ciudadanodiario.com.ar
No se resisten al aplauso
Cargando...
Por Redacción

No se resisten al aplauso



En la previa de la final del Mundial Brasil 2014, el teatro N8 Estudio de Ciudad le puso calor a la  noche mendocina con una atractiva fiesta de reggae. La propuesta, que organizó la productora Rock City Live, incluyó shows de formaciones locales y un cierre de lujo a cargo de Resistencia, uno de los mayores exponentes del género en el país.


La agrupación de Buenos Aires volvió a confiar en los mendocinos y estos no los defraudaron. Aprovechando para presentar las canciones de Alma de hierro –su último disco–, Resistencia demostró sus cualidades arriba del escenario con su conocido estilo. En su nuevo show en Mendoza no faltaron los clásicos como Estamos cada vez más yanquisPor cultivar marihuanaCuidado a quién votas o la excelente versión que siempre realizan de Iron Lion Zion, del gran Bob Marley.


Una vez más, la nueva voz del grupo, Red Lyon, dejó soltar sus rastas y contagió a la gente con su “buena vibra”. No hace falta más análisis para una banda que continúa luchando por sus ideales y “resistiendo” a un mundo violento.


Una previa con altura


Secuaces de Pinela fue el encargado de abrir la fiesta y la impresión que dejó en el público fue más que aceptada ya que subieron seguros de lo que hacen y mostraron talento de sobra. Siguiendo un poco la línea de Dancing Mood, los  artistas hicieron gala de canciones instrumentales de ska o reggae jamaiquino. La respuesta obtenidA fue un aplauso cerrado de los presentes y un grato momento de relajación con buena música. A ellos le siguió Come Dung, otra interesante propuesta mendocina que aprovechó muy bien la voz de su líder y un coro femenino que le otorgó un plus al show. /Jeremías Chacón


Foto: atención de Carla Cabrera


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

No se resisten al aplauso

En la previa de la final del Mundial Brasil 2014, el teatro N8 Estudio de Ciudad le puso calor a la  noche mendocina con una atractiva fiesta de reggae. La propuesta, que organizó la productora Rock City Live, incluyó shows de formaciones locales y un cierre de lujo a cargo de Resistencia, uno de los mayores exponentes del género en el país.

La agrupación de Buenos Aires volvió a confiar en los mendocinos y estos no los defraudaron. Aprovechando para presentar las canciones de Alma de hierro –su último disco–, Resistencia demostró sus cualidades arriba del escenario con su conocido estilo. En su nuevo show en Mendoza no faltaron los clásicos como Estamos cada vez más yanquisPor cultivar marihuanaCuidado a quién votas o la excelente versión que siempre realizan de Iron Lion Zion, del gran Bob Marley.

Una vez más, la nueva voz del grupo, Red Lyon, dejó soltar sus rastas y contagió a la gente con su “buena vibra”. No hace falta más análisis para una banda que continúa luchando por sus ideales y “resistiendo” a un mundo violento.

Una previa con altura

Secuaces de Pinela fue el encargado de abrir la fiesta y la impresión que dejó en el público fue más que aceptada ya que subieron seguros de lo que hacen y mostraron talento de sobra. Siguiendo un poco la línea de Dancing Mood, los  artistas hicieron gala de canciones instrumentales de ska o reggae jamaiquino. La respuesta obtenidA fue un aplauso cerrado de los presentes y un grato momento de relajación con buena música. A ellos le siguió Come Dung, otra interesante propuesta mendocina que aprovechó muy bien la voz de su líder y un coro femenino que le otorgó un plus al show. /Jeremías Chacón

Foto: atención de Carla Cabrera

comentarios

Login