Cargando...
Por Redacción

Mendoza es rojo fuego



Mientras algunos miembros del Gabinete provincial viajan para alentar a la Selección, la provincia sigue incendiada con el endeudamiento. Si bien el gobernador Francisco Pérez ha reducido los gastos, como siempre se corta por lo más fino y el descontento público es generalizado. El Ejecutivo brindó una conferencia de prensa en la que se aseguró que “no hay una propuesta formal de la Unión Cívica Radical,  Pérez agregó que su gestión está dispuesta al diálogo político y que propone un financiamiento de $1400 millones con afectación específica.


El Gobernador brindó detalles sobre los pasos que seguirá el Gobierno por el financiamiento provincial que frenó una resolución de la Suprema Corte de Justicia. En esa línea, y luego de mantener una reunión con el vicegobernador Carlos Ciurca, legisladores nacionales y provinciales, e intendentes del PJ, aseguró que su gestión está dispuesta al diálogo político con la oposición.


Respecto a la propuesta del oficialismo, Pérez puntualizó: “Nosotros sí tenemos una propuesta, en la cual solicitamos una toma de crédito de $1.400 millones, a diferencia de los $1.700 millones que habíamos pedido en el Presupuesto originariamente”. Y detalló: “Esos $1.400 millones serán con afectación específica y determinada para la amortización de la deuda de lo que queda del año, porque ya se han cancelado $700 millones, y queda cancelar en este segundo semestre otros $500 millones. Se trata de la amortización de deuda tomada por nuestro gobierno y por gobiernos anteriores. El resto de la toma de crédito está destinada a la construcción de viviendas, el financiamiento operativo de Aysam, el subsidio del transporte público y la obra pública”.


El Gobernador consideró además que no se aceptará “ningún tipo de atropello institucional, entendiendo con esto cualquier sugerencia de ajuste que tenga que ver con un efecto de recesión en la economía de la provincia, llámese a esto recorte salarial o suspensión de la obra pública. Ahora el problema sale a relucir cuando la UCR dice que aceptará la propuesta siempre y cuando el Estado presente déficit cero. En cuanto a las culpabilidades, lo venimos anticipando en esta columna, basta de pasar la pelota de un lado para otro. La Provincia está en rojo y esto no se debe a otra cosa que al mal manejo de fondos que se han presentado hasta el momento. El gasto ocasionado por la Villa Olímpica es uno de los tantos ejemplos que siguen ocasionando ruido en el sector de la UCR.


Ya pasaron dos años y medio de mandato y el Espíritu Grande que abogó educación, cultura y deportes endeudó a una provincia entera. La sorpresa del Gobierno ante la deuda y el enojo debería traducirse en intentar reparar lo que hasta aquí ha sucedido, la inflación que sufre la provincia que parece imparable y el miedo que genera en los ciudadanos estar cada vez peor. Cultura, deportes y educación son indispensables para los ciudadanos, pero cuando hay hambre ninguno de estos ítems importa.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Mendoza es rojo fuego

Mientras algunos miembros del Gabinete provincial viajan para alentar a la Selección, la provincia sigue incendiada con el endeudamiento. Si bien el gobernador Francisco Pérez ha reducido los gastos, como siempre se corta por lo más fino y el descontento público es generalizado. El Ejecutivo brindó una conferencia de prensa en la que se aseguró que “no hay una propuesta formal de la Unión Cívica Radical,  Pérez agregó que su gestión está dispuesta al diálogo político y que propone un financiamiento de $1400 millones con afectación específica.

El Gobernador brindó detalles sobre los pasos que seguirá el Gobierno por el financiamiento provincial que frenó una resolución de la Suprema Corte de Justicia. En esa línea, y luego de mantener una reunión con el vicegobernador Carlos Ciurca, legisladores nacionales y provinciales, e intendentes del PJ, aseguró que su gestión está dispuesta al diálogo político con la oposición.

Respecto a la propuesta del oficialismo, Pérez puntualizó: “Nosotros sí tenemos una propuesta, en la cual solicitamos una toma de crédito de $1.400 millones, a diferencia de los $1.700 millones que habíamos pedido en el Presupuesto originariamente”. Y detalló: “Esos $1.400 millones serán con afectación específica y determinada para la amortización de la deuda de lo que queda del año, porque ya se han cancelado $700 millones, y queda cancelar en este segundo semestre otros $500 millones. Se trata de la amortización de deuda tomada por nuestro gobierno y por gobiernos anteriores. El resto de la toma de crédito está destinada a la construcción de viviendas, el financiamiento operativo de Aysam, el subsidio del transporte público y la obra pública”.

El Gobernador consideró además que no se aceptará “ningún tipo de atropello institucional, entendiendo con esto cualquier sugerencia de ajuste que tenga que ver con un efecto de recesión en la economía de la provincia, llámese a esto recorte salarial o suspensión de la obra pública. Ahora el problema sale a relucir cuando la UCR dice que aceptará la propuesta siempre y cuando el Estado presente déficit cero. En cuanto a las culpabilidades, lo venimos anticipando en esta columna, basta de pasar la pelota de un lado para otro. La Provincia está en rojo y esto no se debe a otra cosa que al mal manejo de fondos que se han presentado hasta el momento. El gasto ocasionado por la Villa Olímpica es uno de los tantos ejemplos que siguen ocasionando ruido en el sector de la UCR.

Ya pasaron dos años y medio de mandato y el Espíritu Grande que abogó educación, cultura y deportes endeudó a una provincia entera. La sorpresa del Gobierno ante la deuda y el enojo debería traducirse en intentar reparar lo que hasta aquí ha sucedido, la inflación que sufre la provincia que parece imparable y el miedo que genera en los ciudadanos estar cada vez peor. Cultura, deportes y educación son indispensables para los ciudadanos, pero cuando hay hambre ninguno de estos ítems importa.

comentarios

imagen imagen
Login