ciudadanodiario.com.ar
Malosetti: “No creo en la cultura popular”
Cargando...
Por Redacción

Malosetti: “No creo en la cultura popular”



En el medio de la selva porteña, con bocinas y micros a toda velocidad, Javier Malosetti le atiende el teléfono a La platea y se predispone a hablar de su show en Mendoza: “Esta banda arrancó en abril del año pasado en el Festival de Jazz de San Vicente en Mendoza (fue una edición de AADI Haciendo Caminos). Tenemos algunos ingredientes que han emulsionado y estamos presentando el material nuevo, que seguramente el año que viene sale a la venta. Es música original, salvo dos temas que están cambiados. También habrá algunos homenajes de otros lados”.


La vida de Malosetti está ligada al jazz desde siempre, ya que su padre, Walter, es una leyenda nacional en la materia. Fue baterista en sus comienzos, pero desde hace más de veinte años es uno de los bajistas más requeridos e importantes de la escena argentina. Ha recibido innumerables premios por sus trabajos musicales.


-¿Con qué tipo de música se va a encontrar el espectador?

-Es más rockero, pero se nos sale la cadena bastante. Esto es multitarget, llegamos a varios públicos, hay más armonía y cosas más sutiles, y algunas canciones reversionadas.


-Hiciste varias giras por el exterior, ¿cómo te captó el público?

-La verdad es que no me puedo quejar, fuimos muy mimados. Estuvimos en Shangai (China) y nos sorprendimos.


-¿Cómo es el público allá?

-Es muy entusiasta. Están en lo alto del sistema consumista moderno. Te van a ver con bolsas con el disco, la remera, se compran todo.


-Trabajaste muchos años con Luis Alberto Spinetta y con otros artistas. ¿Qué te dejaron?

-Algunos me dejaron un gran orgullo. Pero con Luis tocamos ocho años, fue algo muy personal. No sólo desde lo profesional, sino humanamente; éramos muy amigos. Éramos de juntarnos a comer, beber, como a ensayar.


-Con la pérdida del Flaco, Ceratti, entre otros, ¿se pierden los principales exponentes musicales?

-Sí, totalmente, pero no de un modo derrotista. Fueron muy grosos, marcaron un camino en la cultura latinoamericana. Pero hay muy buenos artistas y esta tierra es muy prolífica en ese aspecto. Más allá de que culturalmente estemos pasando un momento oscuro.


-¿A qué creés que se debe?

-Se debe a la comunicación masiva, al rapidismo, a los medios bajando los contenidos. Todo tiene que ser fácil, se bajan las varas. Las canciones de la cancha no son las mejores, son fáciles. Porque cuando es más difícil no llega a tantos, entonces hay que bajar el nivel. Yo no creo en la cultura popular, creo en la superior que es la que despierta la mente, no la narcotiza.


-Deduzco que el premio a Marcelo Tinelli como Personalidad Destacada de la Cultura no es algo con lo que coincidas…

-Es una movida política, es anotarse un poroto. Es un referente de la cultura popular, me parece un despropósito. Quiero que le vaya bien. Él ya tiene muchos premios por lo que hace, el rating, la plata, el reconocimiento de la gente. Se premian entre ellos. Este mismo premio se lo dieron a mi viejo y me puse muy contento, después le tocó a la Tota Santillán y dudé… Luego vino al Flaco Spinetta y volví a creer. Pero ahora se desvirtuó todo./ Fernanda Verdeslago


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Malosetti: “No creo en la cultura popular”

En el medio de la selva porteña, con bocinas y micros a toda velocidad, Javier Malosetti le atiende el teléfono a La platea y se predispone a hablar de su show en Mendoza: “Esta banda arrancó en abril del año pasado en el Festival de Jazz de San Vicente en Mendoza (fue una edición de AADI Haciendo Caminos). Tenemos algunos ingredientes que han emulsionado y estamos presentando el material nuevo, que seguramente el año que viene sale a la venta. Es música original, salvo dos temas que están cambiados. También habrá algunos homenajes de otros lados”.

La vida de Malosetti está ligada al jazz desde siempre, ya que su padre, Walter, es una leyenda nacional en la materia. Fue baterista en sus comienzos, pero desde hace más de veinte años es uno de los bajistas más requeridos e importantes de la escena argentina. Ha recibido innumerables premios por sus trabajos musicales.

-¿Con qué tipo de música se va a encontrar el espectador?
-Es más rockero, pero se nos sale la cadena bastante. Esto es multitarget, llegamos a varios públicos, hay más armonía y cosas más sutiles, y algunas canciones reversionadas.

-Hiciste varias giras por el exterior, ¿cómo te captó el público?
-La verdad es que no me puedo quejar, fuimos muy mimados. Estuvimos en Shangai (China) y nos sorprendimos.

-¿Cómo es el público allá?
-Es muy entusiasta. Están en lo alto del sistema consumista moderno. Te van a ver con bolsas con el disco, la remera, se compran todo.

-Trabajaste muchos años con Luis Alberto Spinetta y con otros artistas. ¿Qué te dejaron?
-Algunos me dejaron un gran orgullo. Pero con Luis tocamos ocho años, fue algo muy personal. No sólo desde lo profesional, sino humanamente; éramos muy amigos. Éramos de juntarnos a comer, beber, como a ensayar.

-Con la pérdida del Flaco, Ceratti, entre otros, ¿se pierden los principales exponentes musicales?
-Sí, totalmente, pero no de un modo derrotista. Fueron muy grosos, marcaron un camino en la cultura latinoamericana. Pero hay muy buenos artistas y esta tierra es muy prolífica en ese aspecto. Más allá de que culturalmente estemos pasando un momento oscuro.

-¿A qué creés que se debe?
-Se debe a la comunicación masiva, al rapidismo, a los medios bajando los contenidos. Todo tiene que ser fácil, se bajan las varas. Las canciones de la cancha no son las mejores, son fáciles. Porque cuando es más difícil no llega a tantos, entonces hay que bajar el nivel. Yo no creo en la cultura popular, creo en la superior que es la que despierta la mente, no la narcotiza.

-Deduzco que el premio a Marcelo Tinelli como Personalidad Destacada de la Cultura no es algo con lo que coincidas…
-Es una movida política, es anotarse un poroto. Es un referente de la cultura popular, me parece un despropósito. Quiero que le vaya bien. Él ya tiene muchos premios por lo que hace, el rating, la plata, el reconocimiento de la gente. Se premian entre ellos. Este mismo premio se lo dieron a mi viejo y me puse muy contento, después le tocó a la Tota Santillán y dudé… Luego vino al Flaco Spinetta y volví a creer. Pero ahora se desvirtuó todo./ Fernanda Verdeslago

comentarios

Login