida, la ONG Protectora señaló que lo único intransferible es el abono personal. Por eso solicitó al Gobierno de Mendoza que retorne el boleto de papel cuando se requiera, que se habilite una especie de saldo negativo para emergencias y que se incorporen puntos de carga.
 

La ONG Protectora pide por el regreso del boleto a los micros de Mendoza

Luego de los episodios policiales en colectivos, en los que se detuvo a usuarios que no disponían de la tarjeta Red Bus, la ONG Protectora solicitó al Ejecutivo  que implemente políticas para que  vuelva el boleto a Mendoza.

Por eso, el titular de la ONG y candidato a diputado nacional por Mendoza Mario Vadillo, explicó por qué es importante que vuelva el boleto de papel. "Son numerosos los reclamos recibidos por los usuarios del transporte público por la falta de boleto, ya que solamente queda a disposición del pasajero el sitio web de la Secretaria de Transporte de Registro para conocer el saldo e imprimir los boletos de viaje”, explicó.

Además aseguró que con esta medida “se está violando el derecho del pasajero ante la falta de posibilidad de pago con dinero, ya que no existe en las paradas ninguna forma de comprar el pasaje, derecho que debe estar asegurado para todos los usuarios que utilizan el servicio de transporte público de pasajeros".

Respecto de la campaña que recientemente fue difundida en algunos colectivos, Vadillo señaló que "estos mensajes atacan la solidaridad social, violan la propiedad privada del dueño de la tarjeta y quiebran el único eslabón que posibilita el acceso al transporte cuando el sistema es defectuoso".

"Si el Estado no garantiza la accesibilidad para que se pueda cargar la tarjeta, solo la solidaridad social te permite viajar", expresa el abogado de la ONG.

Por todo eso, desde la entidad solicitaron la aplicación de tres puntos fundamentales:

1°) La emisión del boleto de papel por parte de la máquina para quien lo requiera.

2°) Establecer un crédito de saldo en la tarjeta para emergencias, que se pagaría en la próxima recarga.

3°) Mayores puntos de recargas accesibles en distancias y horarios a las paradas.

"El Estado debe garantizar que el servicio de transporte público, en todas sus formas, se brinde sin preferencias ni discriminación alguna, asegurando la confiabilidad, libre acceso, higiene, seguridad, uso generalizado y complementariedad", finalizó Vadillo.

 

 

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login