Los políticos y dirigentes mendocinos destacados del año 2016
Cargando...
Por Redacción
publicidad"

Los políticos y dirigentes mendocinos destacados del año 2016



Algunos dirigentes políticos supieron luchar contra la adversidad y están entre los principales protagonistas de nuestra provincia y merecen ser destacados.


Su ejemplo demuestra que con buenos, eficaces y honestos funcionarios hay esperanzas de que Mendoza vuelva a ser considerada una de las mejores provincias del país, lugar que nunca debió perder.


Los casos son muchos, pero en los que mencionamos en esta nota sintetizamos una lista que, en honor a la verdad, debería ser más extensa y completa.


Martín Kerchner, sinónimo de orden


Este joven dirigente, de gran porte con pinta de duro, pero que al decir de quienes lo conocen se caracteriza por ser recto sin dejar de ser bonachón, se ha ganado un lugar para ser considerado uno de los mejores funcionarios de la Provincia.


Contador público nacional, profesor de la cátedra de Finanzas Públicas y control de la UCA Mendoza, cuenta entre sus antecedentes haber sido funcionario en las municipalidades de Capital y Godoy Cruz, además de su paso por el Ministerio de Seguridad.


Él fue el hombre elegido por el gobernador Alfredo Cornejo para que esté al frente del área que entre sus muchas metas, tenía la para nada fácil tarea de ordenar las cuentas públicas de una provincia desquiciada económicamente, producto de uno de los peores gobiernos que se recuerde.


Su estilo se caracterizó por la transparencia y la eficacia, cualidades que le sirvieron para equilibrar las cuentas públicas volviendo a poner a nuestra provincia como una de las más ordenadas y prolijas a la hora de administrar los recursos.


De origen radical, casado, padre de tres hijas mujeres, hijo de una militante histórica como Beba Tomba, se está ganando a paso firme el respeto de todos, que elogian su pasión por el orden y la eficiencia. Sin dudas que es un gran mérito que desde uno de los ministerios más calientes logre destacarse y sobresalir entre varios. Los mendocinos, agradecidos.


José Valerio, aire nuevo para la Corte


El hombre elegido por el Gobernador para cubrir la vacante en la Corte Suprema de Justicia de Mendoza tuvo un gran protagonismo, no tanto por sus valiosos antecedentes que justificaban la decisión, como por la politización que hicieron parte de los opositores a su designación. Así, sufrió una dura embestida pero supo responder cada una de las dudas planteadas por algunas ONG y los partidos de izquierda que lo fustigaron sin piedad en la audiencia pública previa a la votación en la Cámara alta de la Legislatura.


Este ex juez de la Cámara del Crimen fue profesor de Derecho y también diputado provincial en el reinicio de la democracia, en 1983, por la Unión Cívica Radical, partido del cual fue militante desde la juventud. Su designación viene a traer un cambio de aire en la vapuleada y anquilosada Justicia mendocina, acusada últimamente de actuar en forma corporativa y con algunos miembros de la Corte más cerca de las sedes partidarias que de la función que deben desempeñar.


Según dicen quienes conocen de cerca a Valerio, es un profesional apegado al cumplimiento estricto de la Ley y la Constitución, siendo estos sus pilares fundamentales a la hora de juzgar. Casado, agnóstico, vegano, en sus ratos libres disfruta de caminatas en la zona de Vistalba lugar donde vive desde hace años. En él están puestos los ojos y la esperanza de los que desean una Justicia rápida, efectiva para poner fin a la llamada puerta giratoria que permite que los que delinquen entren por una puerta y salgan por otra.


El compromiso de Alejandro Molero


Este joven dirigente alvearense dejó la comodidad que le daba su cargo de presidente del bloque de senadores radicales en la Legislatura para sumir la difícil tarea de reorganizar el Iscamen, encargado de la salud vegetal de la provincia.


Ese organismo venía de una administración por demás sospechada, y su ultimo titular, Raúl Millán, fue acusado de varias irregularidades, dejando como herencia una gran cantidad de deudas, gastos sobredimensionados, un excesivo incremento en nombramientos de personal, la Bioplanta de Santa Rosa en estado de abandono y, como frutilla del postre, se había perdido el status sanitario que otorga el Senasa.


En estos pocos meses de gestión, Molero saneó en parte la planta de personal, se ordenaron las cuentas, se reacondicionó la Bioplanta y logró contar nuevamente con el status de área libre de mosca de los frutos para el Valle de Uco y el Sur, recuperando la confianza del Senasa, que vuelve a tener al Iscamen como su brazo ejecutor.


Jany, como le dicen sus amigos, es también un apasionado del fútbol, y prueba de ello es que fue jugador, técnico y presidente de su querido Andes, de Alvear. Casado y con dos hijos, es una de las figuras en ascenso del radicalismo.


Sin dudas podría haber optado por quedarse en el Senado, pero su vocación y compromiso lo llevaron a arriesgarse y tratar de mejorar uno de los organismos “emblema” de los mendocinos.


Omar Félix, figura de la renovación


El ex intendente de San Rafael asumió la conducción del PJ mendocino, marcando una clara diferencia de estilo con respecto al FpV, apostando a un proceso refundacional, volviendo a las fuentes pero evolucionados y aggiornados.


Félix viene a representar la renovación del justicialismo luego de varias derrotas consecutivas producto de la mala gestión de gobierno de Paco Pérez. El nuevo conductor partidario, junto a la Liga de intendentes del PJ, expresa otros métodos de hacer política, colaborando cuando deben hacerlo y con críticas constructivas hacia el Gobierno de Cornejo, pero mediante una oposición responsable.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Los políticos y dirigentes mendocinos destacados del año 2016

Algunos dirigentes políticos supieron luchar contra la adversidad y están entre los principales protagonistas de nuestra provincia y merecen ser destacados.

Su ejemplo demuestra que con buenos, eficaces y honestos funcionarios hay esperanzas de que Mendoza vuelva a ser considerada una de las mejores provincias del país, lugar que nunca debió perder.

Los casos son muchos, pero en los que mencionamos en esta nota sintetizamos una lista que, en honor a la verdad, debería ser más extensa y completa.

Martín Kerchner, sinónimo de orden

Este joven dirigente, de gran porte con pinta de duro, pero que al decir de quienes lo conocen se caracteriza por ser recto sin dejar de ser bonachón, se ha ganado un lugar para ser considerado uno de los mejores funcionarios de la Provincia.

Contador público nacional, profesor de la cátedra de Finanzas Públicas y control de la UCA Mendoza, cuenta entre sus antecedentes haber sido funcionario en las municipalidades de Capital y Godoy Cruz, además de su paso por el Ministerio de Seguridad.

Él fue el hombre elegido por el gobernador Alfredo Cornejo para que esté al frente del área que entre sus muchas metas, tenía la para nada fácil tarea de ordenar las cuentas públicas de una provincia desquiciada económicamente, producto de uno de los peores gobiernos que se recuerde.

Su estilo se caracterizó por la transparencia y la eficacia, cualidades que le sirvieron para equilibrar las cuentas públicas volviendo a poner a nuestra provincia como una de las más ordenadas y prolijas a la hora de administrar los recursos.

De origen radical, casado, padre de tres hijas mujeres, hijo de una militante histórica como Beba Tomba, se está ganando a paso firme el respeto de todos, que elogian su pasión por el orden y la eficiencia. Sin dudas que es un gran mérito que desde uno de los ministerios más calientes logre destacarse y sobresalir entre varios. Los mendocinos, agradecidos.

José Valerio, aire nuevo para la Corte

El hombre elegido por el Gobernador para cubrir la vacante en la Corte Suprema de Justicia de Mendoza tuvo un gran protagonismo, no tanto por sus valiosos antecedentes que justificaban la decisión, como por la politización que hicieron parte de los opositores a su designación. Así, sufrió una dura embestida pero supo responder cada una de las dudas planteadas por algunas ONG y los partidos de izquierda que lo fustigaron sin piedad en la audiencia pública previa a la votación en la Cámara alta de la Legislatura.

Este ex juez de la Cámara del Crimen fue profesor de Derecho y también diputado provincial en el reinicio de la democracia, en 1983, por la Unión Cívica Radical, partido del cual fue militante desde la juventud. Su designación viene a traer un cambio de aire en la vapuleada y anquilosada Justicia mendocina, acusada últimamente de actuar en forma corporativa y con algunos miembros de la Corte más cerca de las sedes partidarias que de la función que deben desempeñar.

Según dicen quienes conocen de cerca a Valerio, es un profesional apegado al cumplimiento estricto de la Ley y la Constitución, siendo estos sus pilares fundamentales a la hora de juzgar. Casado, agnóstico, vegano, en sus ratos libres disfruta de caminatas en la zona de Vistalba lugar donde vive desde hace años. En él están puestos los ojos y la esperanza de los que desean una Justicia rápida, efectiva para poner fin a la llamada puerta giratoria que permite que los que delinquen entren por una puerta y salgan por otra.

El compromiso de Alejandro Molero

Este joven dirigente alvearense dejó la comodidad que le daba su cargo de presidente del bloque de senadores radicales en la Legislatura para sumir la difícil tarea de reorganizar el Iscamen, encargado de la salud vegetal de la provincia.

Ese organismo venía de una administración por demás sospechada, y su ultimo titular, Raúl Millán, fue acusado de varias irregularidades, dejando como herencia una gran cantidad de deudas, gastos sobredimensionados, un excesivo incremento en nombramientos de personal, la Bioplanta de Santa Rosa en estado de abandono y, como frutilla del postre, se había perdido el status sanitario que otorga el Senasa.

En estos pocos meses de gestión, Molero saneó en parte la planta de personal, se ordenaron las cuentas, se reacondicionó la Bioplanta y logró contar nuevamente con el status de área libre de mosca de los frutos para el Valle de Uco y el Sur, recuperando la confianza del Senasa, que vuelve a tener al Iscamen como su brazo ejecutor.

Jany, como le dicen sus amigos, es también un apasionado del fútbol, y prueba de ello es que fue jugador, técnico y presidente de su querido Andes, de Alvear. Casado y con dos hijos, es una de las figuras en ascenso del radicalismo.

Sin dudas podría haber optado por quedarse en el Senado, pero su vocación y compromiso lo llevaron a arriesgarse y tratar de mejorar uno de los organismos “emblema” de los mendocinos.

Omar Félix, figura de la renovación

El ex intendente de San Rafael asumió la conducción del PJ mendocino, marcando una clara diferencia de estilo con respecto al FpV, apostando a un proceso refundacional, volviendo a las fuentes pero evolucionados y aggiornados.

Félix viene a representar la renovación del justicialismo luego de varias derrotas consecutivas producto de la mala gestión de gobierno de Paco Pérez. El nuevo conductor partidario, junto a la Liga de intendentes del PJ, expresa otros métodos de hacer política, colaborando cuando deben hacerlo y con críticas constructivas hacia el Gobierno de Cornejo, pero mediante una oposición responsable.

comentarios

Descargate nuestra App!

imagen imagen
imagen imagen
Login