Los secretos oscuros del Dinosaurio Barney
Cargando...
Por Redacción

Los secretos oscuros del Dinosaurio Barney



Acompañó a muchos niños desde la tele, desde 1992 hasta el 2009. Nació como un proyecto modesto, pero luego creció como personaje, y sus palabras, sus canciones, su danza y sus amigos en general se hicieron rápidamente populares en todo el planeta.


Hablamos, por supuesto, de Barney el dinosaurio. El tiranosaurio rex de color violeta proponía canciones y enseñanzas desde un estudio de televisión en el programa “Barney y sus amigos”. Había nacido en Texas, en principio como un oso, y luego su fama se extendió sin control, en gran parte debido a la novedad de la propuesta.


Pero como en todo personaje de ficción, siempre hay alguien detrás moviendo los hilos o haciendo que cobre vida. Eso mismo le pasó a quien estuvo durante años adentro de Barney, el dinosaurio. David Joyner se convirtió en el máximo ídolo infantil de una generación entera, sin que nadie conociera su identidad. Y un día, se hizo escuchar.



“El traje es realmente pesado: son unos 32 kilos, y la temperatura puede alcanzar los 50 grados. Tenés que sentirte muy cómodo con vos y con tu transpiración. No se puede ser claustrofóbico, ya que el único lugar desde el que podés ver es la boca, y cuando está cerrada, no podés ver nada”, cuenta el actor.


Pero el señor detrás del disfraz pudo sacarle provecho de alguna manera: “Si por ahí decía que era el que interpretaba a Barney, las mujeres decían: ‘¡Oh! ¡Wow!’. Te hubieras caído de la cama”.


Si bien en 1983 se graduó con honores de técnico en Ingeniería Electrónica en el Technical Institute of Indianapolis, finalmente su destino fue la actuación. El debut lo tuvo como Hombre maniquí, ya que trabajaba como maniquí viviente en distintas tiendas de ropa.


Tras un intervalo de seis años trabajando como analista de sistemas, se lanzó al mundo artístico. Ahí empezó a ganar reconocimiento al actuar en clubes y en programas de televisión.


Pero en 1990 su vida cambió por completo: ganó una audición para caracterizar a Barney, el dinosaurio. Joyner interpretó al personaje en el show televisivo sin hacer la voz, que fue de otro actor hasta el 2001.


Por el lado de la voz en castellano, los latinos escuchábamos a Barney con las voces de José Carlos Moreno, quien lo dobló hasta que falleció en un accidente automovilístico. En su reemplazo, apareció Rubén Cerda. Ambos actores son de origen mexicano.




Volviendo a David Joyner, en abril de 2001 decidió salir del disfraz e iniciar una carrera actoral lejos del muñeco que lo tuvo preso tantos años. Si bien hizo algunas participaciones especiales con Barney y entrenó a quienes lo interpretaron en otras partes del mundo, nunca volvió al programa de televisión. Pero lamentablemente su carrera actoral no tuvo éxito y cambió un traje por otro.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Los secretos oscuros del Dinosaurio Barney

imagen

Acompañó a muchos niños desde la tele, desde 1992 hasta el 2009. Nació como un proyecto modesto, pero luego creció como personaje, y sus palabras, sus canciones, su danza y sus amigos en general se hicieron rápidamente populares en todo el planeta.

Hablamos, por supuesto, de Barney el dinosaurio. El tiranosaurio rex de color violeta proponía canciones y enseñanzas desde un estudio de televisión en el programa “Barney y sus amigos”. Había nacido en Texas, en principio como un oso, y luego su fama se extendió sin control, en gran parte debido a la novedad de la propuesta.

Pero como en todo personaje de ficción, siempre hay alguien detrás moviendo los hilos o haciendo que cobre vida. Eso mismo le pasó a quien estuvo durante años adentro de Barney, el dinosaurio. David Joyner se convirtió en el máximo ídolo infantil de una generación entera, sin que nadie conociera su identidad. Y un día, se hizo escuchar.

“El traje es realmente pesado: son unos 32 kilos, y la temperatura puede alcanzar los 50 grados. Tenés que sentirte muy cómodo con vos y con tu transpiración. No se puede ser claustrofóbico, ya que el único lugar desde el que podés ver es la boca, y cuando está cerrada, no podés ver nada”, cuenta el actor.

Pero el señor detrás del disfraz pudo sacarle provecho de alguna manera: “Si por ahí decía que era el que interpretaba a Barney, las mujeres decían: ‘¡Oh! ¡Wow!’. Te hubieras caído de la cama”.

Si bien en 1983 se graduó con honores de técnico en Ingeniería Electrónica en el Technical Institute of Indianapolis, finalmente su destino fue la actuación. El debut lo tuvo como Hombre maniquí, ya que trabajaba como maniquí viviente en distintas tiendas de ropa.

Tras un intervalo de seis años trabajando como analista de sistemas, se lanzó al mundo artístico. Ahí empezó a ganar reconocimiento al actuar en clubes y en programas de televisión.

Pero en 1990 su vida cambió por completo: ganó una audición para caracterizar a Barney, el dinosaurio. Joyner interpretó al personaje en el show televisivo sin hacer la voz, que fue de otro actor hasta el 2001.

Por el lado de la voz en castellano, los latinos escuchábamos a Barney con las voces de José Carlos Moreno, quien lo dobló hasta que falleció en un accidente automovilístico. En su reemplazo, apareció Rubén Cerda. Ambos actores son de origen mexicano.

Volviendo a David Joyner, en abril de 2001 decidió salir del disfraz e iniciar una carrera actoral lejos del muñeco que lo tuvo preso tantos años. Si bien hizo algunas participaciones especiales con Barney y entrenó a quienes lo interpretaron en otras partes del mundo, nunca volvió al programa de televisión. Pero lamentablemente su carrera actoral no tuvo éxito y cambió un traje por otro.

comentarios

imagen imagen
Login