Cargando...
Por Redacción

Niño israelí muere por un obús disparado en Gaza



Un niño israelí murió este viernes por el disparo de un mortero desde la Franja de Gaza, un ataque por el que Hamas pagará un “alto precio”, advirtió el primer ministro Benajmin Netanyahu, mientras que el movimiento islamista ejecutaba a presuntos colaboracionistas. Es la primera vez desde que empezó esta nueva campaña militar israelí, el 8 de julio pasado, que un niño muere en Israel a causa de los ataques desde Gaza.

Tras 46 días de sangrientos ataques y represalias de ambos lados, la muerte del pequeño israelí de cuatro años amenaza con provocar una nueva escalada. El niño perdió la vida en el sector de Sdot Negev, al este de franja de Gaza. En total, 64 militares israelíes y cuatro civiles han perdido la vida desde el 8 de julio. Del lado palestino han muerto al menos 2.092 personas, en su inmensa mayoría civiles, 76 solamente desde el martes, cuando se rompió la última tregua.

“Hamas pagará un alto precio por este ataque. (El ejército y los servicios de inteligencia) intensificarán sus operaciones hasta que se haya alcanzado el objetivo” de la operación militar, indicó un portavoz de Netanyahu. Los combatientes palestinos continuaron este viernes disparando cohetes contra Israel y uno fue interceptado sobre Tel Aviv en la tarde, informó el ejército. En Gaza fueron cuatro los palestinos que murieron por los bombardeos del Ejército israelí, y hubo cuarenta heridos.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Niño israelí muere por un obús disparado en Gaza

Un niño israelí murió este viernes por el disparo de un mortero desde la Franja de Gaza, un ataque por el que Hamas pagará un “alto precio”, advirtió el primer ministro Benajmin Netanyahu, mientras que el movimiento islamista ejecutaba a presuntos colaboracionistas. Es la primera vez desde que empezó esta nueva campaña militar israelí, el 8 de julio pasado, que un niño muere en Israel a causa de los ataques desde Gaza.
Tras 46 días de sangrientos ataques y represalias de ambos lados, la muerte del pequeño israelí de cuatro años amenaza con provocar una nueva escalada. El niño perdió la vida en el sector de Sdot Negev, al este de franja de Gaza. En total, 64 militares israelíes y cuatro civiles han perdido la vida desde el 8 de julio. Del lado palestino han muerto al menos 2.092 personas, en su inmensa mayoría civiles, 76 solamente desde el martes, cuando se rompió la última tregua.
“Hamas pagará un alto precio por este ataque. (El ejército y los servicios de inteligencia) intensificarán sus operaciones hasta que se haya alcanzado el objetivo” de la operación militar, indicó un portavoz de Netanyahu. Los combatientes palestinos continuaron este viernes disparando cohetes contra Israel y uno fue interceptado sobre Tel Aviv en la tarde, informó el ejército. En Gaza fueron cuatro los palestinos que murieron por los bombardeos del Ejército israelí, y hubo cuarenta heridos.

comentarios

imagen imagen
Login