Los lujos y propiedades de los funcionarios de Paco
Cargando...
Por Redacción

Los lujos y propiedades de los funcionarios de Paco



Los mendocinos pudieron conocer el patrimonio de quienes ocuparon un cargo durante la anterior gestión, pero las irregularidades de la presentación dejan dudas. Algunas no especifican nada, otras no declaran valores reales, e inclusive hay casos en que están totalmente vacías.


Legalmente, algunos funcionarios ‘cumplieron’ con el decreto de Paco Pérez, pero casi nadie declara lo que realmente tiene. Casas de lujo por $200 mil, autos de alta gama por $40 mil. Algunos ni especifican qué cargo ocuparon


Desde ayer, los mendocinos pueden consultar libremente las declaraciones juradas que presentaron los funcionarios de cargo jerárquico del gobierno de Paco Pérez. Sin embargo, se observa que gran parte de información publicada presenta carencias e irregularidades de todo tipo. 


Así declara cualquiera


Con la firme intención de intentar blanquear una de las gestiones más deficientes de todos los tiempos, el ex gobernador Pérez sacó un decreto que obliga a los funcionarios del Poder Ejecutivo y a los empleados públicos que manejan fondos a presentar declaraciones juradas de su patrimonio a la Fiscalía de Estado. Ahora, tal como se prometió, casi todas las declaraciones se encuentran en la página web del organismo de control, pero en la mayoría de los casos presentan dudas, algunas de corte grotesco.



El Ciudadano se puso a la tarea de revisar caso por caso, y producto de la investigación se supo que, por ejemplo, el gobernador saliente tiene una casa cuyo valor sería de $367 mil. Pero en realidad es una propiedad ubicada en un barrio privado, donde el terreno más barato supera los $750 mil. Lo peor de todo, es que la declaración es totalmente legal y según sus hacedores “no falta a la verdad”. 


El truco del avalúo fiscal


Las declaraciones juradas conocidas ayer, como aclaramos, fueron creadas con el espíritu de blanquear el patrimonio de los funcionarios, pero la realidad indica que lo único que se logró fue mentirle a la gente, al presentar valores que no se condicen con los costos reales actuales. La ‘trampa’ es que se detallan propiedades con valuaciones fiscales, es decir, como si se tratara de terrenos baldíos cuando en realidad son casas de varias dependencias. Esto sin dudas es ‘legal’, pero desde lo ético es criticable. 


¿Inflación? ¿Dónde?


Con los automóviles la situación es similar, aunque ahora el artilugio utilizado por algunos ex funcionarios para blanquear lo imposible es otro: publicar valores sin actualizar según el precio de mercado. Si bien se publica el año y el costo inicial, lo cierto es que por la inflación de los últimos años, muchos de estos autos hoy valen el doble del precio estimado en la declaración.



Por lo tanto, los valores no reflejan la realidad y entonces el sistema de declaración es, por lo menos, engañoso. Pero vale aclarar que no todos los declarantes hicieron uso de la artimaña y publicaron sus rodados a precio actualizado. De todas formas, son muy pocos.


No especifica


De los obligados a presentar el documento patrimonial sólo el 75% lo ha hecho. De este total, llama la atención que muchos señalaron que tienen una propiedad aunque no especifican el valor. O peor aún, declaran un auto pero no dicen qué modelo es y tampoco se indica el año de fabricación. Así, al margen de la legalidad, también se comete una falta ética grave, ya que se oculta información vital para que la Justicia tome cartas en el asunto por una eventual evasión y/o enriquecimiento ilícito.


Tampoco hay que olvidar que el 25% todavía no presenta ningún dato a poco tiempo de vencer el plazo para hacerlo. Aquellos que no presentan información, igual aparecen en las listas, pero cuando se ingresa en su perfil aparece totalmente vacío.


Lugar de trabajo: sin datos


Otra irregularidad es la falta de información sobre la especificación de los cargos ocupados. En muchos casos, entre los que se encuentra la esposa del ex gobernador, Celina Sánchez, no se aclara a qué dependencia respondía y mucho menos a qué se dedicaba. Este caso, tal vez, no es tan grave porque la tarea de Sánchez era mediática, pero no deja de ser irregular teniendo en cuenta que se trata de un documento público. Pero muchos otros cargos siguen sin ser especificados y por ende se sospecha de casos de ‘ñoquis’ disfrazados de asesores, administrativos o secretarios.


PARA VER TODAS LAS DECLARACIONES HACÉ CLICK ACÁ


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Los lujos y propiedades de los funcionarios de Paco

imagen

Los mendocinos pudieron conocer el patrimonio de quienes ocuparon un cargo durante la anterior gestión, pero las irregularidades de la presentación dejan dudas. Algunas no especifican nada, otras no declaran valores reales, e inclusive hay casos en que están totalmente vacías.

Legalmente, algunos funcionarios ‘cumplieron’ con el decreto de Paco Pérez, pero casi nadie declara lo que realmente tiene. Casas de lujo por $200 mil, autos de alta gama por $40 mil. Algunos ni especifican qué cargo ocuparon

Desde ayer, los mendocinos pueden consultar libremente las declaraciones juradas que presentaron los funcionarios de cargo jerárquico del gobierno de Paco Pérez. Sin embargo, se observa que gran parte de información publicada presenta carencias e irregularidades de todo tipo. 

Así declara cualquiera

Con la firme intención de intentar blanquear una de las gestiones más deficientes de todos los tiempos, el ex gobernador Pérez sacó un decreto que obliga a los funcionarios del Poder Ejecutivo y a los empleados públicos que manejan fondos a presentar declaraciones juradas de su patrimonio a la Fiscalía de Estado. Ahora, tal como se prometió, casi todas las declaraciones se encuentran en la página web del organismo de control, pero en la mayoría de los casos presentan dudas, algunas de corte grotesco.

El Ciudadano se puso a la tarea de revisar caso por caso, y producto de la investigación se supo que, por ejemplo, el gobernador saliente tiene una casa cuyo valor sería de $367 mil. Pero en realidad es una propiedad ubicada en un barrio privado, donde el terreno más barato supera los $750 mil. Lo peor de todo, es que la declaración es totalmente legal y según sus hacedores “no falta a la verdad”. 

El truco del avalúo fiscal

Las declaraciones juradas conocidas ayer, como aclaramos, fueron creadas con el espíritu de blanquear el patrimonio de los funcionarios, pero la realidad indica que lo único que se logró fue mentirle a la gente, al presentar valores que no se condicen con los costos reales actuales. La ‘trampa’ es que se detallan propiedades con valuaciones fiscales, es decir, como si se tratara de terrenos baldíos cuando en realidad son casas de varias dependencias. Esto sin dudas es ‘legal’, pero desde lo ético es criticable. 

¿Inflación? ¿Dónde?

Con los automóviles la situación es similar, aunque ahora el artilugio utilizado por algunos ex funcionarios para blanquear lo imposible es otro: publicar valores sin actualizar según el precio de mercado. Si bien se publica el año y el costo inicial, lo cierto es que por la inflación de los últimos años, muchos de estos autos hoy valen el doble del precio estimado en la declaración.

Por lo tanto, los valores no reflejan la realidad y entonces el sistema de declaración es, por lo menos, engañoso. Pero vale aclarar que no todos los declarantes hicieron uso de la artimaña y publicaron sus rodados a precio actualizado. De todas formas, son muy pocos.

No especifica

De los obligados a presentar el documento patrimonial sólo el 75% lo ha hecho. De este total, llama la atención que muchos señalaron que tienen una propiedad aunque no especifican el valor. O peor aún, declaran un auto pero no dicen qué modelo es y tampoco se indica el año de fabricación. Así, al margen de la legalidad, también se comete una falta ética grave, ya que se oculta información vital para que la Justicia tome cartas en el asunto por una eventual evasión y/o enriquecimiento ilícito.

Tampoco hay que olvidar que el 25% todavía no presenta ningún dato a poco tiempo de vencer el plazo para hacerlo. Aquellos que no presentan información, igual aparecen en las listas, pero cuando se ingresa en su perfil aparece totalmente vacío.

Lugar de trabajo: sin datos

Otra irregularidad es la falta de información sobre la especificación de los cargos ocupados. En muchos casos, entre los que se encuentra la esposa del ex gobernador, Celina Sánchez, no se aclara a qué dependencia respondía y mucho menos a qué se dedicaba. Este caso, tal vez, no es tan grave porque la tarea de Sánchez era mediática, pero no deja de ser irregular teniendo en cuenta que se trata de un documento público. Pero muchos otros cargos siguen sin ser especificados y por ende se sospecha de casos de ‘ñoquis’ disfrazados de asesores, administrativos o secretarios.

PARA VER TODAS LAS DECLARACIONES HACÉ CLICK ACÁ

comentarios

imagen imagen
Login