ciudadanodiario.com.ar
No hay sonrisas ni para las fotos
Cargando...
Por Redacción

No hay sonrisas ni para las fotos



Los problemas se tapan y la vida continúa señores. Así estamos, con un Pérez que no da el brazo a torcer y continúa peleando contra viento y marea mientras las cosas se tapan con  inauguraciones y con sorteos de planes PRO.CRE.AR. Porque todo lo que llega del Gobierno es bueno y es para los mendocinos, está estudiado, se dice bonito y se escribe con palabras refinadas.


El dilema comienza cuando algunos medios nacionales publican problemas de narcotráfico en la provincia, y ahí es donde aparecen las preguntas y donde no queda salida, hay que dar respuestas. Porque aunque el lema sea “Los trapitos se lavan adentro”, a veces la gente se entera.


Esta semana comenzó con una agenda apretada para Pérez. Lavalle, uno de los departamentos con mayor tradición peronista, festejó su aniversario y el Gobernador de Mendoza aprovechó la ocasión para realizar anuncios y retomar los tres ejes de su gestión: producción, inclusión y promoción, con el cuidado del medio ambiente como concepto transversal y la vivienda como acción prioritaria.


En ese contexto, el mandatario anunció obras que beneficiarán a los habitantes del departamento norteño, y con esto nos referimos a la red de gas para Gustavo André que será inaugurada en 15 días, la que se ampliará hasta Jocolí con una inversión de $5 millones. Pérez también hizo referencia al inicio de obra de la UDI del Hospital Costa de Araujo, por un monto de $39 millones, que estará terminado en un plazo de 16 meses, y aprovechó la ocasión para referirse a las obras que ya han sido realizadas y entregadas en el departamento.


Los actos continuaron para el Gobernador, quien encabezó los festejos por el 204º aniversario de la Policía de Mendoza junto con el ministro de Seguridad, Leonardo Comperatore. En esa ocasión el mandatario provincial aseguró que se han invertido más de $132 millones en bienes que contribuirán a la eficiencia del trabajo policial, sumando al equipamiento 107 patrulleros, 15 camionetas, un helicóptero y tres autobombas.


En el tema específico de la lucha contra en el narcotráfico, Pérez indicó: “Abordamos la tarea en El Pozo, no con un estado represivo. Le dimos lucha al narcotráfico no tan solo deteniendo a jefes de bandas organizadas, sino que vamos a construir bibliotecas, escuelas industriales, fabricas, adoquines. Hoy hay un estado presente en ese lugar”.


Más tarde, en conferencia de prensa con los medios, Paco no dejó de hacer referencia a las acusaciones recibidas por parte de diarios nacionales en cuanto al crecimiento del narcotráfico en nuestra provincia, y por lo tanto no dejó ningún detalle librado al azar en cuanto a cifras para negar rotundamente los dimes y diretes.


La política es un juego para pocos, en donde pocos son los que ganan. Ellos deben saber jugar porque de lo contrario se pierde la confianza, la credibilidad y simplemente pasa que se pierde todo.


En 2012 el Gobernador comenzó su gestión con una sonrisa en la cara, con todas las de ganar, con respeto por parte de sus pares y del pueblo, con la cintura para dejarse fotografiar pateando pelotas en el Estadio de los mendocinos. Pero estamos en 2014, las fotos son pocas, las palabras escasas, sobran excusas y faltan sonrisas para todos.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

No hay sonrisas ni para las fotos

Los problemas se tapan y la vida continúa señores. Así estamos, con un Pérez que no da el brazo a torcer y continúa peleando contra viento y marea mientras las cosas se tapan con  inauguraciones y con sorteos de planes PRO.CRE.AR. Porque todo lo que llega del Gobierno es bueno y es para los mendocinos, está estudiado, se dice bonito y se escribe con palabras refinadas.

El dilema comienza cuando algunos medios nacionales publican problemas de narcotráfico en la provincia, y ahí es donde aparecen las preguntas y donde no queda salida, hay que dar respuestas. Porque aunque el lema sea “Los trapitos se lavan adentro”, a veces la gente se entera.

Esta semana comenzó con una agenda apretada para Pérez. Lavalle, uno de los departamentos con mayor tradición peronista, festejó su aniversario y el Gobernador de Mendoza aprovechó la ocasión para realizar anuncios y retomar los tres ejes de su gestión: producción, inclusión y promoción, con el cuidado del medio ambiente como concepto transversal y la vivienda como acción prioritaria.

En ese contexto, el mandatario anunció obras que beneficiarán a los habitantes del departamento norteño, y con esto nos referimos a la red de gas para Gustavo André que será inaugurada en 15 días, la que se ampliará hasta Jocolí con una inversión de $5 millones. Pérez también hizo referencia al inicio de obra de la UDI del Hospital Costa de Araujo, por un monto de $39 millones, que estará terminado en un plazo de 16 meses, y aprovechó la ocasión para referirse a las obras que ya han sido realizadas y entregadas en el departamento.

Los actos continuaron para el Gobernador, quien encabezó los festejos por el 204º aniversario de la Policía de Mendoza junto con el ministro de Seguridad, Leonardo Comperatore. En esa ocasión el mandatario provincial aseguró que se han invertido más de $132 millones en bienes que contribuirán a la eficiencia del trabajo policial, sumando al equipamiento 107 patrulleros, 15 camionetas, un helicóptero y tres autobombas.

En el tema específico de la lucha contra en el narcotráfico, Pérez indicó: “Abordamos la tarea en El Pozo, no con un estado represivo. Le dimos lucha al narcotráfico no tan solo deteniendo a jefes de bandas organizadas, sino que vamos a construir bibliotecas, escuelas industriales, fabricas, adoquines. Hoy hay un estado presente en ese lugar”.

Más tarde, en conferencia de prensa con los medios, Paco no dejó de hacer referencia a las acusaciones recibidas por parte de diarios nacionales en cuanto al crecimiento del narcotráfico en nuestra provincia, y por lo tanto no dejó ningún detalle librado al azar en cuanto a cifras para negar rotundamente los dimes y diretes.

La política es un juego para pocos, en donde pocos son los que ganan. Ellos deben saber jugar porque de lo contrario se pierde la confianza, la credibilidad y simplemente pasa que se pierde todo.

En 2012 el Gobernador comenzó su gestión con una sonrisa en la cara, con todas las de ganar, con respeto por parte de sus pares y del pueblo, con la cintura para dejarse fotografiar pateando pelotas en el Estadio de los mendocinos. Pero estamos en 2014, las fotos son pocas, las palabras escasas, sobran excusas y faltan sonrisas para todos.

comentarios

Login