Corea del Norte aseguró que continuará su programa nuclear "hasta el final"
Cargando...

Corea del Norte aseguró que continuará su programa nuclear "hasta el final"

Corea del Norte prometió este miércoles acelerar su programa militar nuclear en respuesta a las "maléficas" sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU tras su sexto ensayo llevado a cabo mediante el lanzamiento de un misil balístico.

 

"La adopción de otra resolución que involucra sanciones ilegales y maléficas impulsadas por Estados Unidos; permite a la RPDC comprobar que el camino que eligió adoptar es absolutamente correcto", indicó el ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores en un comunicado publicado por la agencia oficial KCNA, refiriéndose al país por las iniciales de su nombre oficial, la República Popular Democrática de Corea. "La RPDC redoblará sus esfuerzos para aumentar su fuerza con el fin de proteger la soberanía del país y su derecho a la existencia", agregó el ministerio.

 

El Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad este pasado lunes la octava resolución de sanciones con respecto a Corea del Norte para que renuncie a sus programa de desarrollo de misiles balísticos nucleares de largo alcance. El texto prevé un embargo sobre las exportaciones de gas hacia Corea del Norte, una limitación de las exportaciones de petróleo y de productos refinados y la prohibición de las exportaciones norcoreanas de productos textiles.
  

Hace poco más de un mes, el Consejo de Seguridad había aprobado sanciones para privar al régimen norcoreano de un tercio de sus ingresos, esto es 1.000 millones de dólares anuales ( más de 834 millones de euros).

 

El ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores consideró que la resolución es "una provocación odiosa que busca privar a Corea del Norte de sus derechos legítimos a la autodefensa y asfixiar a su Estado y a su población mediante un bloqueo económico total".

 

En Seúl, el ministerio de Unificación afirmó, sin embargo, que se trata de la "respuesta más moderada [de Pyongyang] a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU".


   - Escepticismo -

 

Washington y sus aliados esperan que el endurecimiento de las sanciones obligará al régimen de Kim Jong-Un a regresar a la mesa de negociaciones, pero algunos expertos expresaron su escepticismo en cuanto al alcance del texto y subrayaron que las sanciones anteriores no habían impedido que el programa de misiles norcoreano progresara de forma muy acelerada.
  

La administración estadounidense quería imponer a Corea del Norte un embargo total sobre sus importaciones de petróleo y congelar los bienes de su cúpula dirigencial, aunque tuvo que acordar unas medidas menos duras para lograr el acuerdo de China y Rusia en el Consejo de Seguridad. La nueva resolución prevé limitar las entregas de petróleo a Corea del Norte a  un nivel inferior con respecto a los últimos doce meses.
  

El texto prohíbe, además, la concesión de nuevos permisos de trabajo a los cerca de 93.000 norcoreanos que trabajan en el extranjero y constituyen una importante fuente de ingresos para el régimen.

 

Después de haber probado dos misiles con un "supuesto" alcance intercontinental en julio, Corea del Norte efectuó el 3 de setiembre su sexto ensayo nuclear, el más importante hasta la fecha. Pyongyang afirmó haber probado una ojiva de hidrógeno lo suficientemente pequeña para ser instalada en un misil.

 

Según expertos del sitio estadounidense "38 North", vinculado a la Universidad John Hopkins, la energía liberada de la detonación fue de "cerca de 250 kilotoneladas", 16 veces la potencia de la bomba que arrasó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945.

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Corea del Norte aseguró que continuará su programa nuclear "hasta el final"

Corea del Norte prometió este miércoles acelerar su programa militar nuclear en respuesta a las "maléficas" sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU tras su sexto ensayo llevado a cabo mediante el lanzamiento de un misil balístico.

 

"La adopción de otra resolución que involucra sanciones ilegales y maléficas impulsadas por Estados Unidos; permite a la RPDC comprobar que el camino que eligió adoptar es absolutamente correcto", indicó el ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores en un comunicado publicado por la agencia oficial KCNA, refiriéndose al país por las iniciales de su nombre oficial, la República Popular Democrática de Corea. "La RPDC redoblará sus esfuerzos para aumentar su fuerza con el fin de proteger la soberanía del país y su derecho a la existencia", agregó el ministerio.

 

El Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad este pasado lunes la octava resolución de sanciones con respecto a Corea del Norte para que renuncie a sus programa de desarrollo de misiles balísticos nucleares de largo alcance. El texto prevé un embargo sobre las exportaciones de gas hacia Corea del Norte, una limitación de las exportaciones de petróleo y de productos refinados y la prohibición de las exportaciones norcoreanas de productos textiles.
  

Hace poco más de un mes, el Consejo de Seguridad había aprobado sanciones para privar al régimen norcoreano de un tercio de sus ingresos, esto es 1.000 millones de dólares anuales ( más de 834 millones de euros).

 

El ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores consideró que la resolución es "una provocación odiosa que busca privar a Corea del Norte de sus derechos legítimos a la autodefensa y asfixiar a su Estado y a su población mediante un bloqueo económico total".

 

En Seúl, el ministerio de Unificación afirmó, sin embargo, que se trata de la "respuesta más moderada [de Pyongyang] a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU".


   - Escepticismo -

 

Washington y sus aliados esperan que el endurecimiento de las sanciones obligará al régimen de Kim Jong-Un a regresar a la mesa de negociaciones, pero algunos expertos expresaron su escepticismo en cuanto al alcance del texto y subrayaron que las sanciones anteriores no habían impedido que el programa de misiles norcoreano progresara de forma muy acelerada.
  

La administración estadounidense quería imponer a Corea del Norte un embargo total sobre sus importaciones de petróleo y congelar los bienes de su cúpula dirigencial, aunque tuvo que acordar unas medidas menos duras para lograr el acuerdo de China y Rusia en el Consejo de Seguridad. La nueva resolución prevé limitar las entregas de petróleo a Corea del Norte a  un nivel inferior con respecto a los últimos doce meses.
  

El texto prohíbe, además, la concesión de nuevos permisos de trabajo a los cerca de 93.000 norcoreanos que trabajan en el extranjero y constituyen una importante fuente de ingresos para el régimen.

 

Después de haber probado dos misiles con un "supuesto" alcance intercontinental en julio, Corea del Norte efectuó el 3 de setiembre su sexto ensayo nuclear, el más importante hasta la fecha. Pyongyang afirmó haber probado una ojiva de hidrógeno lo suficientemente pequeña para ser instalada en un misil.

 

Según expertos del sitio estadounidense "38 North", vinculado a la Universidad John Hopkins, la energía liberada de la detonación fue de "cerca de 250 kilotoneladas", 16 veces la potencia de la bomba que arrasó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945.

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login