ciudadanodiario.com.ar
No se bancan ni una: kirchneristas hicieron un “contracoloquio”
Cargando...
Por Redacción

No se bancan ni una: kirchneristas hicieron un “contracoloquio”



El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, realizó un duro cuestionamiento al 50º Coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), al señalar que invitaron como orador al economista “Hernando de Soto, un tipo de plantea legalizar la informalidad”, y al acusar a los empresarios que participan de ese foro de sostener el empleo no registrado y “pedir ajuste”.


“Estos del coloquio de IDEA han convocado como expositor a Hernando de Soto. Podría decir que fue funcionario de (Alberto) Fujimori, pero eso es lo de menos. Es un tipo que plantea legalizar la informalidad”, dijo Tomada durante el discurso que pronunció en el “contracoloquio” que organizaron dirigentes kirchneristas, en respuesta la tradicional cumbre de IDEA, que reúne en esta ciudad cada año a los principales

hombres de negocios del país.


“De Soto sostiene que la informalidad laboral es porque hay muchas regulaciones, porque los estados intervienen y no dejan que se desarrollen las potencialidades del mercado y, por lo tanto, la chola que está sentada en el piso vendiendo limones y ajíes es el paradigma del empresario boliviano y el non plus ultra (en latín, no más allá) de una sociedad que distribuye bien el ingreso. Es un perejil”, espetó el funcionario.


Tomada, representante del Gabinete de Cristina Kirchner en el foro paralelo al Coloquio de IDEA, que la Casa Rosada considera un evento opositor, fue más allá de las críticas a De Soto, de quien dijo que “su padrino político es (Mario) Vargas Llosa”, y señaló: “¿Era necesario que nuestros empresarios se sacaran la máscara tan rápido invitando a Hernando de Soto a que venga al coloquio de IDEA? Para mí fue una torpeza”.


Al respecto, dijo que los empresarios de IDEA quieren una nueva ley de flexibilización laboral porque “la Banelco les quedó chica y quieren Banelco más cuatro”, en alusión al caso de las supuestas coimas en el Senado durante el Gobierno de Fernando de la Rúa para aprobar la reforma laboral.


Acusó a los empresarios de sostener el empleo en negro, al señalar que hay “un nivel de trabajo no registrado del 33%, a pesar de que el país atraviesa el ciclo de mayor creación de trabajo registrado de la historia argentina”. “Ellos dicen que tenemos el 33% de trabajo no registrado por

culpa de estas políticas, cuando en realidad fueron estas políticas las que hicieron retroceder el trabajo no registrado por primera vez en los últimos 30 años”, aseveró.


En el cierre del “contracoloquio” organizado por el oficialismo, y sentado junto a los diputados Héctor Recalde y Juan Carlos Junio y los sindicalistas Horacio Ghilini y Eduardo López, Tomada dijo que “la política de ingresos es una política que tiene que estar en equilibrio con el resto de las políticas macroeconómicas” y que el Gobierno “no la va a convertir en una política subordinada a las políticas fiscales y monetarias”.


“Cuando en el otro boliche (el Sheraton de Mar del Plata, donde se realiza el 50º Coloquio de IDEA) piden ajustar, nosotros metemos doce mil millones de mangos para la moratoria jubilatoria”, dijo Tomada. También parafraseó el discurso que el hijo de la Presidenta, Máximo Kirchner, pronunció en el estadio de Argentinos Juniors, y señaló: “Queremos que los números cierren, pero con la gente adentro. Con la gente adentro, no con la gente afuera. Porque con la gente afuera a los números los cierra cualquiera. Hasta (Domingo) Cavallo los cierra”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

No se bancan ni una: kirchneristas hicieron un “contracoloquio”

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, realizó un duro cuestionamiento al 50º Coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), al señalar que invitaron como orador al economista “Hernando de Soto, un tipo de plantea legalizar la informalidad”, y al acusar a los empresarios que participan de ese foro de sostener el empleo no registrado y “pedir ajuste”.

“Estos del coloquio de IDEA han convocado como expositor a Hernando de Soto. Podría decir que fue funcionario de (Alberto) Fujimori, pero eso es lo de menos. Es un tipo que plantea legalizar la informalidad”, dijo Tomada durante el discurso que pronunció en el “contracoloquio” que organizaron dirigentes kirchneristas, en respuesta la tradicional cumbre de IDEA, que reúne en esta ciudad cada año a los principales
hombres de negocios del país.

“De Soto sostiene que la informalidad laboral es porque hay muchas regulaciones, porque los estados intervienen y no dejan que se desarrollen las potencialidades del mercado y, por lo tanto, la chola que está sentada en el piso vendiendo limones y ajíes es el paradigma del empresario boliviano y el non plus ultra (en latín, no más allá) de una sociedad que distribuye bien el ingreso. Es un perejil”, espetó el funcionario.

Tomada, representante del Gabinete de Cristina Kirchner en el foro paralelo al Coloquio de IDEA, que la Casa Rosada considera un evento opositor, fue más allá de las críticas a De Soto, de quien dijo que “su padrino político es (Mario) Vargas Llosa”, y señaló: “¿Era necesario que nuestros empresarios se sacaran la máscara tan rápido invitando a Hernando de Soto a que venga al coloquio de IDEA? Para mí fue una torpeza”.

Al respecto, dijo que los empresarios de IDEA quieren una nueva ley de flexibilización laboral porque “la Banelco les quedó chica y quieren Banelco más cuatro”, en alusión al caso de las supuestas coimas en el Senado durante el Gobierno de Fernando de la Rúa para aprobar la reforma laboral.

Acusó a los empresarios de sostener el empleo en negro, al señalar que hay “un nivel de trabajo no registrado del 33%, a pesar de que el país atraviesa el ciclo de mayor creación de trabajo registrado de la historia argentina”. “Ellos dicen que tenemos el 33% de trabajo no registrado por
culpa de estas políticas, cuando en realidad fueron estas políticas las que hicieron retroceder el trabajo no registrado por primera vez en los últimos 30 años”, aseveró.

En el cierre del “contracoloquio” organizado por el oficialismo, y sentado junto a los diputados Héctor Recalde y Juan Carlos Junio y los sindicalistas Horacio Ghilini y Eduardo López, Tomada dijo que “la política de ingresos es una política que tiene que estar en equilibrio con el resto de las políticas macroeconómicas” y que el Gobierno “no la va a convertir en una política subordinada a las políticas fiscales y monetarias”.

“Cuando en el otro boliche (el Sheraton de Mar del Plata, donde se realiza el 50º Coloquio de IDEA) piden ajustar, nosotros metemos doce mil millones de mangos para la moratoria jubilatoria”, dijo Tomada. También parafraseó el discurso que el hijo de la Presidenta, Máximo Kirchner, pronunció en el estadio de Argentinos Juniors, y señaló: “Queremos que los números cierren, pero con la gente adentro. Con la gente adentro, no con la gente afuera. Porque con la gente afuera a los números los cierra cualquiera. Hasta (Domingo) Cavallo los cierra”.

comentarios

Login