Lapidario informe de la AGN sobre la administración de fondos de la Corte Suprema
Cargando...
Por Redacción

Lapidario informe de la AGN sobre la administración de fondos de la Corte Suprema

Inconsistencias contables, irregularidades en la ejecución de obras y, sobre todo, baja eficiencia en el uso del abultado presupuesto que maneja la Corte Suprema. Esas son las principales conclusiones que se desprenden del informe que difundió este jueves la Auditoría General de la Nación (AGN), que analizó la utilización de los fondos realizados por el tribunal en el año 2011.

 

“No estamos en condiciones de opinar sobre la ejecución presupuestaria por la inexistencia de un adecuado control interno sobre la recaudación para asegurar la integridad de la misma”, señala el documento. A lo largo del informe -que sólo analizó cuestiones administrativas-, la AGN expuso los distintos excedentes del presupuesto que fueron depositados en plazos fijos cuyos fondos -sostienen- no cuentan con documentación respaldatoria.

 

El número que atesoraba la Corte como excedente acumulado superaba los $ 4000 millones en 2011 y llega en la actualidad a $ 12.700 millones depositados en el Banco Nación y Banco Ciudad, según fuentes oficiales. “No se trata necesariamente de un delito, sino de una falta grave en la asignación de recursos del Estado”, coincidieron dirigentes que analizaron el expediente.

 

La auditoría de la AGN fue severa, además, respecto de la falta de la documentación relativa a las obras que emprende la Justicia a instancias de la Corte. “No siempre se especifica el avance físico actual y acumulado. Tampoco existe una certificación donde se pueda constatar que los pagos son los correspondientes a dicho avance”, señala el informe. La AGN, además, aclaró que esto sucede en el organismo desde 2006.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Lapidario informe de la AGN sobre la administración de fondos de la Corte Suprema

imagen

Inconsistencias contables, irregularidades en la ejecución de obras y, sobre todo, baja eficiencia en el uso del abultado presupuesto que maneja la Corte Suprema. Esas son las principales conclusiones que se desprenden del informe que difundió este jueves la Auditoría General de la Nación (AGN), que analizó la utilización de los fondos realizados por el tribunal en el año 2011.

 

“No estamos en condiciones de opinar sobre la ejecución presupuestaria por la inexistencia de un adecuado control interno sobre la recaudación para asegurar la integridad de la misma”, señala el documento. A lo largo del informe -que sólo analizó cuestiones administrativas-, la AGN expuso los distintos excedentes del presupuesto que fueron depositados en plazos fijos cuyos fondos -sostienen- no cuentan con documentación respaldatoria.

 

El número que atesoraba la Corte como excedente acumulado superaba los $ 4000 millones en 2011 y llega en la actualidad a $ 12.700 millones depositados en el Banco Nación y Banco Ciudad, según fuentes oficiales. “No se trata necesariamente de un delito, sino de una falta grave en la asignación de recursos del Estado”, coincidieron dirigentes que analizaron el expediente.

 

La auditoría de la AGN fue severa, además, respecto de la falta de la documentación relativa a las obras que emprende la Justicia a instancias de la Corte. “No siempre se especifica el avance físico actual y acumulado. Tampoco existe una certificación donde se pueda constatar que los pagos son los correspondientes a dicho avance”, señala el informe. La AGN, además, aclaró que esto sucede en el organismo desde 2006.

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login