Cargando...
Por Redacción

Los pedófilos 2.0 llegaron a Mendoza



La Oficina de Delitos Complejos e Informáticos de la Policía de Mendoza investiga desde ayer lo que podría ser la punta del ovillo de una red de tráfico pedófilo que opera en Mendoza a través de la red social Facebook.


Las denuncias fueron realizadas ayer por la tarde en el Palacio Policial por los tutores de seis chicas de Junín, dos de Rivadavia y una de San Martín, todas víctimas de un engaño on line por el que les solicitan que envíen fotos con poca ropa a un falso perfil de Facebook que aparenta ser el sitio oficial de la productora Gabriel Canci Difusión. Además, fuentes policiales explicaron que el modus operandi de esta banda presuntamente dedicada al intercambio, compra y venta de pornografía infantil, no solo se limita a la red social más grande del mundo, ya que también opera por vía telefónica.


El Ciudadano tomó contacto con uno de los tutores de las menores afectadas, quien por seguridad no quiso dar su apellido ni el de su hija. “Mi hija cometió el grave error de mandar fotos por el chat de Facebook a una persona que se hacía pasar por Gabriel Canci. Al poco tiempo de mandar las fotos, se dio cuenta de que la cuenta era falsa y que no pertenecía a ninguna productora. Nosotros ya hicimos la denuncia y sabemos de otros papás que la van a hacer en estos días porque las víctimas son varias”, señaló Estella, mamá de dos adolescentes de las cuales una cayó en la trampa de recolección de fotos para la venta en Internet Oculta o Deep Web (ver nota en la página siguiente), un submundo cibernético en el cual se comercializa todo tipo de material que trascienda las barreras de lo legal.


Al tener información de lo que estaba sucediendo, fue el mismo Gabriel Canci quien en su cuenta real y oficial publicó: “URGENTE: Hay cuenta totalmente falsa que se hace pasar por nuestra empresa y pide fotos en ropa interior, por favor denuncien y reporten la misma como falsa. La cuenta es facebook.com/gabriel.cancidifusion.1”.


La cuenta denunciada por el productor ya fue cerrada por los técnicos de Facebook, pero la investigación continúa ya que esta gente, si se le puede llamar de esa manera, aún tiene en su poder las imágenes de las chicas.


Además, a raíz de que estos casos tomaron difusión mediática en algunos portales de noticias de Mendoza, aparecieron otras víctimas que aseguran que también fueron persuadidas por una mujer que se hacía pasar por asistente del reconocido productor y les pedía que le enviaran fotos en “donde se les vea bien el cuerpo”, para un casting que se estaba llevando a cabo para un videoclip. Esta situación también fue desmentida por la productora, asegurando que “nunca convocaron ni convocarán una campaña en la que se pasan fotos por Internet”.


No es la primera vez


La Policía de Mendoza informó también que desde el año pasado,  este método de engaño se viene repitiendo en otras ciudades del país. En Tucumán, por ejemplo, la historia empezó como en Mendoza pero terminó adquiriendo ribetes violentos de acoso virtual contra menores de edad. Una de las víctimas fue una chica de 15 años, quien relató a La Gaceta: “Un hombre me dijo por chat que estaba a cargo de un casting de modelos y necesitaba que le mandara fotos mías, porque veía en mí condiciones para el trabajo. Para que le creyera me dijo que me metiera al perfil personal de la falsa productora de nombre AccesProducciones.2. Yo le creí y le mande fotos en ropa interior porque parecía un joven agradable”.


Pero detrás de esa conversación vía Facebook había un extorsionador de 27 años, quien no conforme con las fotos que recibió, quiso manipular con el fin de lograr un encuentro personal. Así, bajo ese argumento, el extorsionador, quien ya tenía fotos de la jovencita, la empezó a extorsionar pues la menor no quería encontrarse con esa persona.


Una vez obtenido el material, el acosador pudo concretar sus amenazas: comenzó a difamar a la adolescente, difundiendo sus fotos íntimas a todos los contactos de su Facebook. “Un amigo le contó que estaban subiendo fotos de ella en ropa interior en Internet”, relató el jefe de Delitos Telemáticos provincial, comisario César Agüero.


Llegada esa instancia, la víctima se desesperó y le contó todo a su madre, quien inmediatamente acudió a la Policía. El comisario Agüero brindó más detalles de la denuncia realizada hace exactamente dos meses: “Como se hacía pasar por mujer, le dijo a la víctima que tenía que acostarse con un amigo suyo para que retiraran las fotos” del sitio.


El extorsionador fue detenido cuando pactó el encuentro con la menor en un hotel donde ya había alquilado una habitación. Dos días más tarde, los investigadores determinaron que el hombre formaba parte de una red de pedófilos que compraba y vendía fotos desde Tucumán y Córdoba para el mundo.


Con este antecedente en la mesa de investigaciones, la Policía de Mendoza está intentando averiguar si se trata de la misma red pedófila o bien es una nueva que opera en nuestra provincia de idéntica forma.


Qué es la internet oculta y qué hay en ella


Los sitios web que visita la inmensa mayoría de las personas son sólo una parte de Internet, la compuesta por páginas conocidas o que son capaces de encontrar buscadores como Google. Pero “debajo” de esa Internet hay otra escondida, a la que pocos entran y muchos ni conocen. También se le llama Internet o web profunda (Deep Web, en inglés).


Suele compararse con un iceberg: su punta, la pequeña parte que está por encima de la superficie, es la Internet normal que miles de millones de personas visitan a diario. La parte oculta “bajo el agua” es la Internet profunda. Como en un iceberg, se cree que esa parte “sumergida” es mucho mayor que la otra, al menos 20 ó 30 veces más grande.


En este mundo, la compra de drogas o armas son moneda corriente, pero es lo que más preocupa a los investigadores de todo el mundo de acuerdo a la cantidad de afectados es la pedofilia.


En este antro de la perdición se pueden encontrar desde imágenes y videos de pornografía infantil hasta asesinatos y violaciones reales, torturas o experimentos médicos aterradores.


Por Orlando Tirapu


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Los pedófilos 2.0 llegaron a Mendoza

La Oficina de Delitos Complejos e Informáticos de la Policía de Mendoza investiga desde ayer lo que podría ser la punta del ovillo de una red de tráfico pedófilo que opera en Mendoza a través de la red social Facebook.

Las denuncias fueron realizadas ayer por la tarde en el Palacio Policial por los tutores de seis chicas de Junín, dos de Rivadavia y una de San Martín, todas víctimas de un engaño on line por el que les solicitan que envíen fotos con poca ropa a un falso perfil de Facebook que aparenta ser el sitio oficial de la productora Gabriel Canci Difusión. Además, fuentes policiales explicaron que el modus operandi de esta banda presuntamente dedicada al intercambio, compra y venta de pornografía infantil, no solo se limita a la red social más grande del mundo, ya que también opera por vía telefónica.

El Ciudadano tomó contacto con uno de los tutores de las menores afectadas, quien por seguridad no quiso dar su apellido ni el de su hija. “Mi hija cometió el grave error de mandar fotos por el chat de Facebook a una persona que se hacía pasar por Gabriel Canci. Al poco tiempo de mandar las fotos, se dio cuenta de que la cuenta era falsa y que no pertenecía a ninguna productora. Nosotros ya hicimos la denuncia y sabemos de otros papás que la van a hacer en estos días porque las víctimas son varias”, señaló Estella, mamá de dos adolescentes de las cuales una cayó en la trampa de recolección de fotos para la venta en Internet Oculta o Deep Web (ver nota en la página siguiente), un submundo cibernético en el cual se comercializa todo tipo de material que trascienda las barreras de lo legal.

Al tener información de lo que estaba sucediendo, fue el mismo Gabriel Canci quien en su cuenta real y oficial publicó: “URGENTE: Hay cuenta totalmente falsa que se hace pasar por nuestra empresa y pide fotos en ropa interior, por favor denuncien y reporten la misma como falsa. La cuenta es facebook.com/gabriel.cancidifusion.1”.

La cuenta denunciada por el productor ya fue cerrada por los técnicos de Facebook, pero la investigación continúa ya que esta gente, si se le puede llamar de esa manera, aún tiene en su poder las imágenes de las chicas.

Además, a raíz de que estos casos tomaron difusión mediática en algunos portales de noticias de Mendoza, aparecieron otras víctimas que aseguran que también fueron persuadidas por una mujer que se hacía pasar por asistente del reconocido productor y les pedía que le enviaran fotos en “donde se les vea bien el cuerpo”, para un casting que se estaba llevando a cabo para un videoclip. Esta situación también fue desmentida por la productora, asegurando que “nunca convocaron ni convocarán una campaña en la que se pasan fotos por Internet”.

No es la primera vez

La Policía de Mendoza informó también que desde el año pasado,  este método de engaño se viene repitiendo en otras ciudades del país. En Tucumán, por ejemplo, la historia empezó como en Mendoza pero terminó adquiriendo ribetes violentos de acoso virtual contra menores de edad. Una de las víctimas fue una chica de 15 años, quien relató a La Gaceta: “Un hombre me dijo por chat que estaba a cargo de un casting de modelos y necesitaba que le mandara fotos mías, porque veía en mí condiciones para el trabajo. Para que le creyera me dijo que me metiera al perfil personal de la falsa productora de nombre AccesProducciones.2. Yo le creí y le mande fotos en ropa interior porque parecía un joven agradable”.

Pero detrás de esa conversación vía Facebook había un extorsionador de 27 años, quien no conforme con las fotos que recibió, quiso manipular con el fin de lograr un encuentro personal. Así, bajo ese argumento, el extorsionador, quien ya tenía fotos de la jovencita, la empezó a extorsionar pues la menor no quería encontrarse con esa persona.

Una vez obtenido el material, el acosador pudo concretar sus amenazas: comenzó a difamar a la adolescente, difundiendo sus fotos íntimas a todos los contactos de su Facebook. “Un amigo le contó que estaban subiendo fotos de ella en ropa interior en Internet”, relató el jefe de Delitos Telemáticos provincial, comisario César Agüero.

Llegada esa instancia, la víctima se desesperó y le contó todo a su madre, quien inmediatamente acudió a la Policía. El comisario Agüero brindó más detalles de la denuncia realizada hace exactamente dos meses: “Como se hacía pasar por mujer, le dijo a la víctima que tenía que acostarse con un amigo suyo para que retiraran las fotos” del sitio.

El extorsionador fue detenido cuando pactó el encuentro con la menor en un hotel donde ya había alquilado una habitación. Dos días más tarde, los investigadores determinaron que el hombre formaba parte de una red de pedófilos que compraba y vendía fotos desde Tucumán y Córdoba para el mundo.

Con este antecedente en la mesa de investigaciones, la Policía de Mendoza está intentando averiguar si se trata de la misma red pedófila o bien es una nueva que opera en nuestra provincia de idéntica forma.

Qué es la internet oculta y qué hay en ella

Los sitios web que visita la inmensa mayoría de las personas son sólo una parte de Internet, la compuesta por páginas conocidas o que son capaces de encontrar buscadores como Google. Pero “debajo” de esa Internet hay otra escondida, a la que pocos entran y muchos ni conocen. También se le llama Internet o web profunda (Deep Web, en inglés).

Suele compararse con un iceberg: su punta, la pequeña parte que está por encima de la superficie, es la Internet normal que miles de millones de personas visitan a diario. La parte oculta “bajo el agua” es la Internet profunda. Como en un iceberg, se cree que esa parte “sumergida” es mucho mayor que la otra, al menos 20 ó 30 veces más grande.

En este mundo, la compra de drogas o armas son moneda corriente, pero es lo que más preocupa a los investigadores de todo el mundo de acuerdo a la cantidad de afectados es la pedofilia.

En este antro de la perdición se pueden encontrar desde imágenes y videos de pornografía infantil hasta asesinatos y violaciones reales, torturas o experimentos médicos aterradores.

Por Orlando Tirapu

comentarios

imagen imagen
Login