Carta abierta de un Lobo herido
Cargando...
Fernando Montaña

Carta abierta de un Lobo herido

El frustrado ascenso generó la tristeza de los hinchas de Gimnasia. Reproducimos el texto emotivo de uno de ellos

 

Gentileza: Carlos Enrique Guzzo

 

"Gimnasia perdió en los penales contra Mitre, dirán los titulares de los diarios que nadie querrá leer. 

 

Y Serán muchos gimnasistas esos lectores, los mismos que vivieron la alegría de despertar una mañana con una Mendoza maravillosa vestida de blanco, y los mismos que sufrieron la tristeza de no poder ascender , ascenso que la historia del club y ellos largamente merecen.

 

Yo no me voy a quedar con las palabras y frases como “ campañón”, “se hizo lo humanamente posible” u “otra vez será”, porque a pesar de que tienen gran parte de verdad, también es cierto que si no podés darte cuenta de los errores, perdés la autocrítica y al creer que sos el mejor antes de jugar un partido, te pasa como la liebre que se durmió la siesta y perdió con la tortuga.

 

Hay muchos aspectos positivos que dejó este torneo en donde se finalizó tercero, habiendo dos cupos para el ascenso, pero también otros negativos, que dejó este maratónico campeonato, como tantos otros que inventó la AFA para destruir a las ligas provinciales.

 

Y desgraciadamente, termina cayendo mucho sobre el cuerpo técnico y los jugadores, porque si bien al campeonato lo juegan todos, los fanáticos, los ángeles blanquinegros, los dirigentes y los ex jugadores , son ellos quienes salen al campo de juego, los que tienen la última palabra más allá de lo que sabemos que pasa a veces con los árbitros y también en los piringundines, donde se sientan los mafiosos a dibujar resultados.

 

Y sí, admito que hubo mucho entusiasmo tras la clasificación contra Defensores de Ramallo, que fue en realidad, una mezcla de rebeldía y aciertos en varios cambios del Lechuga, entrando jugadores que a gritos pedían ser considerados por aquellos días como Marín, Garay, Oga y Navarro.

 

Pero ya a esa altura , y aun en el pentagonal, al Lobo no le sobraba nada. 

 

Es más, le faltaba fútbol creativo, que tuvo a cuentagotas y que salvo la noche en Santiago del Estero tuvo su máxima expresión, en el desastre de Salta.

 

A partir de allí, recién con los salteños, el técnico junto a los dirigentes se dieron cuenta que Riera no era el refuerzo más adecuado que se necesitaba y fueron por Daniel Garro,porque las sanciones a Cucchi y los pocos minutos que jugaba el Mago, quizás por cuestiones físicas, habían dejado un equipo con una falta de juego asociado alarmante que se quiso compensar, y vaya que lo hizo, con actitud porque con esta última se llegó hasta una de las tardes más tristes que viví en mi vida.

 

Después, todos ya lo sabemos, bronca, lágrimas ,desazón, que se traducirán después de un corto duelo, en esperanzas, alegrías e ilusiones, para volver a empezar. 

 

Empezar a construir la posibilidad de un ascenso con armas limpias como las que utilizó, con virtudes y defectos ,la dirigencia y los muchachos del plantel con el cuerpo técnico.

 

Eso sí, sin escritorios ni negociados ni árbitros apalabrados para festejar campañas de ficción como debe ser. Y esto último, vos sabes porque te lo digo , y si sangro por la herida para algunos, pues que siga sangrando, la herida, como quizás lo hacen, la de los hombres lobos que amanecen con las vestiduras desgarradas, sin saber que pasó o creer haber tenido una pesadilla,en una noche de furia.

 

Pero después de las pesadillas, aparecen los sueños, y después de estas lágrimas aparecen las sonrisas, y por eso esta noche miro al cielo desde mi ventana y le agradezco a la vida, seguro como vos, por los que tengo al lado, por los que no tengo y extraño, y por sobre todo, le agradezco , con los ojos tan brillosos como los tuyos, por poder seguir yendo al estadio Victor Antonio Legrotaglie para juntarnos a cantar por Gimnasia y Esgrima de Mendoza, algún par de frases como estas:“Soy del Lobo,soy del Lobo, soy de Lobo, yo soy” y “ Y Dale, y Dale y Dale Lobo, Dale”.

 

Vamos , te pido que no aflojés porque a mí ahora me tiembla la voz y se me hace un nudo en la garganta. Y te juro que cuando a vos te pase, me avisés a mí o a otro hermano Lobo, y así nos vamos turnando, y esperamos que todo cambie,porque en la vida Todo Cambia. Y si no, escuchala a Mercedes Sosa, y vas a ver que pronto el destino nos tiene preparados varias alegrías. Será cuestión de fe, cuestión de esperanza".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Carta abierta de un Lobo herido

imagen

El frustrado ascenso generó la tristeza de los hinchas de Gimnasia. Reproducimos el texto emotivo de uno de ellos

 

Gentileza: Carlos Enrique Guzzo

 

"Gimnasia perdió en los penales contra Mitre, dirán los titulares de los diarios que nadie querrá leer. 

 

Y Serán muchos gimnasistas esos lectores, los mismos que vivieron la alegría de despertar una mañana con una Mendoza maravillosa vestida de blanco, y los mismos que sufrieron la tristeza de no poder ascender , ascenso que la historia del club y ellos largamente merecen.

 

Yo no me voy a quedar con las palabras y frases como “ campañón”, “se hizo lo humanamente posible” u “otra vez será”, porque a pesar de que tienen gran parte de verdad, también es cierto que si no podés darte cuenta de los errores, perdés la autocrítica y al creer que sos el mejor antes de jugar un partido, te pasa como la liebre que se durmió la siesta y perdió con la tortuga.

 

Hay muchos aspectos positivos que dejó este torneo en donde se finalizó tercero, habiendo dos cupos para el ascenso, pero también otros negativos, que dejó este maratónico campeonato, como tantos otros que inventó la AFA para destruir a las ligas provinciales.

 

Y desgraciadamente, termina cayendo mucho sobre el cuerpo técnico y los jugadores, porque si bien al campeonato lo juegan todos, los fanáticos, los ángeles blanquinegros, los dirigentes y los ex jugadores , son ellos quienes salen al campo de juego, los que tienen la última palabra más allá de lo que sabemos que pasa a veces con los árbitros y también en los piringundines, donde se sientan los mafiosos a dibujar resultados.

 

Y sí, admito que hubo mucho entusiasmo tras la clasificación contra Defensores de Ramallo, que fue en realidad, una mezcla de rebeldía y aciertos en varios cambios del Lechuga, entrando jugadores que a gritos pedían ser considerados por aquellos días como Marín, Garay, Oga y Navarro.

 

Pero ya a esa altura , y aun en el pentagonal, al Lobo no le sobraba nada. 

 

Es más, le faltaba fútbol creativo, que tuvo a cuentagotas y que salvo la noche en Santiago del Estero tuvo su máxima expresión, en el desastre de Salta.

 

A partir de allí, recién con los salteños, el técnico junto a los dirigentes se dieron cuenta que Riera no era el refuerzo más adecuado que se necesitaba y fueron por Daniel Garro,porque las sanciones a Cucchi y los pocos minutos que jugaba el Mago, quizás por cuestiones físicas, habían dejado un equipo con una falta de juego asociado alarmante que se quiso compensar, y vaya que lo hizo, con actitud porque con esta última se llegó hasta una de las tardes más tristes que viví en mi vida.

 

Después, todos ya lo sabemos, bronca, lágrimas ,desazón, que se traducirán después de un corto duelo, en esperanzas, alegrías e ilusiones, para volver a empezar. 

 

Empezar a construir la posibilidad de un ascenso con armas limpias como las que utilizó, con virtudes y defectos ,la dirigencia y los muchachos del plantel con el cuerpo técnico.

 

Eso sí, sin escritorios ni negociados ni árbitros apalabrados para festejar campañas de ficción como debe ser. Y esto último, vos sabes porque te lo digo , y si sangro por la herida para algunos, pues que siga sangrando, la herida, como quizás lo hacen, la de los hombres lobos que amanecen con las vestiduras desgarradas, sin saber que pasó o creer haber tenido una pesadilla,en una noche de furia.

 

Pero después de las pesadillas, aparecen los sueños, y después de estas lágrimas aparecen las sonrisas, y por eso esta noche miro al cielo desde mi ventana y le agradezco a la vida, seguro como vos, por los que tengo al lado, por los que no tengo y extraño, y por sobre todo, le agradezco , con los ojos tan brillosos como los tuyos, por poder seguir yendo al estadio Victor Antonio Legrotaglie para juntarnos a cantar por Gimnasia y Esgrima de Mendoza, algún par de frases como estas:“Soy del Lobo,soy del Lobo, soy de Lobo, yo soy” y “ Y Dale, y Dale y Dale Lobo, Dale”.

 

Vamos , te pido que no aflojés porque a mí ahora me tiembla la voz y se me hace un nudo en la garganta. Y te juro que cuando a vos te pase, me avisés a mí o a otro hermano Lobo, y así nos vamos turnando, y esperamos que todo cambie,porque en la vida Todo Cambia. Y si no, escuchala a Mercedes Sosa, y vas a ver que pronto el destino nos tiene preparados varias alegrías. Será cuestión de fe, cuestión de esperanza".

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login