ciudadanodiario.com.ar
Mutar para ser mejor
Cargando...
Por Redacción

Mutar para ser mejor



Después de una clasificatoria factuosa, que tuvo como epicentro Barranquilla, donde se fueron al entretiempo perdiendo 0-1 con el local, Colombia, revirtió a fuerza de talento y sacrificio ese resultado, y Argentina encontró el rumbo y superó a sus rivales con comodidad para terminar primero en la zona Sudamérica.
En el medio compromisos en fechas FIFA con selecciones de todo el mapa, que la Selección argentina fue superando entre ellos Alemania, a quien venció con claridad por 3-1 como visitante.
El grupo se fue consolidando y el equipo tenía su norte 4-3-3 con Romero en el arco, Zabaleta y Rojo los laterales, Fernández y Garay los centrales. En el medio Mascherano y Gago, este último como primer pase limpio o clarificador para los de arriba, Di María arrancando como volante para sumarse el trío galactico de Messi, Agüero e Higuaín.
Lo cierto es que Gago se pasó el semestre previo al Mundial de lesión en lesión y tuvo poco rodaje en Boca, Higuaín se lesiona en Napolitano un mes antes del debut y Agüero se desgarró tres veces en seis meses y Fideo Di María fue figura en la final de la Champions con Real Madrid, ese partido se jugó el 24 de mayo.
Ya en Brasil la historia fue otra, los galácticos no respondían, salvo algunos destellos pero nunca lograron el funcionamiento mostrado con anterioridad, entonces Sabella mostró tintes camaleónicos y mutó para ser mejor. Ajustó detalles en la defensa donde logró generar un verdadero cerrojo. Modificó a tiempo y en los partidos decisivos de incluyó a Martín Demichelis, que junto con Garay fueron infranqueables.
Así lo sufrieron Bélgica, Holanda y Alemania, que en el único descuido al minuto 113 no perdonó, lo que Argentina si, en los pies de Higuaín, Messi y Palacio.
Llegó a Brasil con una idea y se fue con otra, lo que le permitió después de 24 años jugar la final de un Mundial. Dejó transparencia, trabajo y docencia y un mensaje claro. Mutar para ser mejor. / Gabriel Landart


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Mutar para ser mejor

Después de una clasificatoria factuosa, que tuvo como epicentro Barranquilla, donde se fueron al entretiempo perdiendo 0-1 con el local, Colombia, revirtió a fuerza de talento y sacrificio ese resultado, y Argentina encontró el rumbo y superó a sus rivales con comodidad para terminar primero en la zona Sudamérica.
En el medio compromisos en fechas FIFA con selecciones de todo el mapa, que la Selección argentina fue superando entre ellos Alemania, a quien venció con claridad por 3-1 como visitante.
El grupo se fue consolidando y el equipo tenía su norte 4-3-3 con Romero en el arco, Zabaleta y Rojo los laterales, Fernández y Garay los centrales. En el medio Mascherano y Gago, este último como primer pase limpio o clarificador para los de arriba, Di María arrancando como volante para sumarse el trío galactico de Messi, Agüero e Higuaín.
Lo cierto es que Gago se pasó el semestre previo al Mundial de lesión en lesión y tuvo poco rodaje en Boca, Higuaín se lesiona en Napolitano un mes antes del debut y Agüero se desgarró tres veces en seis meses y Fideo Di María fue figura en la final de la Champions con Real Madrid, ese partido se jugó el 24 de mayo.
Ya en Brasil la historia fue otra, los galácticos no respondían, salvo algunos destellos pero nunca lograron el funcionamiento mostrado con anterioridad, entonces Sabella mostró tintes camaleónicos y mutó para ser mejor. Ajustó detalles en la defensa donde logró generar un verdadero cerrojo. Modificó a tiempo y en los partidos decisivos de incluyó a Martín Demichelis, que junto con Garay fueron infranqueables.
Así lo sufrieron Bélgica, Holanda y Alemania, que en el único descuido al minuto 113 no perdonó, lo que Argentina si, en los pies de Higuaín, Messi y Palacio.
Llegó a Brasil con una idea y se fue con otra, lo que le permitió después de 24 años jugar la final de un Mundial. Dejó transparencia, trabajo y docencia y un mensaje claro. Mutar para ser mejor. / Gabriel Landart

comentarios

Login