Atlético Tucumán cayó ante Junior en el partido de ida
Cargando...
Por Redacción

Atlético Tucumán cayó ante Junior en el partido de ida

La ilusión de Atlético Tucumán en su aventura por la Copa Libertadores sufrió un revés en la noche de Cartagena: cayó 1-0 con Junior de Barranquilla en el encuentro de ida de la tercera fase y deberá revertir la historia en la revancha.

En un partido trabado en la mitad de cancha y sin demasiadas situaciones claras durante el comienzo, las emociones empezaron a hacerse frecuentes en el complemento, cuando el cansancio empezó a abrir espacios y los equipos tuvieron más oportunidades.

Cuando el Decano atravesaba uno de los momentos de mayor dominio e incomodaba al rival, llegó una respuesta que cayó como un baldazo de agua fría: tras una triangulación en el borde del área, Jorge Aguirre picó al vacío y asistió a Robinson Aponzá, quien solo tuvo que empujarla al arco vacío para poner el 1-0.

A partir del tanto, el conjunto tucumano fue en busca del empate, pero la mala fortuna y las buenas respuestas del arquero uruguayo Mario Viera le imposibilitaron conseguir tanto el empate como el importante gol de visitante.

Es por eso que el equipo dirigido por Pablo Lavallén deberá dar vuelta la página y apostar de lleno a la revancha del próximo jueves, en el Monumental José Fierro, para consolidar su sueño de entrar a la fase de grupos del certamen de clubes más importante de América.

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Atlético Tucumán cayó ante Junior en el partido de ida

La ilusión de Atlético Tucumán en su aventura por la Copa Libertadores sufrió un revés en la noche de Cartagena: cayó 1-0 con Junior de Barranquilla en el encuentro de ida de la tercera fase y deberá revertir la historia en la revancha.

En un partido trabado en la mitad de cancha y sin demasiadas situaciones claras durante el comienzo, las emociones empezaron a hacerse frecuentes en el complemento, cuando el cansancio empezó a abrir espacios y los equipos tuvieron más oportunidades.

Cuando el Decano atravesaba uno de los momentos de mayor dominio e incomodaba al rival, llegó una respuesta que cayó como un baldazo de agua fría: tras una triangulación en el borde del área, Jorge Aguirre picó al vacío y asistió a Robinson Aponzá, quien solo tuvo que empujarla al arco vacío para poner el 1-0.

A partir del tanto, el conjunto tucumano fue en busca del empate, pero la mala fortuna y las buenas respuestas del arquero uruguayo Mario Viera le imposibilitaron conseguir tanto el empate como el importante gol de visitante.

Es por eso que el equipo dirigido por Pablo Lavallén deberá dar vuelta la página y apostar de lleno a la revancha del próximo jueves, en el Monumental José Fierro, para consolidar su sueño de entrar a la fase de grupos del certamen de clubes más importante de América.

Login