ciudadanodiario.com.ar
Mueren envenenados 45 miembros del Estado Islámico
Cargando...
Por Redacción

Mueren envenenados 45 miembros del Estado Islámico



Cuarenta y cinco miembros del Estado Islámico han muerto por culpa de una intoxicación alimentaria en la ciudad iraquí de Mosul, según ha informado el medio digital “Liveleak”.


La intoxicación fue provocada por un joven de la localidad, que decidió envenenar el “iftar”, la comida que consumen los musulmanes cuando termina el Ramadán. Con este acto, provocó la muerte de 45 extremistas y envió a otros 100 al hospital, donde fueron ingresados en grave estado de salud. Así lo comunicaron fuentes iraquíes.


El incidente se produjo en el distrito de Wasi Hajar, donde ha nacido uno de los núcleos de resistencia más fuertes contra los radicales.


Desde junio de 2014, las zonas septentrionales y occidentales de Irak han sufrido las peores embestidas de los miembros de Estado Islámico. La violencia ha sido especialmente grave en Mosul, que cayó en manos de los yihadistas hace más de un año y que, desde entonces, sufre la barbarie perpetrada por los radicales. Sobre todo las ejecuciones, pero también la destrucción de su patrimonio arquitectónico y cultural.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Mueren envenenados 45 miembros del Estado Islámico

Cuarenta y cinco miembros del Estado Islámico han muerto por culpa de una intoxicación alimentaria en la ciudad iraquí de Mosul, según ha informado el medio digital “Liveleak”.

La intoxicación fue provocada por un joven de la localidad, que decidió envenenar el “iftar”, la comida que consumen los musulmanes cuando termina el Ramadán. Con este acto, provocó la muerte de 45 extremistas y envió a otros 100 al hospital, donde fueron ingresados en grave estado de salud. Así lo comunicaron fuentes iraquíes.

El incidente se produjo en el distrito de Wasi Hajar, donde ha nacido uno de los núcleos de resistencia más fuertes contra los radicales.

Desde junio de 2014, las zonas septentrionales y occidentales de Irak han sufrido las peores embestidas de los miembros de Estado Islámico. La violencia ha sido especialmente grave en Mosul, que cayó en manos de los yihadistas hace más de un año y que, desde entonces, sufre la barbarie perpetrada por los radicales. Sobre todo las ejecuciones, pero también la destrucción de su patrimonio arquitectónico y cultural.

comentarios

Login