Un profesor terminó extorsionado por desnudarse en el baño de una escuela
Cargando...

Un profesor terminó extorsionado por desnudarse en el baño de una escuela

En su denuncia, el docente, de 38 años y vecino de un barrio de la zona Este, sostuvo que la maniobra extorsiva de que fue víctima se inició cuando, en horario de trabajo, aceptó una solicitud de amistad de una mujer, la que le llegó por la red social de Facebook.

Tras hacer su ingreso al establecimiento educativo, ubicado en los barrios de la zona sudeste, y en el cual debía prestar servicio entre las 13.30 y las 17, el docente reconoció que se hallaba inmerso en la red de Facebook, en su teléfono celular, cuando vio el pedido de amistad, una hora antes de terminar su horario de trabajo.

Ante la sugerente foto de la mujer que pedía ser su amiga, “Melissa Castillo Duvane”, el docente no pudo resistir y le dio un clic. En seguida, la mujer, ya a través de la red de Messenger, inició una conversación por chat, en la cual se mostró muy osada.

Sin imaginarse de que todo era una treta, ni tampoco respetar su horario de trabajo, el docente accedió y fue hasta el baño de la escuela, donde se encerró y le cumplió los deseos a su nueva amiga, quien, en reciprocidad, también se hizo ver desnuda y “encendida”, según relató en su denuncia.

Tras este intercambio, “Melissa”, cortó el video chat y en seguida comenzó a pedirle que no la bloqueara. Acto seguido, según lo informado por la policía a La Voz de Salta, la mujer le envió un mensaje que nada tenía que ver con el intercambio del tipo sexual que habían protagonizado.

Amenazas

En sus nuevos mensajes, la mujer le exigió al docente el depósito de una suma de 20 mil pesos a cambio del video en el que el maestro aparecía desnudo en el baño de la escuela, escenas en las que realizaba distintas poses sexuales.

Aunque el docente intentó responder con evasivas, la mujer fue más clara y amenazó con mostrarles a sus familiares y amigos en la red social el video en cuestión, lo que asustó al maestro, quien al terminar su horario de trabajo hizo un depósito de mil pesos en la cuenta que “Melissa” le pasó.

Al día siguiente, y creído de que el asunto ya había terminado con el pago de esa suma, nada fue así, pues la mujer volvió a la carga. Pese a los bloqueos en su cuenta, “Melissa” se las ingenió y logró enviarle a su víctima un nuevo mensaje intimidatorio.

La mujer insistió con el pagó de los 20 mil pesos a cambio de borrar definitivamente las comprometedoras escenas sexuales. Y, para amedrentarlo, le volvió a enviar una imagen de parte del video íntimo.

El docente, en tanto, intentó alertar a sus contactos, sin embargo, algunos ya habían aceptado a “Melissa” como amiga. Desesperado, el docente se presentó en la comisaría Décima, en el barrio Santa Cecilia y relató la maniobra extorsiva a los policías, quienes quedaron asombrados por la ingenuidad demostrada por el profesional de la enseñanza.

Este tipo de modalidad son ampliamente conocidas, pues en la misma cayeron ya varios profesionales, contadores, abogados, integrantes de las fuerzas de seguridad e incluso funcionarios públicos, como así también un concejal de la capital.

Mirá también:

Te puede interesar:

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Un profesor terminó extorsionado por desnudarse en el baño de una escuela

Imagen ilustrativa

En su denuncia, el docente, de 38 años y vecino de un barrio de la zona Este, sostuvo que la maniobra extorsiva de que fue víctima se inició cuando, en horario de trabajo, aceptó una solicitud de amistad de una mujer, la que le llegó por la red social de Facebook.

Tras hacer su ingreso al establecimiento educativo, ubicado en los barrios de la zona sudeste, y en el cual debía prestar servicio entre las 13.30 y las 17, el docente reconoció que se hallaba inmerso en la red de Facebook, en su teléfono celular, cuando vio el pedido de amistad, una hora antes de terminar su horario de trabajo.

Ante la sugerente foto de la mujer que pedía ser su amiga, “Melissa Castillo Duvane”, el docente no pudo resistir y le dio un clic. En seguida, la mujer, ya a través de la red de Messenger, inició una conversación por chat, en la cual se mostró muy osada.

Sin imaginarse de que todo era una treta, ni tampoco respetar su horario de trabajo, el docente accedió y fue hasta el baño de la escuela, donde se encerró y le cumplió los deseos a su nueva amiga, quien, en reciprocidad, también se hizo ver desnuda y “encendida”, según relató en su denuncia.

Tras este intercambio, “Melissa”, cortó el video chat y en seguida comenzó a pedirle que no la bloqueara. Acto seguido, según lo informado por la policía a La Voz de Salta, la mujer le envió un mensaje que nada tenía que ver con el intercambio del tipo sexual que habían protagonizado.

Amenazas

En sus nuevos mensajes, la mujer le exigió al docente el depósito de una suma de 20 mil pesos a cambio del video en el que el maestro aparecía desnudo en el baño de la escuela, escenas en las que realizaba distintas poses sexuales.

Aunque el docente intentó responder con evasivas, la mujer fue más clara y amenazó con mostrarles a sus familiares y amigos en la red social el video en cuestión, lo que asustó al maestro, quien al terminar su horario de trabajo hizo un depósito de mil pesos en la cuenta que “Melissa” le pasó.

Al día siguiente, y creído de que el asunto ya había terminado con el pago de esa suma, nada fue así, pues la mujer volvió a la carga. Pese a los bloqueos en su cuenta, “Melissa” se las ingenió y logró enviarle a su víctima un nuevo mensaje intimidatorio.

La mujer insistió con el pagó de los 20 mil pesos a cambio de borrar definitivamente las comprometedoras escenas sexuales. Y, para amedrentarlo, le volvió a enviar una imagen de parte del video íntimo.

El docente, en tanto, intentó alertar a sus contactos, sin embargo, algunos ya habían aceptado a “Melissa” como amiga. Desesperado, el docente se presentó en la comisaría Décima, en el barrio Santa Cecilia y relató la maniobra extorsiva a los policías, quienes quedaron asombrados por la ingenuidad demostrada por el profesional de la enseñanza.

Este tipo de modalidad son ampliamente conocidas, pues en la misma cayeron ya varios profesionales, contadores, abogados, integrantes de las fuerzas de seguridad e incluso funcionarios públicos, como así también un concejal de la capital.

Mirá también:

Te puede interesar:

 

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login