El comienzo del Brexit tiene fecha
Cargando...
Por Redacción

El comienzo del Brexit tiene fecha

El pasado enero, en el congreso del Partido Conservador, Theresa May anunció que a finales de marzo activaría el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia la salida de la UE. La primera ministra se ha atenido “sin concesiones” a su calendario y este lunes, poniendo fin a muchas especulaciones, los portavoces del “número 10 de Downing Street” han anunciado que la salida de la UE será comunicada a Bruselas el próximo miércoles 29.

 

May remitirá una carta a los 27 miembros del “Bloque”, en la que además pedirá que las negociaciones sean “lo más rápidas posible”. Con ese calendario, el Reino Unido podría estar fuerza de la UE en marzo de 2019.

 

La primera ministra, que hizo campaña por la permanencia pero ahora promueve un “Brexit drástico”, ha amenazado con dejar la Unión Europea a toda costa, incluso sin acuerdo comercial alguno si se complican las negociaciones. Además, ha renunciado explícitamente a seguir en el mercado único y en la unión aduanera, aunque intentará buscar algún tipo de acuerdo comercial favorable a los intereses británicos y sin trabas con Europa.

 

En cierto modo el proceso de salida ya se ha iniciado hoy mismo, pues el embajador británico ante la UE, Sir Tim Barrow, ha enviado esta mañana una misiva al presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, donde le anuncia que el artículo 50 se activará el miércoles de la próxima semana. La libra, que había iniciado el día con una importante diferencia frente al dólar, se depreció de inmediato tras el anuncio de la fecha de la desconexión.

 

“Comienza el proceso más importante para el Reino Unido en una generación”, valoró el ministro responsable de la salida de la UE, el antieuropeísta David Davis, que será el jefe del equipo negociador británico. La representación europea la encabezará el experimentado diplomático francés Michel Barnier, varias veces ministro de Francia y dos veces comisario europeo.

 

Los “27” expresaron en su día que también desean una negociación rápida, incluso de solo 18 meses, pero es dudoso que el proceso resulte tan fluido, en parte por la parálisis que provocarán las inminentes elecciones en Francia y Alemania, países medulares de la UE. La semana pasada fue muy comentada una información de Bloomberg que aseguraba que los 27 esperarán hasta junio para abrir la negociación. En su carta de pedido de aplicación del artículo 50, May indicará también que espera recibir una respuesta de Bruselas antes de 48 horas.

 

Tras enviar la carta, May comparecerá a hacer una declaración en la Cámara de los Comunes, donde la semana pasada logró que la ley que la ha autorizado a iniciar el Brexit pasase su curso parlamentario sin una sola enmienda en contra, en parte por la pésima situación del Partido Laborista, inoperante por un liderazgo disperso y una importante división interna.

 

A su vez, este próximo miércoles el SNP ( Scottish National Party),  sacará adelante en el Parlamento escocés de “Holyrood” la petición de un segundo referéndum de independencia, que tendrá que recibir luz verde de Westminster. May ya ha dicho que no permitirá esa consulta antes de que concluya el Brexit, pero su homóloga escocesa, la separatista Nicola Sturgeon, quiere celebrar el referéndum entre el otoño de 2018 y la primavera de 2019, antes de que se complete la salida.

 

Por otra parte, los portavoces del “Ejecutivo inglés” descartan la convocatoria de elecciones anticipadas. Los comicios se celebrarán, por tanto, en la fecha prevista, 2020, y May completaría la administración que ganó Cameron sin pasar por las urnas. La debilidad de la oposición le permitiría gobernar sin mayores problemas.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter

El comienzo del Brexit tiene fecha

El pasado enero, en el congreso del Partido Conservador, Theresa May anunció que a finales de marzo activaría el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia la salida de la UE. La primera ministra se ha atenido “sin concesiones” a su calendario y este lunes, poniendo fin a muchas especulaciones, los portavoces del “número 10 de Downing Street” han anunciado que la salida de la UE será comunicada a Bruselas el próximo miércoles 29.

 

May remitirá una carta a los 27 miembros del “Bloque”, en la que además pedirá que las negociaciones sean “lo más rápidas posible”. Con ese calendario, el Reino Unido podría estar fuerza de la UE en marzo de 2019.

 

La primera ministra, que hizo campaña por la permanencia pero ahora promueve un “Brexit drástico”, ha amenazado con dejar la Unión Europea a toda costa, incluso sin acuerdo comercial alguno si se complican las negociaciones. Además, ha renunciado explícitamente a seguir en el mercado único y en la unión aduanera, aunque intentará buscar algún tipo de acuerdo comercial favorable a los intereses británicos y sin trabas con Europa.

 

En cierto modo el proceso de salida ya se ha iniciado hoy mismo, pues el embajador británico ante la UE, Sir Tim Barrow, ha enviado esta mañana una misiva al presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, donde le anuncia que el artículo 50 se activará el miércoles de la próxima semana. La libra, que había iniciado el día con una importante diferencia frente al dólar, se depreció de inmediato tras el anuncio de la fecha de la desconexión.

 

“Comienza el proceso más importante para el Reino Unido en una generación”, valoró el ministro responsable de la salida de la UE, el antieuropeísta David Davis, que será el jefe del equipo negociador británico. La representación europea la encabezará el experimentado diplomático francés Michel Barnier, varias veces ministro de Francia y dos veces comisario europeo.

 

Los “27” expresaron en su día que también desean una negociación rápida, incluso de solo 18 meses, pero es dudoso que el proceso resulte tan fluido, en parte por la parálisis que provocarán las inminentes elecciones en Francia y Alemania, países medulares de la UE. La semana pasada fue muy comentada una información de Bloomberg que aseguraba que los 27 esperarán hasta junio para abrir la negociación. En su carta de pedido de aplicación del artículo 50, May indicará también que espera recibir una respuesta de Bruselas antes de 48 horas.

 

Tras enviar la carta, May comparecerá a hacer una declaración en la Cámara de los Comunes, donde la semana pasada logró que la ley que la ha autorizado a iniciar el Brexit pasase su curso parlamentario sin una sola enmienda en contra, en parte por la pésima situación del Partido Laborista, inoperante por un liderazgo disperso y una importante división interna.

 

A su vez, este próximo miércoles el SNP ( Scottish National Party),  sacará adelante en el Parlamento escocés de “Holyrood” la petición de un segundo referéndum de independencia, que tendrá que recibir luz verde de Westminster. May ya ha dicho que no permitirá esa consulta antes de que concluya el Brexit, pero su homóloga escocesa, la separatista Nicola Sturgeon, quiere celebrar el referéndum entre el otoño de 2018 y la primavera de 2019, antes de que se complete la salida.

 

Por otra parte, los portavoces del “Ejecutivo inglés” descartan la convocatoria de elecciones anticipadas. Los comicios se celebrarán, por tanto, en la fecha prevista, 2020, y May completaría la administración que ganó Cameron sin pasar por las urnas. La debilidad de la oposición le permitiría gobernar sin mayores problemas.

 

Login