ciudadanodiario.com.ar
Macri vuelve por la palabra santa
Cargando...
Por Redacción

Macri vuelve por la palabra santa



El presidente Mauricio Macri viaja el jueves a Italia para reunirse por segunda vez con el Papa Francisco y buscará un encuentro distendido y más cordial que el de febrero pasado.


A la vez, en tierras europeas el mandatario congregará a los embajadores argentinos en el Viejo Continente y volverá a verse con el primer ministro local, Matteo Renzi, con quien mantuvo varios encuentros y tienen muy buena sintonía desde hace varios años.


Como últimas actividades antes de emprender el vuelo hacia Roma, el jefe de Estado mantendrá un encuentro con la Reina Máxima de Holanda en la Quinta de Olivos y luego encabezará el próximo miércoles la apertura del Coloquio de IDEA que se llevará a cabo en la ciudad bonaerense de Mar del Plata.


El jefe de Estado tomará el jueves un vuelo regular de la aerolínea Alitalia con destino a la capital italiana y llegará acompañado por la primera dama, Juliana Awada; la canciller, Susana Malcorra; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; y el vocero presidencial, Iván Pavlovsky.


También estarán presentes el embajador argentino ante la Santa Sede, Rogelio Pfirter; y los secretario y subsecretario de Culto, Santiago de Estrada y Alfredo Abriani, respectivamente.


Pero el contingente argentino no sólo estará integrado por funcionarios, sino que el Presidente llevará a El Vaticano a dos de sus hijas y con una de su esposa.


Se trata de la primogénita Agustina, de 33 años, y de la más joven, Antonia, que cumple cinco años este lunes; así como también viajará Valentina Barbier, de 13 años, que es fruto del matrimonio que Awada tuvo con el conde belga Bruno Barbier.


La presencia de Antonia se debió a un pedido especial del Papa, ya que el anterior encuentro tuvo un carácter protocolar y la niña no pudo estar allí.


Como principal actividad, Macri mantendrá el sábado a las  10.30 hora local (5.30 de la Argentina) su segundo encuentro con el Santo Padre, del que el Gobierno espera que se dé en un tono más cordial y cercano que el que mantuvieron el 27 de febrero en la Biblioteca del Palacio Apostólico.


La decisión de Macri de concurrir con gran parte de su familia ensamblada busca imprimirle informalidad a la reunión que mantendrá con el ex arzobispo porteño.


Previamente, el líder del PRO participará el viernes de la celebración del Día Mundial de la Alimentación en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés).


Para finalizar su viaje por Italia, el líder del PRO participará de la ceremonia de canonización del cura gaucho José Gabriel Brochero, quien se convertirá en el primer santo que nació y falleció en la Argentina.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Macri vuelve por la palabra santa

El presidente Mauricio Macri viaja el jueves a Italia para reunirse por segunda vez con el Papa Francisco y buscará un encuentro distendido y más cordial que el de febrero pasado.

A la vez, en tierras europeas el mandatario congregará a los embajadores argentinos en el Viejo Continente y volverá a verse con el primer ministro local, Matteo Renzi, con quien mantuvo varios encuentros y tienen muy buena sintonía desde hace varios años.

Como últimas actividades antes de emprender el vuelo hacia Roma, el jefe de Estado mantendrá un encuentro con la Reina Máxima de Holanda en la Quinta de Olivos y luego encabezará el próximo miércoles la apertura del Coloquio de IDEA que se llevará a cabo en la ciudad bonaerense de Mar del Plata.

El jefe de Estado tomará el jueves un vuelo regular de la aerolínea Alitalia con destino a la capital italiana y llegará acompañado por la primera dama, Juliana Awada; la canciller, Susana Malcorra; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; y el vocero presidencial, Iván Pavlovsky.

También estarán presentes el embajador argentino ante la Santa Sede, Rogelio Pfirter; y los secretario y subsecretario de Culto, Santiago de Estrada y Alfredo Abriani, respectivamente.

Pero el contingente argentino no sólo estará integrado por funcionarios, sino que el Presidente llevará a El Vaticano a dos de sus hijas y con una de su esposa.

Se trata de la primogénita Agustina, de 33 años, y de la más joven, Antonia, que cumple cinco años este lunes; así como también viajará Valentina Barbier, de 13 años, que es fruto del matrimonio que Awada tuvo con el conde belga Bruno Barbier.

La presencia de Antonia se debió a un pedido especial del Papa, ya que el anterior encuentro tuvo un carácter protocolar y la niña no pudo estar allí.

Como principal actividad, Macri mantendrá el sábado a las  10.30 hora local (5.30 de la Argentina) su segundo encuentro con el Santo Padre, del que el Gobierno espera que se dé en un tono más cordial y cercano que el que mantuvieron el 27 de febrero en la Biblioteca del Palacio Apostólico.

La decisión de Macri de concurrir con gran parte de su familia ensamblada busca imprimirle informalidad a la reunión que mantendrá con el ex arzobispo porteño.

Previamente, el líder del PRO participará el viernes de la celebración del Día Mundial de la Alimentación en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés).

Para finalizar su viaje por Italia, el líder del PRO participará de la ceremonia de canonización del cura gaucho José Gabriel Brochero, quien se convertirá en el primer santo que nació y falleció en la Argentina.

comentarios

Login