Cargando...
Por Redacción

Los Hutíes y el Gobierno de Yemen aceptan entablar negociaciones de paz



La facción de chiítas hutíes en Yemen ha aceptado este viernes participar en las negociaciones con el gobierno del país en Ginebra, promovidas por las Naciones Unidas para intentar poner fin a la guerra que arrasa este país de la península arábiga.


Ninguna fecha ha sido fijada oficialmente para estas discusiones, pero según los diplomáticos de Nueva York comenzarán el 14 de junio. Su objetivo es lograr un alto el fuego, un plan de retirada de los rebeldes de las zonas conquistadas y un aumento de la ayuda humanitaria, han precisado.


“Hemos aceptado la invitación de las Naciones Unidas para acudir a la mesa de diálogo en Ginebra sin condiciones de antemano”, ha declarado Daifallah al-Shami, miembro del movimiento político Ansaruallah.


Los rebeldes exigen también que se frenen los bombardeos aéreos que la coalición árabe bajo dirección saudí realiza desde el 26 de marzo para restablecer la autoridad de Hadi, exiliado en Riad, e impedir a los insurgentes tomar el control del conjunto del país.


Este miércoles, ante el Consejo de Seguridad, el emisario de las Naciones Unidas en Yemen, Ismail Ould Cheikh Ahmed, ha anunciado que esperaba la confirmación por parte de los hutíes de su presencia en Ginebra, después de haber obtenido el acuerdo del gobierno.


Lanzando su ofensiva a partir de su feudo en Sada, en el norte del país, los hutíes, apoyados por Irán, se dirigieron a la capital Saná, conquistada por completo en enero. También han tomado grandes regiones a su paso y han avanzado hacia Adén, más al sur. Es en esta ciudad donde Hadi se refugió antes de huir a Arabia Saudí ante la entrada de los rebeldes en Adén, donde las fuerzas pro-Hadi continúan su resistencia, al igual que en otras áreas del país.


El conflicto ha dejado hasta el momento cerca de 2.000 muertos y ha empujado a más de 545.000 personas a dejar sus hogares, según las Naciones Unidas, que han lamentado el deterioro de las condiciones de vida de la población. El viernes, la ONG “Acción contra el Hambre” ha llamado a la coalición árabe a “levantar de inmediato el bloqueo naval, terrestre y aéreo” impuesto a Yemen, “cuyos civiles son las primeras víctimas”.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Los Hutíes y el Gobierno de Yemen aceptan entablar negociaciones de paz

La facción de chiítas hutíes en Yemen ha aceptado este viernes participar en las negociaciones con el gobierno del país en Ginebra, promovidas por las Naciones Unidas para intentar poner fin a la guerra que arrasa este país de la península arábiga.

Ninguna fecha ha sido fijada oficialmente para estas discusiones, pero según los diplomáticos de Nueva York comenzarán el 14 de junio. Su objetivo es lograr un alto el fuego, un plan de retirada de los rebeldes de las zonas conquistadas y un aumento de la ayuda humanitaria, han precisado.

“Hemos aceptado la invitación de las Naciones Unidas para acudir a la mesa de diálogo en Ginebra sin condiciones de antemano”, ha declarado Daifallah al-Shami, miembro del movimiento político Ansaruallah.

Los rebeldes exigen también que se frenen los bombardeos aéreos que la coalición árabe bajo dirección saudí realiza desde el 26 de marzo para restablecer la autoridad de Hadi, exiliado en Riad, e impedir a los insurgentes tomar el control del conjunto del país.

Este miércoles, ante el Consejo de Seguridad, el emisario de las Naciones Unidas en Yemen, Ismail Ould Cheikh Ahmed, ha anunciado que esperaba la confirmación por parte de los hutíes de su presencia en Ginebra, después de haber obtenido el acuerdo del gobierno.

Lanzando su ofensiva a partir de su feudo en Sada, en el norte del país, los hutíes, apoyados por Irán, se dirigieron a la capital Saná, conquistada por completo en enero. También han tomado grandes regiones a su paso y han avanzado hacia Adén, más al sur. Es en esta ciudad donde Hadi se refugió antes de huir a Arabia Saudí ante la entrada de los rebeldes en Adén, donde las fuerzas pro-Hadi continúan su resistencia, al igual que en otras áreas del país.

El conflicto ha dejado hasta el momento cerca de 2.000 muertos y ha empujado a más de 545.000 personas a dejar sus hogares, según las Naciones Unidas, que han lamentado el deterioro de las condiciones de vida de la población. El viernes, la ONG “Acción contra el Hambre” ha llamado a la coalición árabe a “levantar de inmediato el bloqueo naval, terrestre y aéreo” impuesto a Yemen, “cuyos civiles son las primeras víctimas”.

comentarios

imagen imagen
Login