ciudadanodiario.com.ar
Báez quiere la prisión domiciliaria y a cambio daría datos "jugosos"
Cargando...
Por Redacción

Báez quiere la prisión domiciliaria y a cambio daría datos "jugosos"

Lázaro Báez está preso en el penal de Ezeiza y hace una semana fue trasladado de urgencia a la clínica Los Arcos, de Palermo, debido a una arritmia severa.

 

Los médicos que lo observaron lo compensaron y pasó 24 horas internado. Luego regresó al penal, donde está al cuidado de los médicos del hospital penitenciario de Ezeiza.

 

El empresario intentó obtener el arresto domiciliario sobre la base de su estado de salud, ya que además de arritmia tiene hipertensión y diabetes.

 

Su abogado, Maximiliano Rusconi, hizo el pedido, pero el juez federal Sebastián Casanello, que lo mantiene preso, negó ese beneficio luego de los informes de los médicos. La Cámara Federal confirmó esa decisión de Casanello.

 

Ahora, Báez volvió a intentar otro camino para continuar en prisión preventiva, pero en su domicilio de Río Gallegos. “Está tratando de llegar a altas autoridades del Poder Ejecutivo y al fiscal para cerrar un acuerdo”, dijo una fuente consultada.

 

El primer paso sería un traslado a Río Gallegos debido al grave estado de salud de su madre. Ya se está acondicionando una celda en la Unidad 15 de Río Gallegos en caso de que sea necesario llevar al detenido.

 

La información que está ofreciendo Báez por ahora no conforma, dijeron las fuentes. Pero ninguna de estas conversaciones está judicializada y transcurren en el submundo del caso.

La primera oportunidad que tendría Báez para dar datos es su próxima ampliación de indagatoria prevista para el 6 de junio, aunque a fin de este mes y hasta el 4 de mayo declararán sus hijos. Primero lo harán Leandro, Luciana y Melina.

 

La información que está ofreciendo Báez por ahora no conforma, dijeron las fuentes.

 

Los menores son los que tienen una relación más tensa con su padre y ya intentaron sin éxito una negociación con Marijuan y con autoridades del Gobierno. Al día siguiente, el 4 de mayo, declarará Martín Báez, el hijo mayor. Y su padre será el último de la lista de indagados por Casanello.

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Báez quiere la prisión domiciliaria y a cambio daría datos "jugosos"

Lázaro Báez está preso en el penal de Ezeiza y hace una semana fue trasladado de urgencia a la clínica Los Arcos, de Palermo, debido a una arritmia severa.

 

Los médicos que lo observaron lo compensaron y pasó 24 horas internado. Luego regresó al penal, donde está al cuidado de los médicos del hospital penitenciario de Ezeiza.

 

El empresario intentó obtener el arresto domiciliario sobre la base de su estado de salud, ya que además de arritmia tiene hipertensión y diabetes.

 

Su abogado, Maximiliano Rusconi, hizo el pedido, pero el juez federal Sebastián Casanello, que lo mantiene preso, negó ese beneficio luego de los informes de los médicos. La Cámara Federal confirmó esa decisión de Casanello.

 

Ahora, Báez volvió a intentar otro camino para continuar en prisión preventiva, pero en su domicilio de Río Gallegos. “Está tratando de llegar a altas autoridades del Poder Ejecutivo y al fiscal para cerrar un acuerdo”, dijo una fuente consultada.

 

El primer paso sería un traslado a Río Gallegos debido al grave estado de salud de su madre. Ya se está acondicionando una celda en la Unidad 15 de Río Gallegos en caso de que sea necesario llevar al detenido.

 

La información que está ofreciendo Báez por ahora no conforma, dijeron las fuentes. Pero ninguna de estas conversaciones está judicializada y transcurren en el submundo del caso.

La primera oportunidad que tendría Báez para dar datos es su próxima ampliación de indagatoria prevista para el 6 de junio, aunque a fin de este mes y hasta el 4 de mayo declararán sus hijos. Primero lo harán Leandro, Luciana y Melina.

 

La información que está ofreciendo Báez por ahora no conforma, dijeron las fuentes.

 

Los menores son los que tienen una relación más tensa con su padre y ya intentaron sin éxito una negociación con Marijuan y con autoridades del Gobierno. Al día siguiente, el 4 de mayo, declarará Martín Báez, el hijo mayor. Y su padre será el último de la lista de indagados por Casanello.

Login