ciudadanodiario.com.ar
Mendoza, un caso de VIH por día
Cargando...
Por Redacción

Mendoza, un caso de VIH por día



El Ministerio de Salud de la Nación calcula que en Mendoza se detecta un caso de VIH por día, mientras que a nivel nacional serían entre 17 y 23 las personas que contraen el virus de inmunodeficiencia humana. Lo alarmante de la situación es que la cifra sólo se compone de casos que se descubrieron luego de un examen de laboratorio, pero quedaron afuera aquellos en los que el paciente no sabe que posee el virus hasta que ya es muy tarde.


Otro elemento preocupante es que el 95% de los casos deriva de mantener relaciones sexuales sin protección, de acuerdo con estimaciones oficiales.


Así, el Ministerio de Salud de la Nación calcula que actualmente unas 115.000 personas viven con el virus y el 30% no lo sabe.


Acerca del tema, la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación (DSyETS) está llevando a cabo jornadas de capacitación para las distintas jurisdicciones del país, con el objetivo de promocionar su política de diagnóstico de VIH y facilitar el proceso de implementación del test rápido y los nuevos algoritmos diagnósticos.


“El desafío es aumentar el número de testeos para VIH, garantizando la calidad del proceso diagnóstico. Calidad que involucra la precisión y agilidad de los procedimientos técnicos, conjuntamente con la garantía de la voluntariedad de realización de la prueba, la información pre y pos test y la firma del consentimiento informado, la confidencialidad del resultado obtenido y la derivación a un centro de salud si fuera necesario”, aseguró Carlos Falistocco, director de Sida y ETS.


Resulta importante destacar que el VIH es un virus que afecta las células inmunitarias, encargadas de protegernos de las enfermedades.


Se debe tener claro que no es lo mismo tener VIH que tener sida (Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida), que es la etapa avanzada de la infección causada por el VIH.


“Hacer que la mayor cantidad posible de personas se realice el test de VIH en un marco de información que implica, entre otras cosas, conocer que existen tratamientos que permiten vivir con buena calidad de vida y que son gratuitos”, sostuvo el especialista Falistocco, para quien el trabajo “debe girar en torno a las estrategias para garantizar que la mayor cantidad posible de personas sea testeada”.


Asimismo, el titular de la Dirección de Sida manifestó que “en Argentina promovemos la oferta del testeo universal, así como ofrecemos el tratamiento en forma universal. Esto no implica el testeo obligatorio, porque el saber si se tiene o no VIH es un derecho y es fundamental que esto se realice con la información adecuada garantizando la calidad de todo el proceso”.


 “Necesitamos acercarnos a ese 30% que convive con el vih y no lo sabe”


Miguel Pedrola, coordinador de la ONG AHF (Aids Health Federation), se refirió a esta problemática basada en el desconocimiento y en consecuencia, el inicio tardío del tratamiento. “La situación del sida en la Argentina se mantiene estable y eso tiene que ver, además, con que el tratamiento que se realizan los afectados sirve como prevención de otras enfermedades. En la actualidad, unos 100 mil argentinos conviven con el HIV, de los cuales el 70% conoce su condición y el 80% está en tratamiento. Lo que necesitamos es tratar de llegar a ese 30% de personas que vive con VIH y no lo sabe”, abundó el coordinador de la ONG internacional.


De 3.800 enfermos apenas menos de 2 mil se atienden


Las últimas estadísticas muestran que a pesar de que existe una Ley Nacional (23.798) que lucha contra esta infección y diversos programas provinciales que destinan importantes sumas de dinero para tratar gratuitamente a todos los afectados, de un total de 3.800 personas diagnosticadas en Mendoza con resultados positivos sólo entre 1.900 y 2.000 reciben el tratamiento estatal.


Los motivos por los cuales alguien decide no seguirlos son variados y dependen de muchos factores. Según Víctor Bittar, jefe del Programa Provincial de Prevención y Asistencia del Sida, los números surgen de una ficha de notificación que realiza un médico cuando el estudio de sangre da positivo, así como lo exige la normativa nacional desde 1990 en adelante, con la sanción de la Ley y la creación de una dirección con autoridad nacional.


“Las razones más comunes por las que un enfermo no realiza un régimen de medicación son el abandono o simplemente el deseo de no realizar el tratamiento”, explica Bittar. El médico también señaló que hay pacientes que tienen el diagnóstico y sin embargo no requieren por el momento de la medicación, tal como estipulan las guías de tratamientos internacionales y nacionales.


Para el 2030 debería estar erradicado


Según cifras de la ONU, el ritmo de contagios de VIH, en Argentina, cayó 35% en 15 años y el objetivo es erradicarlo en 2030.


Las cifras reveladas por la investigación titulada “Cómo el sida lo cambió todo” marcan que se logró el sexto objetivo del milenio en 2015, haber detenido y reducido la propagación de la enfermedad, ya que durante el año pasado hubo 2 millones de nuevos infectados frente a los 3,1 millones del 2000.


La cantidad de nuevas personas infectadas con VIH en el mundo se redujo en un 35% en el 2014 con respecto al 2000, gracias a que 83 países, incluyendo a la Argentina, lograron frenar el avance de la epidemia, indicó un estudio publicado por la agencia de las Naciones Unidas contra el sida (ONUSIDA) que fijó la meta de erradicar el virus en 2030.


En 2014, 83 países, que representan el 83% de toda la población que vive con VIH (37 millones a nivel mundial), frenó el avance o detuvo la epidemia, incluyendo a la Argentina y a algunos de los países más afectados como India, Kenia, Mozambique, Sudáfrica y Zimbabue.


Más precisamente, la epidemia se detuvo en 22 países, y retrocedió en un 20% en 62 estados, aunque aumentó un 20% en otros 56.


Un estudio confirma todos los beneficios del tratamiento inmediato


Un estudio diseñado para investigar el momento adecuado para comenzar a tratar el VIH, debió ser interrumpido 18 meses antes de lo previsto, ante las evidencias del beneficio del tratamiento antirretroviral temprano.


Se trata del estudio START, que refiere a las siglas (en inglés) “Tiempo Adecuado para el Tratamiento Antirretroviral”, que fue lanzado en el 2009 para estudiar el impacto del tratamiento temprano, y comparaba los beneficios de comenzarlo con más de 500 CD4 o esperar a que cayeran por debajo de 350.


La Fundación Huésped saludó la decisión de los investigadores del estudio START de interrumpir el estudio 18 meses antes de lo previsto ante la evidencia de que iniciar tempranamente el tratamiento antirretroviral para el VIH, independientemente del nivel de CD4 –el indicador principal del nivel de deterioro del sistema inmunológico–, disminuye considerablemente las posibilidades de desarrollar sida u otras serias enfermedades.


“La noticia de la interrupción del estudio START viene a confirmar la estrategia planteada en 2006 por el médico argentino residente en Canadá Julio Montaner, con nuestro respaldo –entre otros investigadores– y luego adoptada por ONUSIDA”, indicó el doctor Pedro Cahn, director científico de Fundación Huésped. Asimismo, mencionó que la fundación colabora “con la Dirección Nacional de Sida del Ministerio de Salud de la Nación para sumar desde 2014 a la Argentina en la selecta lista de países que adoptaron la estrategia de testear y tratar y ofrecer testeo voluntario y tratamiento inmediato a toda persona diagnosticada más allá de su nivel de CD4”.


Los estudios del doctor Montaner y, posteriormente, los HPTN 052 del NIH de los Estados Unidos y Temprano del ANRS de Francia ya habían demostrado que el inicio temprano de tratamiento antirretroviral genera un beneficio en la salud de la persona con VIH y en la comunidad, ya que una persona en tratamiento y con carga viral indetectable tiene ninguna o muy escasas posibilidades de transmitir la infección.


Para las personas que viven con VIH, los resultados del estudio START confirman que es seguro iniciar tratamiento con un alto nivel de CD4 y que el inicio temprano reduce las posibilidades de enfermar por infecciones relacionadas al VIH, así como por enfermedades cardiovasculares, hepáticas y renales y algunos tipos de cáncer no relacionados al VIH.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Mendoza, un caso de VIH por día

El Ministerio de Salud de la Nación calcula que en Mendoza se detecta un caso de VIH por día, mientras que a nivel nacional serían entre 17 y 23 las personas que contraen el virus de inmunodeficiencia humana. Lo alarmante de la situación es que la cifra sólo se compone de casos que se descubrieron luego de un examen de laboratorio, pero quedaron afuera aquellos en los que el paciente no sabe que posee el virus hasta que ya es muy tarde.

Otro elemento preocupante es que el 95% de los casos deriva de mantener relaciones sexuales sin protección, de acuerdo con estimaciones oficiales.

Así, el Ministerio de Salud de la Nación calcula que actualmente unas 115.000 personas viven con el virus y el 30% no lo sabe.

Acerca del tema, la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación (DSyETS) está llevando a cabo jornadas de capacitación para las distintas jurisdicciones del país, con el objetivo de promocionar su política de diagnóstico de VIH y facilitar el proceso de implementación del test rápido y los nuevos algoritmos diagnósticos.

“El desafío es aumentar el número de testeos para VIH, garantizando la calidad del proceso diagnóstico. Calidad que involucra la precisión y agilidad de los procedimientos técnicos, conjuntamente con la garantía de la voluntariedad de realización de la prueba, la información pre y pos test y la firma del consentimiento informado, la confidencialidad del resultado obtenido y la derivación a un centro de salud si fuera necesario”, aseguró Carlos Falistocco, director de Sida y ETS.

Resulta importante destacar que el VIH es un virus que afecta las células inmunitarias, encargadas de protegernos de las enfermedades.

Se debe tener claro que no es lo mismo tener VIH que tener sida (Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida), que es la etapa avanzada de la infección causada por el VIH.

“Hacer que la mayor cantidad posible de personas se realice el test de VIH en un marco de información que implica, entre otras cosas, conocer que existen tratamientos que permiten vivir con buena calidad de vida y que son gratuitos”, sostuvo el especialista Falistocco, para quien el trabajo “debe girar en torno a las estrategias para garantizar que la mayor cantidad posible de personas sea testeada”.

Asimismo, el titular de la Dirección de Sida manifestó que “en Argentina promovemos la oferta del testeo universal, así como ofrecemos el tratamiento en forma universal. Esto no implica el testeo obligatorio, porque el saber si se tiene o no VIH es un derecho y es fundamental que esto se realice con la información adecuada garantizando la calidad de todo el proceso”.

 “Necesitamos acercarnos a ese 30% que convive con el vih y no lo sabe”

Miguel Pedrola, coordinador de la ONG AHF (Aids Health Federation), se refirió a esta problemática basada en el desconocimiento y en consecuencia, el inicio tardío del tratamiento. “La situación del sida en la Argentina se mantiene estable y eso tiene que ver, además, con que el tratamiento que se realizan los afectados sirve como prevención de otras enfermedades. En la actualidad, unos 100 mil argentinos conviven con el HIV, de los cuales el 70% conoce su condición y el 80% está en tratamiento. Lo que necesitamos es tratar de llegar a ese 30% de personas que vive con VIH y no lo sabe”, abundó el coordinador de la ONG internacional.

De 3.800 enfermos apenas menos de 2 mil se atienden

Las últimas estadísticas muestran que a pesar de que existe una Ley Nacional (23.798) que lucha contra esta infección y diversos programas provinciales que destinan importantes sumas de dinero para tratar gratuitamente a todos los afectados, de un total de 3.800 personas diagnosticadas en Mendoza con resultados positivos sólo entre 1.900 y 2.000 reciben el tratamiento estatal.

Los motivos por los cuales alguien decide no seguirlos son variados y dependen de muchos factores. Según Víctor Bittar, jefe del Programa Provincial de Prevención y Asistencia del Sida, los números surgen de una ficha de notificación que realiza un médico cuando el estudio de sangre da positivo, así como lo exige la normativa nacional desde 1990 en adelante, con la sanción de la Ley y la creación de una dirección con autoridad nacional.

“Las razones más comunes por las que un enfermo no realiza un régimen de medicación son el abandono o simplemente el deseo de no realizar el tratamiento”, explica Bittar. El médico también señaló que hay pacientes que tienen el diagnóstico y sin embargo no requieren por el momento de la medicación, tal como estipulan las guías de tratamientos internacionales y nacionales.

Para el 2030 debería estar erradicado

Según cifras de la ONU, el ritmo de contagios de VIH, en Argentina, cayó 35% en 15 años y el objetivo es erradicarlo en 2030.

Las cifras reveladas por la investigación titulada “Cómo el sida lo cambió todo” marcan que se logró el sexto objetivo del milenio en 2015, haber detenido y reducido la propagación de la enfermedad, ya que durante el año pasado hubo 2 millones de nuevos infectados frente a los 3,1 millones del 2000.

La cantidad de nuevas personas infectadas con VIH en el mundo se redujo en un 35% en el 2014 con respecto al 2000, gracias a que 83 países, incluyendo a la Argentina, lograron frenar el avance de la epidemia, indicó un estudio publicado por la agencia de las Naciones Unidas contra el sida (ONUSIDA) que fijó la meta de erradicar el virus en 2030.

En 2014, 83 países, que representan el 83% de toda la población que vive con VIH (37 millones a nivel mundial), frenó el avance o detuvo la epidemia, incluyendo a la Argentina y a algunos de los países más afectados como India, Kenia, Mozambique, Sudáfrica y Zimbabue.

Más precisamente, la epidemia se detuvo en 22 países, y retrocedió en un 20% en 62 estados, aunque aumentó un 20% en otros 56.

Un estudio confirma todos los beneficios del tratamiento inmediato

Un estudio diseñado para investigar el momento adecuado para comenzar a tratar el VIH, debió ser interrumpido 18 meses antes de lo previsto, ante las evidencias del beneficio del tratamiento antirretroviral temprano.

Se trata del estudio START, que refiere a las siglas (en inglés) “Tiempo Adecuado para el Tratamiento Antirretroviral”, que fue lanzado en el 2009 para estudiar el impacto del tratamiento temprano, y comparaba los beneficios de comenzarlo con más de 500 CD4 o esperar a que cayeran por debajo de 350.

La Fundación Huésped saludó la decisión de los investigadores del estudio START de interrumpir el estudio 18 meses antes de lo previsto ante la evidencia de que iniciar tempranamente el tratamiento antirretroviral para el VIH, independientemente del nivel de CD4 –el indicador principal del nivel de deterioro del sistema inmunológico–, disminuye considerablemente las posibilidades de desarrollar sida u otras serias enfermedades.

“La noticia de la interrupción del estudio START viene a confirmar la estrategia planteada en 2006 por el médico argentino residente en Canadá Julio Montaner, con nuestro respaldo –entre otros investigadores– y luego adoptada por ONUSIDA”, indicó el doctor Pedro Cahn, director científico de Fundación Huésped. Asimismo, mencionó que la fundación colabora “con la Dirección Nacional de Sida del Ministerio de Salud de la Nación para sumar desde 2014 a la Argentina en la selecta lista de países que adoptaron la estrategia de testear y tratar y ofrecer testeo voluntario y tratamiento inmediato a toda persona diagnosticada más allá de su nivel de CD4”.

Los estudios del doctor Montaner y, posteriormente, los HPTN 052 del NIH de los Estados Unidos y Temprano del ANRS de Francia ya habían demostrado que el inicio temprano de tratamiento antirretroviral genera un beneficio en la salud de la persona con VIH y en la comunidad, ya que una persona en tratamiento y con carga viral indetectable tiene ninguna o muy escasas posibilidades de transmitir la infección.

Para las personas que viven con VIH, los resultados del estudio START confirman que es seguro iniciar tratamiento con un alto nivel de CD4 y que el inicio temprano reduce las posibilidades de enfermar por infecciones relacionadas al VIH, así como por enfermedades cardiovasculares, hepáticas y renales y algunos tipos de cáncer no relacionados al VIH.

comentarios

Login