Especialistas ponen en duda el rostro de Da Vinci que conocemos
Cargando...
Por Redacción
publicidad"

Especialistas ponen en duda el rostro de Da Vinci que conocemos

 

Entrevista a Christian Gálvez – Presentador y escritor español

 

Por: Virginia Rizzi

 

Christian Gálvez, conocido por su trabajo en televisión Española, ya que desde hace 10 años conduce “Pasapalabra” por Telecinco, es escritor, conferencista y ha sido reconocido como experto mundial en Leonardo Da Vinci.

 

Un español, afable, empático, culto y con 3 novelas renacentistas publicadas, en septiembre visitará Argentina para presentar su reciente libro “Leonardo Da Vinci, cara a cara”, en dónde Gálvez pone en duda que el famoso retrato del genio que todos conocemos, realmente coincida con el verdadero rostro de Leonardo.

 

1- Durante muchos años te has desempeñado como actor y como presentador, llegando a ser uno de los más importantes de España. Sin embargo ¿es la literatura tu lugar favorito? O te sentís cómodo en ambos sitios? 

 

Me siento cómodo en la faceta de presentador de televisión y también en la de escritor. Ten en cuenta que escribo sobre el Renacimiento, una época en la que se valoraba la multidisciplina. De todas formas, cualquier lugar es bueno para que uno se sienta cómodo siempre y cuando uno se vaya a la cama con la conciencia tranquila y sin dejar que le afecten los prejuicios.
 

 

2- Da Vinci, ocupa un lugar fundamental en tu vida. ¿Cómo fue que el genio renacentista llegó a ser tan importante para vos?

 

Cuando descubrí que Leonardo tiene menos enigmas de lo que la gente cree y los pocos que tiene son más importantes de lo que la gente piensa. Todo el mundo admira al genio, pero pocos conocen al hombre. Después de mucho investigar se me presentó un Leonardo muy distinto al que me habían contado. Un hombre que de niño fue iletrado, ilegítimo, que evolucionó con posibilidades de ser bipolar, disléxico y con déficit de atención. Dista mucho de la imagen que se nos ha presentado.
 

 

3- También te dedicas a presentar conferencias motivacionales para empresas. ¿Leonardo es un referente para vos en este campo?

 

Por supuesto. Leonardo es un claro ejemplo de motivación personal y profesional. Leonardo fracasó en Florencia, Milán, Venecia y Roma. Solo triunfó los tres últimos años de su vida, en Francia. Eso lo llamamos en el siglo XXI “fuga de cerebros”. A pesar del fracaso, nunca dejó de intentarlo. Gracias a la curiosidad, a la observación, a la perseverancia, al sacrificio y a la pasión hizo lo que hizo, aunque fuera reconocido tarde.


 

4- El Renacimiento quizá es la época más radiante que tuvo la historia, Firenze es cuna de este movimiento, qué significan estas dos palabras en tu vida (Renacimiento y Firenze) y por qué?

 

Firenze es la ciudad donde me gustaría vivir y morir. Es un lugar donde me siento como en casa. Me siento fiorentino. Allí disfruto con el arte, con la ciudad, con mi mujer. El Renacimiento es una época de nuevas oportunidades. No sólo fue el arte como mucha gente cree. Fue una situación histórica donde el ser humano se convirtió en un adolescente rebelde que deja de hacer caso a papá, en este caso Dios, y busca explicaciones para todo lo que sucede. De ahí el antropocentrismo. Dios ya no es el culpable de que caigan rayos, tiene que haber una explicación científica. Y esa ansia de saber, de formularse preguntas y buscar curiosamente respuestas es lo que dio lugar a un avance sin igual.
 

5- En tu último libro, has sembrado la duda, acerca del verdadero rostro del genio Da Vinci, ¿cómo llegaste allí?

 

En realidad es a través de la curiosidad. Quise elegir un rostro para mi novela “Matar a Leonardo da Vinci”, que ya se publicó en Argentina, y en ese texto quise arrancar esa pátina de genialidad y presentar al hombre de carne y hueso, con sus virtudes y sus defectos, sus éxitos y sus fracasos. Por ese motivo rechacé la idea de utilizar el rostro que todo el mundo cree que representa a Leonardo da Vinci, el mal llamado “Autorretrato”. A partir de ahí busqué otros rostros y me llamó la atención el hecho de que Leonardo fuera retratado de una manera desde 1519 hasta 1810, y desde 1810 hasta el día de hoy de otra muy diferente. Me puse a investigar y descubrí que hay más de lo que nuestros ojos ven.
 

 

6- "Siempre, en todo lo que nos rodea, hay más de lo que los ojos ven" relataste, ¿qué crees que pasará en cuanto a la posible exhumación del cuerpo de Leonardo?

 

No sabemos con exactitud qué pasará, ya que en lo concerniente a la investigación y a la divulgación científica es tan importante el camino como el resultado. La idea es extraer ADN, ya que a partir de ahí se pueden realizar numerosísimos estudios, pero estamos en un momento en el cual no podemos facilitar demasiada información.
 

 

7- Sabemos que estudias desde hace mucho tiempo el rostro de Da Vinci ¿por qué?

 

Porque me parece injusto no saber cuál es la cara de una persona que estudió los rostros y realizó ejercicios de fisonomía durante toda su vida. A día de hoy, se utiliza un supuesto autorretrato como elemento de marketing. Hoy no hay ninguna prueba científica, artística, histórica o literaria que demuestre que ese supuesto autorretrato representa al maestro florentino. Sin embargo, hay otras imágenes que tienen muchas más posibilidades de representar a Leonardo da Vinci y se están ninguneando. 
Es una cuestión de justicia divina.
 

 

8- ¿Puedes adelantar a tus lectores mendocinos, cuál es el nuevo reto de Christian Gálvez

 

De momento acabar con la trilogía de los artistas en las “Crónicas del Renacimiento”. Comencé con “Matar a Leonardo da Vinci”, continué con “Rezar por Miguel Ángel” y terminaré con “Salvar a Rafael”. Después, para 2019, volveré con una investigación en torno a Leonardo da Vinci.


9- ¿Quién es Leonardo en tu vida?

 

Un referente. Me aparto de la palabra “ídolo” pues los ídolos no tienen defectos y si los tienen, los ocultamos. Es la admiración por encima de todas las cosas. Sin embargo, cuando considerar a alguien como un referente, eres consciente de los fallos y los errores de aquel a quien admiras. Utilizas esos errores para ser mejor y no divinizas a aquel o aquella a quien admiras. Es un ser humano como yo.

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Especialistas ponen en duda el rostro de Da Vinci que conocemos

 

Entrevista a Christian Gálvez – Presentador y escritor español

 

Por: Virginia Rizzi

 

Christian Gálvez, conocido por su trabajo en televisión Española, ya que desde hace 10 años conduce “Pasapalabra” por Telecinco, es escritor, conferencista y ha sido reconocido como experto mundial en Leonardo Da Vinci.

 

Un español, afable, empático, culto y con 3 novelas renacentistas publicadas, en septiembre visitará Argentina para presentar su reciente libro “Leonardo Da Vinci, cara a cara”, en dónde Gálvez pone en duda que el famoso retrato del genio que todos conocemos, realmente coincida con el verdadero rostro de Leonardo.

 

1- Durante muchos años te has desempeñado como actor y como presentador, llegando a ser uno de los más importantes de España. Sin embargo ¿es la literatura tu lugar favorito? O te sentís cómodo en ambos sitios? 

 

Me siento cómodo en la faceta de presentador de televisión y también en la de escritor. Ten en cuenta que escribo sobre el Renacimiento, una época en la que se valoraba la multidisciplina. De todas formas, cualquier lugar es bueno para que uno se sienta cómodo siempre y cuando uno se vaya a la cama con la conciencia tranquila y sin dejar que le afecten los prejuicios.
 

 

2- Da Vinci, ocupa un lugar fundamental en tu vida. ¿Cómo fue que el genio renacentista llegó a ser tan importante para vos?

 

Cuando descubrí que Leonardo tiene menos enigmas de lo que la gente cree y los pocos que tiene son más importantes de lo que la gente piensa. Todo el mundo admira al genio, pero pocos conocen al hombre. Después de mucho investigar se me presentó un Leonardo muy distinto al que me habían contado. Un hombre que de niño fue iletrado, ilegítimo, que evolucionó con posibilidades de ser bipolar, disléxico y con déficit de atención. Dista mucho de la imagen que se nos ha presentado.
 

 

3- También te dedicas a presentar conferencias motivacionales para empresas. ¿Leonardo es un referente para vos en este campo?

 

Por supuesto. Leonardo es un claro ejemplo de motivación personal y profesional. Leonardo fracasó en Florencia, Milán, Venecia y Roma. Solo triunfó los tres últimos años de su vida, en Francia. Eso lo llamamos en el siglo XXI “fuga de cerebros”. A pesar del fracaso, nunca dejó de intentarlo. Gracias a la curiosidad, a la observación, a la perseverancia, al sacrificio y a la pasión hizo lo que hizo, aunque fuera reconocido tarde.


 

4- El Renacimiento quizá es la época más radiante que tuvo la historia, Firenze es cuna de este movimiento, qué significan estas dos palabras en tu vida (Renacimiento y Firenze) y por qué?

 

Firenze es la ciudad donde me gustaría vivir y morir. Es un lugar donde me siento como en casa. Me siento fiorentino. Allí disfruto con el arte, con la ciudad, con mi mujer. El Renacimiento es una época de nuevas oportunidades. No sólo fue el arte como mucha gente cree. Fue una situación histórica donde el ser humano se convirtió en un adolescente rebelde que deja de hacer caso a papá, en este caso Dios, y busca explicaciones para todo lo que sucede. De ahí el antropocentrismo. Dios ya no es el culpable de que caigan rayos, tiene que haber una explicación científica. Y esa ansia de saber, de formularse preguntas y buscar curiosamente respuestas es lo que dio lugar a un avance sin igual.
 

5- En tu último libro, has sembrado la duda, acerca del verdadero rostro del genio Da Vinci, ¿cómo llegaste allí?

 

En realidad es a través de la curiosidad. Quise elegir un rostro para mi novela “Matar a Leonardo da Vinci”, que ya se publicó en Argentina, y en ese texto quise arrancar esa pátina de genialidad y presentar al hombre de carne y hueso, con sus virtudes y sus defectos, sus éxitos y sus fracasos. Por ese motivo rechacé la idea de utilizar el rostro que todo el mundo cree que representa a Leonardo da Vinci, el mal llamado “Autorretrato”. A partir de ahí busqué otros rostros y me llamó la atención el hecho de que Leonardo fuera retratado de una manera desde 1519 hasta 1810, y desde 1810 hasta el día de hoy de otra muy diferente. Me puse a investigar y descubrí que hay más de lo que nuestros ojos ven.
 

 

6- "Siempre, en todo lo que nos rodea, hay más de lo que los ojos ven" relataste, ¿qué crees que pasará en cuanto a la posible exhumación del cuerpo de Leonardo?

 

No sabemos con exactitud qué pasará, ya que en lo concerniente a la investigación y a la divulgación científica es tan importante el camino como el resultado. La idea es extraer ADN, ya que a partir de ahí se pueden realizar numerosísimos estudios, pero estamos en un momento en el cual no podemos facilitar demasiada información.
 

 

7- Sabemos que estudias desde hace mucho tiempo el rostro de Da Vinci ¿por qué?

 

Porque me parece injusto no saber cuál es la cara de una persona que estudió los rostros y realizó ejercicios de fisonomía durante toda su vida. A día de hoy, se utiliza un supuesto autorretrato como elemento de marketing. Hoy no hay ninguna prueba científica, artística, histórica o literaria que demuestre que ese supuesto autorretrato representa al maestro florentino. Sin embargo, hay otras imágenes que tienen muchas más posibilidades de representar a Leonardo da Vinci y se están ninguneando. 
Es una cuestión de justicia divina.
 

 

8- ¿Puedes adelantar a tus lectores mendocinos, cuál es el nuevo reto de Christian Gálvez

 

De momento acabar con la trilogía de los artistas en las “Crónicas del Renacimiento”. Comencé con “Matar a Leonardo da Vinci”, continué con “Rezar por Miguel Ángel” y terminaré con “Salvar a Rafael”. Después, para 2019, volveré con una investigación en torno a Leonardo da Vinci.


9- ¿Quién es Leonardo en tu vida?

 

Un referente. Me aparto de la palabra “ídolo” pues los ídolos no tienen defectos y si los tienen, los ocultamos. Es la admiración por encima de todas las cosas. Sin embargo, cuando considerar a alguien como un referente, eres consciente de los fallos y los errores de aquel a quien admiras. Utilizas esos errores para ser mejor y no divinizas a aquel o aquella a quien admiras. Es un ser humano como yo.

 

 

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login