Cargando...
Por Redacción

Nacional ya está en la Argentina



Con la ilusión de llevar la Copa Libertadores a Paraguay, el plantel del Nacional de Asunción llegó a Buenos Aires para la finalísima ante el San Lorenzo este miércoles. “Vamos con la mentalidad de volver como campeones”, dijo optimista el volante Marcos Riveros, el motor del conjunto dirigido por el paraguayo Gustavo Morínigo al salir de su país.

Riveros no jugó el partido de ida en Asunción por acumulación de tarjetas amarillas pero es número puesto para la revancha. “Me tocó ver el partido desde afuera y lo viví muy nervioso por la impotencia de no poder ayudar a mis compañeros”, admitió el jugador. Afectados de alguna forma por el “juego mediático” de los argentinos, Riveros dijo que “ellos pueden opinar lo que quieran. Nosotros jugamos”. “Nosotros estamos tranquilos enfocados en el partido. Vamos a dejar la vida en esta final”, subrayó.

Otra sentida ausencia (por lesión en el tobillo izquierdo) en el partido anterior, el goleador Brian Montenegro, confirmó que está plenamente recuperado y a las órdenes del técnico. A Montenegro lo reemplazó el experimentado Fredy Bareiro, el mejor hombre de Nacional en el encuentro de ida. El adiestrador Morínigo ahora tiene dudas sobre cuál de los dos correrá primero.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Nacional ya está en la Argentina

Con la ilusión de llevar la Copa Libertadores a Paraguay, el plantel del Nacional de Asunción llegó a Buenos Aires para la finalísima ante el San Lorenzo este miércoles. “Vamos con la mentalidad de volver como campeones”, dijo optimista el volante Marcos Riveros, el motor del conjunto dirigido por el paraguayo Gustavo Morínigo al salir de su país.
Riveros no jugó el partido de ida en Asunción por acumulación de tarjetas amarillas pero es número puesto para la revancha. “Me tocó ver el partido desde afuera y lo viví muy nervioso por la impotencia de no poder ayudar a mis compañeros”, admitió el jugador. Afectados de alguna forma por el “juego mediático” de los argentinos, Riveros dijo que “ellos pueden opinar lo que quieran. Nosotros jugamos”. “Nosotros estamos tranquilos enfocados en el partido. Vamos a dejar la vida en esta final”, subrayó.
Otra sentida ausencia (por lesión en el tobillo izquierdo) en el partido anterior, el goleador Brian Montenegro, confirmó que está plenamente recuperado y a las órdenes del técnico. A Montenegro lo reemplazó el experimentado Fredy Bareiro, el mejor hombre de Nacional en el encuentro de ida. El adiestrador Morínigo ahora tiene dudas sobre cuál de los dos correrá primero.

comentarios

imagen imagen
Login