ciudadanodiario.com.ar
Mendoza: la peor crisis de los últimos 100 años
Cargando...
Por Redacción

Mendoza: la peor crisis de los últimos 100 años



El radicalismo local defendió el proyecto de emergencia fiscal y acusó a los sindicatos de querer generar “miedo”, a raíz de que algunos referentes gremiales advirtieran que, de aprobarse la iniciativa, se van a coartar los derechos paritarios de los trabajadores.


En respuesta a esta posición, motivada en la necesidad de generar miedo, el diputado provincial y principal candidato a dirigir la cartera económica estatal, Martín Kerchner, fue el encargado de ahuyentar los presagios al señalar que “en ningún lugar de la ley dice que se van a suspender paritarias. Simplemente dice que en el marco de la crisis, hay que recordar algunas deudas que tiene la Provincia, específicamente con proveedores. Por el contrario, esta iniciativa completa la Ley de Financiamiento que se aprobó hace un mes en la Legislatura, en virtud de que las sesiones ordinarias terminaban el 30 de octubre. Esto implica que los legisladores, a partir de ese día, no pueden presentar más proyectos y sólo el Ejecutivo puede enviar a la Legislatura proyectos como el del Presupuesto. Esto venía a completar la emisión del bono que habíamos aprobado para proveedores”.


Por otra parte, vale recordar que se contemplará la posibilidad de emitir un bono voluntario para darles liquidez a los proveedores y para esto se requería la existencia de un artículo que declare la emergencia fiscal. “No ha habido ejemplo con Córdoba o Buenos Aires en la emisión de este tipo de bono sin esa declaración, porque para ofrecerle un bono a un proveedor tiene que haber una situación de excepción. Al proveedor hay que ofrecerle el pago, no un bono, pero para darle una herramienta de liquidez, que es un cheque de pago diferido, por ejemplo, tiene que existir esta situación. Todo lo demás, han sido inventos o posiciones de orden político, en especial malas interpretaciones. Creo que a todas vistas, la Provincia tiene un problema muy grave”, señaló Kerchner a El Ciudadano.


Sin embargo, el pago de bonos a los proveedores no implica la suspensión de paritarias. “El proyecto claramente dice que en los términos de la Ley de Financiamiento se declara la emergencia a los términos de poder darle un cierre jurídico al proceso que está previsto en los artículos 8 al 15 de la Ley de Financiamiento. En ningún lugar habla de las paritarias”, confirmó el economista.


Además, el plan de emergencia tampoco habla de congelamiento de cargos. “En ningún lugar habla de congelamientos. Yo creo que la dirigencia sindical debería preocuparse de ver que se cumpla con lo básico, que sus asociados puedan cobrar su sueldo. Después de eso deberían preocuparse de lo importante y no ir más allá de lo que está escrito”, sostuvo el radical. Después, dijo: “Me parece que es importante que no nos preocupemos desde el punto de vista sindical de cuestiones políticas, sino que nos preocupemos de sostener el empleo. Hay excelentes empleados en el Estado que no han cobrado y que no lo han hecho a tiempo en los últimos dos meses”.


“Hay una situación de crisis porque se están pagando sueldos con dinero que faltará en diciembre y en enero. Entiendo que los líderes sindicales, en especial algunos que están muy metidos en la política, estén preocupados porque se les debe casi $50 millones para el funcionamiento de su propio sindicato. En realidad hay que pensar en el empleado en general”, sostuvo, y aseguró que “esta ley no dice ni establece ningún tipo de modificación en la relación laboral. Simplemente, el objetivo es traer más zozobra en aquellos que están preocupados. Le estamos dando un manto jurídico para que el Gobierno pueda hacer esto con los proveedores”.


Cien años después se repite la crisis


Pasaron cien años para que la Provincia sufriera una profunda crisis económica y financiera, ahora de la mano de su gobernador, Francisco Paco Pérez. Entre las décadas de los 70, 80 y 90, Mendoza y el país sufrieron épocas de inflación, hiperinflación y crisis financiera, pero sus gobiernos pudieron hacer frente a esta situación pagando al día a sus empleados y proveedores. Hoy, es muy diferente.


Fue a fines de 1915, cuando el gobernador Francisco S. Álvarez (1914-1917) produjo en sus años de gobierno una crisis similar a la que estamos viviendo.


Por Orlando Tirapu – Diario El Ciudadano on line


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Mendoza: la peor crisis de los últimos 100 años

El radicalismo local defendió el proyecto de emergencia fiscal y acusó a los sindicatos de querer generar “miedo”, a raíz de que algunos referentes gremiales advirtieran que, de aprobarse la iniciativa, se van a coartar los derechos paritarios de los trabajadores.

En respuesta a esta posición, motivada en la necesidad de generar miedo, el diputado provincial y principal candidato a dirigir la cartera económica estatal, Martín Kerchner, fue el encargado de ahuyentar los presagios al señalar que “en ningún lugar de la ley dice que se van a suspender paritarias. Simplemente dice que en el marco de la crisis, hay que recordar algunas deudas que tiene la Provincia, específicamente con proveedores. Por el contrario, esta iniciativa completa la Ley de Financiamiento que se aprobó hace un mes en la Legislatura, en virtud de que las sesiones ordinarias terminaban el 30 de octubre. Esto implica que los legisladores, a partir de ese día, no pueden presentar más proyectos y sólo el Ejecutivo puede enviar a la Legislatura proyectos como el del Presupuesto. Esto venía a completar la emisión del bono que habíamos aprobado para proveedores”.

Por otra parte, vale recordar que se contemplará la posibilidad de emitir un bono voluntario para darles liquidez a los proveedores y para esto se requería la existencia de un artículo que declare la emergencia fiscal. “No ha habido ejemplo con Córdoba o Buenos Aires en la emisión de este tipo de bono sin esa declaración, porque para ofrecerle un bono a un proveedor tiene que haber una situación de excepción. Al proveedor hay que ofrecerle el pago, no un bono, pero para darle una herramienta de liquidez, que es un cheque de pago diferido, por ejemplo, tiene que existir esta situación. Todo lo demás, han sido inventos o posiciones de orden político, en especial malas interpretaciones. Creo que a todas vistas, la Provincia tiene un problema muy grave”, señaló Kerchner a El Ciudadano.

Sin embargo, el pago de bonos a los proveedores no implica la suspensión de paritarias. “El proyecto claramente dice que en los términos de la Ley de Financiamiento se declara la emergencia a los términos de poder darle un cierre jurídico al proceso que está previsto en los artículos 8 al 15 de la Ley de Financiamiento. En ningún lugar habla de las paritarias”, confirmó el economista.

Además, el plan de emergencia tampoco habla de congelamiento de cargos. “En ningún lugar habla de congelamientos. Yo creo que la dirigencia sindical debería preocuparse de ver que se cumpla con lo básico, que sus asociados puedan cobrar su sueldo. Después de eso deberían preocuparse de lo importante y no ir más allá de lo que está escrito”, sostuvo el radical. Después, dijo: “Me parece que es importante que no nos preocupemos desde el punto de vista sindical de cuestiones políticas, sino que nos preocupemos de sostener el empleo. Hay excelentes empleados en el Estado que no han cobrado y que no lo han hecho a tiempo en los últimos dos meses”.

“Hay una situación de crisis porque se están pagando sueldos con dinero que faltará en diciembre y en enero. Entiendo que los líderes sindicales, en especial algunos que están muy metidos en la política, estén preocupados porque se les debe casi $50 millones para el funcionamiento de su propio sindicato. En realidad hay que pensar en el empleado en general”, sostuvo, y aseguró que “esta ley no dice ni establece ningún tipo de modificación en la relación laboral. Simplemente, el objetivo es traer más zozobra en aquellos que están preocupados. Le estamos dando un manto jurídico para que el Gobierno pueda hacer esto con los proveedores”.

Cien años después se repite la crisis

Pasaron cien años para que la Provincia sufriera una profunda crisis económica y financiera, ahora de la mano de su gobernador, Francisco Paco Pérez. Entre las décadas de los 70, 80 y 90, Mendoza y el país sufrieron épocas de inflación, hiperinflación y crisis financiera, pero sus gobiernos pudieron hacer frente a esta situación pagando al día a sus empleados y proveedores. Hoy, es muy diferente.

Fue a fines de 1915, cuando el gobernador Francisco S. Álvarez (1914-1917) produjo en sus años de gobierno una crisis similar a la que estamos viviendo.

Por Orlando Tirapu – Diario El Ciudadano on line

comentarios

Login