En Mendoza fuma uno de cada cinco adolescentes
Cargando...

En Mendoza fuma uno de cada cinco adolescentes

 

Expertos alertan que los modernos  cigarrillos saborizados son utilizados como estrategia para inducir a menores al consumo. La edad de iniciación tabáquica bajó a 12 años y  todos los especialistas le atribuyen el fenómeno a la multiplicidad de sabores que por estos días traen los puchos “con onda”.

 

Uno de cada cinco adolescentes mendocinos, de entre 13 y 15 años, fuma, y la mayoría de ellos comienza a consumir cigarrillos a partir de los 12, en tanto que una ONG denuncia que las tabacaleras intentan atraer a menores al consumo mediante la promoción de cigarrillos saborizados.

 

Los datos fueron difundidos por la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) en la Argentina.

 

La entidad –en base a un estudio realizado por la John Hopkins Bloomberg School of Public Health (JHSPH), de Estados Unidos, realizado en la Argentina y otros cinco países– alertó que las empresas tabacaleras implementan estrategias de captación de fumadores niños a través de cigarrillos saborizados.

 

La FIC recuerda que “en nuestro país, la Ley Nacional  26.687 prohíbe la publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco, pero permite, con algunas restricciones, la publicidad en el interior de los quioscos. 

 

Por otro lado, cinco provincias –entre las que se incluye Mendoza– han sancionado leyes más protectoras que establecen una prohibición completa de publicidad, sin excepciones. No obstante, ninguna de estas normativas prohíbe en forma explícita la exhibición de productos de tabaco en los quioscos, por lo cual se podría hablar de una ley obsoleta.

 

Nuevos sabores para conservar clientes 

El estudio impulsado por la JHSPH, en el marco del V Congreso Latinoamericano y del Caribe Tabaco o Salud, que se desarrolla en Uruguay, reflejó que en varias ciudades de América latina (Buenos Aires, Mendoza, Rosario, Córdoba, Rio de Janeiro, Santiago de Chile y Lima, entre otras) la industria tabacalera despliega una “estrategia de comercialización de productos en los puntos de venta para atraer a los niños y niñas y promover su iniciación en el tabaquismo”.

 

En el estudio se relevaron 825 puntos de venta en las 25 ciudades, ubicados a menos de 250 metros de escuelas primarias y secundarias. De cuerdo al resultado, 703 (el 85,2%) vendían cigarrillos con mentol u otros descriptores de sabor y 589 (el 71,4%) vendían cigarrillos con cápsulas de sabor. 

 

El informe destaca además que un 92,3% de los puntos de venta observados que vendían cigarrillos saborizados, tenían estos productos dispuestos en exhibidores y un 34,3% mostraban anuncios publicitarios. 

 

Al respecto, Marita Pizarro, codirectora ejecutiva de FIC Argentina, sostuvo que “el relevamiento nos confirma que la estrategia de exhibición de productos de tabaco en los quioscos es una táctica global de las tabacaleras para atraer a los chicos al consumo”. 

 

“En la Argentina, donde tenemos una restricción parcial de la publicidad, promoción y patrocinio de los productos de tabaco, la industria se vuelca hacia la exhibición de cigarrillos, especialmente de los saborizados, para que parezcan inofensivos y se naturalice su consumo”, explicó Pizarro.

 

Hoy fumadores pasivos, mañana cadáveres comunes

Al menos uno de cada tres empleados públicos no fumadores están expuestos al humo de tabaco en su oficina, según lo reveló una encuesta realizada entre trabajadores de los Ministerios de Salud, Educación, Desarrollo Social y otras áreas de gobierno de siete provincias argentinas, entre las que se incluye Mendoza. Si bien hay un amplio apoyo a la legislación de ambientes libres de humo, el relevamiento puso en evidencia la necesidad de mejorar el cumplimiento de la normativa para proteger la salud en todos los espacios de trabajo.

 

La encuesta fue realizada por la FIC Argentina y la Alianza Libre de Humo Argentina (ALIAR) a 1.061 empleados públicos –varones y mujeres– de los poderes ejecutivos de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), La Plata, Neuquén, Mendoza, Paraná, San Juan y Ushuaia.

 

El sondeo reflejó que el 34% de los no fumadores estuvieron expuestos al humo de tabaco ajeno uno o más días en la semana previa a la encuesta. En este punto, se identificaron importantes diferencias entre ciudades: 58% estuvieron expuestos a humo ajeno en La Plata, 55% en Mendoza, 35% en Paraná, 34% en San Juan, 30% en la CABA, 26% en Ushuaia y 7% en Neuquén.

 

La investigación, realizada entre abril de 2015 y junio de 2016, buscó conocer el grado de exposición a humo ajeno en oficinas públicas y, en paralelo, indagar sobre la percepción de los empleados públicos en relación al cumplimiento de las normas de ambientes libres de humo. 

 

En este sentido, el 75% de los encuestados señaló que su percepción de cumplimiento de la ley fue “muy buena" o “buena", mientras que el 25% restante indicó que fue “regular" o “mala".

 

Leyes obsoletas y “de fantasía”

En 2011 la Argentina sancionó la Ley Nacional N° 26.687, que establece la implementación de ambientes 100% libres de humo de tabaco en todos los espacios cerrados de acceso público y lugares de trabajo. 

 

Además, 19 provincias más han adherido a esta ley nacional o han sancionado normas propias que establecen la prohibición de fumar en espacios cerrados de acceso público.  Se trata de una norma que tiene amplia aceptación en la población: el 95% de los empleados de oficinas públicas encuestados –tanto hombres como mujeres– apoyan la legislación que prohíbe fumar en espacios cerrados de acceso público y lugares de trabajo.

 

La investigación reflejó que a pesar de la vigencia de normativas y del amplio apoyo que reciben de la población, es necesario fortalecer la implementación de las regulaciones de ambientes libres de humo en los edificios públicos. El incumplimiento varía según la región y el problema es más grave aún es que en algunas jurisdicciones libres de humo continua sin ser reglamentada.


Asesino serial: el pucho mata a seis millones de personas por año 

Alrededor de seis millones de personas mueren por año en todo el mundo como consecuencia del cigarrillo, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considera una “amenaza” para el desarrollo de las naciones.

 

“Como cada año, nos proponemos poner el énfasis en promover el cese tabáquico para los fumadores y este año, en particular, la OMS se refiere al cigarrillo como una amenaza para el desarrollo de las naciones”, explicó el oncólogo Alejandro Turek.

 

El especialista reivindicó el trabajo del prestigioso médico Ángel Roffo –fundador del instituto de oncología que lleva su nombre– en materia de carcinogénesis relacionada al tabaquismo, y dijo que “el cigarrillo matará a ocho millones de personas por año hacia 2030 si no se toman medidas severas de control de este hábito dañino”.

 

El dato surge de la OMS, que sostiene que el cigarrillo mata alrededor de seis millones de personas en el mundo cada año. “El cigarrillo es un asesino serial que no diferencia sexo, raza, cultura, nivel de educación o credo, y ataca a todos por igual”, enfatizó el oncólogo, quien además vaticinó que “matará a más de ocho millones de personas por año hacia 2030 si no se toman medidas severas de control de este hábito dañino”.

 

Sobre el trabajo de Roffo, Turek puso de relieve que aquél “habló del camino del humo y del cigarrillo como una sustancia capaz de provocar cáncer y descubrió que el peor químico tóxico no es la nicotina, sino el residuo que queda en el filtro del cigarrillo después de fumar”.

 

“Cada año la OMS llama nuestra atención sobre el tabaquismo. Quiere transmitir y alertar a la población mundial los riesgos del hábito de fumar, y la necesidad de medidas más eficaces para que el consumo de cigarrillos sea reducido, drásticamente. En 2017 el foco de la campaña es: ‘El tabaco, una amenaza para el desarrollo’”, comentó. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter

En Mendoza fuma uno de cada cinco adolescentes

 

Expertos alertan que los modernos  cigarrillos saborizados son utilizados como estrategia para inducir a menores al consumo. La edad de iniciación tabáquica bajó a 12 años y  todos los especialistas le atribuyen el fenómeno a la multiplicidad de sabores que por estos días traen los puchos “con onda”.

 

Uno de cada cinco adolescentes mendocinos, de entre 13 y 15 años, fuma, y la mayoría de ellos comienza a consumir cigarrillos a partir de los 12, en tanto que una ONG denuncia que las tabacaleras intentan atraer a menores al consumo mediante la promoción de cigarrillos saborizados.

 

Los datos fueron difundidos por la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) en la Argentina.

 

La entidad –en base a un estudio realizado por la John Hopkins Bloomberg School of Public Health (JHSPH), de Estados Unidos, realizado en la Argentina y otros cinco países– alertó que las empresas tabacaleras implementan estrategias de captación de fumadores niños a través de cigarrillos saborizados.

 

La FIC recuerda que “en nuestro país, la Ley Nacional  26.687 prohíbe la publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco, pero permite, con algunas restricciones, la publicidad en el interior de los quioscos. 

 

Por otro lado, cinco provincias –entre las que se incluye Mendoza– han sancionado leyes más protectoras que establecen una prohibición completa de publicidad, sin excepciones. No obstante, ninguna de estas normativas prohíbe en forma explícita la exhibición de productos de tabaco en los quioscos, por lo cual se podría hablar de una ley obsoleta.

 

Nuevos sabores para conservar clientes 

El estudio impulsado por la JHSPH, en el marco del V Congreso Latinoamericano y del Caribe Tabaco o Salud, que se desarrolla en Uruguay, reflejó que en varias ciudades de América latina (Buenos Aires, Mendoza, Rosario, Córdoba, Rio de Janeiro, Santiago de Chile y Lima, entre otras) la industria tabacalera despliega una “estrategia de comercialización de productos en los puntos de venta para atraer a los niños y niñas y promover su iniciación en el tabaquismo”.

 

En el estudio se relevaron 825 puntos de venta en las 25 ciudades, ubicados a menos de 250 metros de escuelas primarias y secundarias. De cuerdo al resultado, 703 (el 85,2%) vendían cigarrillos con mentol u otros descriptores de sabor y 589 (el 71,4%) vendían cigarrillos con cápsulas de sabor. 

 

El informe destaca además que un 92,3% de los puntos de venta observados que vendían cigarrillos saborizados, tenían estos productos dispuestos en exhibidores y un 34,3% mostraban anuncios publicitarios. 

 

Al respecto, Marita Pizarro, codirectora ejecutiva de FIC Argentina, sostuvo que “el relevamiento nos confirma que la estrategia de exhibición de productos de tabaco en los quioscos es una táctica global de las tabacaleras para atraer a los chicos al consumo”. 

 

“En la Argentina, donde tenemos una restricción parcial de la publicidad, promoción y patrocinio de los productos de tabaco, la industria se vuelca hacia la exhibición de cigarrillos, especialmente de los saborizados, para que parezcan inofensivos y se naturalice su consumo”, explicó Pizarro.

 

Hoy fumadores pasivos, mañana cadáveres comunes

Al menos uno de cada tres empleados públicos no fumadores están expuestos al humo de tabaco en su oficina, según lo reveló una encuesta realizada entre trabajadores de los Ministerios de Salud, Educación, Desarrollo Social y otras áreas de gobierno de siete provincias argentinas, entre las que se incluye Mendoza. Si bien hay un amplio apoyo a la legislación de ambientes libres de humo, el relevamiento puso en evidencia la necesidad de mejorar el cumplimiento de la normativa para proteger la salud en todos los espacios de trabajo.

 

La encuesta fue realizada por la FIC Argentina y la Alianza Libre de Humo Argentina (ALIAR) a 1.061 empleados públicos –varones y mujeres– de los poderes ejecutivos de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), La Plata, Neuquén, Mendoza, Paraná, San Juan y Ushuaia.

 

El sondeo reflejó que el 34% de los no fumadores estuvieron expuestos al humo de tabaco ajeno uno o más días en la semana previa a la encuesta. En este punto, se identificaron importantes diferencias entre ciudades: 58% estuvieron expuestos a humo ajeno en La Plata, 55% en Mendoza, 35% en Paraná, 34% en San Juan, 30% en la CABA, 26% en Ushuaia y 7% en Neuquén.

 

La investigación, realizada entre abril de 2015 y junio de 2016, buscó conocer el grado de exposición a humo ajeno en oficinas públicas y, en paralelo, indagar sobre la percepción de los empleados públicos en relación al cumplimiento de las normas de ambientes libres de humo. 

 

En este sentido, el 75% de los encuestados señaló que su percepción de cumplimiento de la ley fue “muy buena" o “buena", mientras que el 25% restante indicó que fue “regular" o “mala".

 

Leyes obsoletas y “de fantasía”

En 2011 la Argentina sancionó la Ley Nacional N° 26.687, que establece la implementación de ambientes 100% libres de humo de tabaco en todos los espacios cerrados de acceso público y lugares de trabajo. 

 

Además, 19 provincias más han adherido a esta ley nacional o han sancionado normas propias que establecen la prohibición de fumar en espacios cerrados de acceso público.  Se trata de una norma que tiene amplia aceptación en la población: el 95% de los empleados de oficinas públicas encuestados –tanto hombres como mujeres– apoyan la legislación que prohíbe fumar en espacios cerrados de acceso público y lugares de trabajo.

 

La investigación reflejó que a pesar de la vigencia de normativas y del amplio apoyo que reciben de la población, es necesario fortalecer la implementación de las regulaciones de ambientes libres de humo en los edificios públicos. El incumplimiento varía según la región y el problema es más grave aún es que en algunas jurisdicciones libres de humo continua sin ser reglamentada.


Asesino serial: el pucho mata a seis millones de personas por año 

Alrededor de seis millones de personas mueren por año en todo el mundo como consecuencia del cigarrillo, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considera una “amenaza” para el desarrollo de las naciones.

 

“Como cada año, nos proponemos poner el énfasis en promover el cese tabáquico para los fumadores y este año, en particular, la OMS se refiere al cigarrillo como una amenaza para el desarrollo de las naciones”, explicó el oncólogo Alejandro Turek.

 

El especialista reivindicó el trabajo del prestigioso médico Ángel Roffo –fundador del instituto de oncología que lleva su nombre– en materia de carcinogénesis relacionada al tabaquismo, y dijo que “el cigarrillo matará a ocho millones de personas por año hacia 2030 si no se toman medidas severas de control de este hábito dañino”.

 

El dato surge de la OMS, que sostiene que el cigarrillo mata alrededor de seis millones de personas en el mundo cada año. “El cigarrillo es un asesino serial que no diferencia sexo, raza, cultura, nivel de educación o credo, y ataca a todos por igual”, enfatizó el oncólogo, quien además vaticinó que “matará a más de ocho millones de personas por año hacia 2030 si no se toman medidas severas de control de este hábito dañino”.

 

Sobre el trabajo de Roffo, Turek puso de relieve que aquél “habló del camino del humo y del cigarrillo como una sustancia capaz de provocar cáncer y descubrió que el peor químico tóxico no es la nicotina, sino el residuo que queda en el filtro del cigarrillo después de fumar”.

 

“Cada año la OMS llama nuestra atención sobre el tabaquismo. Quiere transmitir y alertar a la población mundial los riesgos del hábito de fumar, y la necesidad de medidas más eficaces para que el consumo de cigarrillos sea reducido, drásticamente. En 2017 el foco de la campaña es: ‘El tabaco, una amenaza para el desarrollo’”, comentó. 

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login