ciudadanodiario.com.ar
No son socios, pero…
Cargando...
Por Redacción

No son socios, pero…



El jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, reconoció hoy que existe relación comercial entre la presidenta Cristina Kirchner y el empresario Lázaro Báez, aunque ratificó que “técnicamente no hay una sociedad constituida” entre ambos. Es la primera vez que un funcionario del Gobierno admite que hubo algún tipo de intercambio desde lo más alto de la Casa Rosada con el hombre investigado por el fiscal José María Campagnoli y acusado de lavado de activos con dineros públicos.


En declaraciones por Radio 10, el titular de la AFIP insistió que “no hay sociedad” entre la jefa de Estado y el empresario, pero cuando se le preguntó si existían vínculos comerciales respondió “sí”. “Desde el punto de vista técnico-fiscal, la Presidenta no es socia de Lázaro Báez. Afirmar que lo es constituye un error grosero y tiene una intencionalidad política”, sostuvo.


“En la vida en sociedad todos tienen relaciones, no es que los funcionarios públicos son extraídos de un lugar donde no han tenido ningún tipo de vinculación o vida comercial. La vinculación, la vida en sociedad forma parte del ser humano, sea presidente o el ultimo ciudadano de la Argentina”, justificó.


Báez es un empresario ligado al kirchnerismo que, entre otras cosas, además de ser acusado de lavado de dinero, ahora su compañía Austral Construcciones es fiscalizada por la AFIP como “receptora” de facturas apócrifas. La firma del santacruceño forma parte de un listado de 1.200 empresas que utilizaron facturas truchas para disminuir su contribución en el impuesto a las ganancias, y que fue dada a conocer ayer por el administrador federal en una conferencia de prensa.


En la nómina figuran grandes establecimientos comerciales, bancos, y hasta medios de comunicación, que en suma registraron una evasión por unos 1.200 millones de pesos. Hasta tanto los privados implicados revisen su situación fiscal, la AFIP suspendió 358 mil Claves Únicas de Identificación Tributaria (CUIT) como consecuencia de la extensa investigación que continúa.


Esta mañana, Echegaray adelantó por radio Del Plata que desde enero la AFIP contará “con instrumentos que le permitirán verificar en manera online” el impuesto al valor agregado (IVA) que será “una alerta temprana para detectar el uso de facturas apócrifas”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

No son socios, pero…

El jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, reconoció hoy que existe relación comercial entre la presidenta Cristina Kirchner y el empresario Lázaro Báez, aunque ratificó que “técnicamente no hay una sociedad constituida” entre ambos. Es la primera vez que un funcionario del Gobierno admite que hubo algún tipo de intercambio desde lo más alto de la Casa Rosada con el hombre investigado por el fiscal José María Campagnoli y acusado de lavado de activos con dineros públicos.

En declaraciones por Radio 10, el titular de la AFIP insistió que “no hay sociedad” entre la jefa de Estado y el empresario, pero cuando se le preguntó si existían vínculos comerciales respondió “sí”. “Desde el punto de vista técnico-fiscal, la Presidenta no es socia de Lázaro Báez. Afirmar que lo es constituye un error grosero y tiene una intencionalidad política”, sostuvo.

“En la vida en sociedad todos tienen relaciones, no es que los funcionarios públicos son extraídos de un lugar donde no han tenido ningún tipo de vinculación o vida comercial. La vinculación, la vida en sociedad forma parte del ser humano, sea presidente o el ultimo ciudadano de la Argentina”, justificó.

Báez es un empresario ligado al kirchnerismo que, entre otras cosas, además de ser acusado de lavado de dinero, ahora su compañía Austral Construcciones es fiscalizada por la AFIP como “receptora” de facturas apócrifas. La firma del santacruceño forma parte de un listado de 1.200 empresas que utilizaron facturas truchas para disminuir su contribución en el impuesto a las ganancias, y que fue dada a conocer ayer por el administrador federal en una conferencia de prensa.

En la nómina figuran grandes establecimientos comerciales, bancos, y hasta medios de comunicación, que en suma registraron una evasión por unos 1.200 millones de pesos. Hasta tanto los privados implicados revisen su situación fiscal, la AFIP suspendió 358 mil Claves Únicas de Identificación Tributaria (CUIT) como consecuencia de la extensa investigación que continúa.

Esta mañana, Echegaray adelantó por radio Del Plata que desde enero la AFIP contará “con instrumentos que le permitirán verificar en manera online” el impuesto al valor agregado (IVA) que será “una alerta temprana para detectar el uso de facturas apócrifas”.

comentarios

Login