Cargando...
Por Redacción
imagen

Los cárteles que se disputan y desangran Guerrero



La desaparición de 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa puso al descubierto la disputa violenta entre grupos delictivos en Guerrero, México, entre los que destacan “Los Rojos” y los “Guerreros Unidos”. Luego de la caída de Arturo Beltrán Leyva “El Barbas” en 2009, los grupos bajo su control en la entidad se fragmentaron e inició la disputa por el control del tráfico de drogas y otras actividades criminales.


La Procuraduría General de Guerrero informó que los policías municipales de Iguala involucrados en los hechos violentos del pasado 26 de septiembre confesaron ser parte de la estructura de los “Guerreros Unidos”. De acuerdo a la Comisión Nacional de Seguridad, a cargo de Monte Alejandro Rubido, se tienen identificadas las zonas de operación de estos dos grupos delictivos.


Aquí presentamos un breve perfil de estas dos organizaciones criminales.


“Guerreros Unidos”


El grupo está asentado principalmente en la zona de norte del estado, donde destaca el municipio de Iguala, su formación data del 2011. Este grupo es considerado como “muy violento”, puesto que se le unieron “Los Pelones”, antiguo brazo armado de los Beltrán Leyva. Además del tráfico de drogas, “Guerreros Unidos” desarrolla actividades ilícitas como secuestro, extorsión, cobro de piso, etc. José Luis Abarca, ex alcalde de Iguala y su esposa María de los Ángeles Pineda están señalados como presuntos miembros de esta organización.


“Los Rojos”


La organización criminal surgió en 2011 y opera en el Estado de México, Morelos y Guerrero. Dicho cártel está formado principalmente por integrantes de la familia Arellano, originarios de Guerrero. “Los Rojos” están acusados de delincuencia organizada, extorsiones, secuestros y producción de droga en La Montaña de Guerrero.


En 2012, Crisóforo Rogelio Maldonado Jiménez, alias “El Bocinas”, líder de la organización, fue asesinado dentro de las instalaciones del Hospital Médica Sur de la Ciudad de México presuntamente por sujetos contratados por “Los Guerreros Unidos”.


Actualmente, fuerzas federales han asumido el control en los municipios considerados como “focos rojos” por la incidencia de estos dos grupos delictivos.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Los cárteles que se disputan y desangran Guerrero

La desaparición de 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa puso al descubierto la disputa violenta entre grupos delictivos en Guerrero, México, entre los que destacan “Los Rojos” y los “Guerreros Unidos”. Luego de la caída de Arturo Beltrán Leyva “El Barbas” en 2009, los grupos bajo su control en la entidad se fragmentaron e inició la disputa por el control del tráfico de drogas y otras actividades criminales.

La Procuraduría General de Guerrero informó que los policías municipales de Iguala involucrados en los hechos violentos del pasado 26 de septiembre confesaron ser parte de la estructura de los “Guerreros Unidos”. De acuerdo a la Comisión Nacional de Seguridad, a cargo de Monte Alejandro Rubido, se tienen identificadas las zonas de operación de estos dos grupos delictivos.

Aquí presentamos un breve perfil de estas dos organizaciones criminales.

“Guerreros Unidos”

El grupo está asentado principalmente en la zona de norte del estado, donde destaca el municipio de Iguala, su formación data del 2011. Este grupo es considerado como “muy violento”, puesto que se le unieron “Los Pelones”, antiguo brazo armado de los Beltrán Leyva. Además del tráfico de drogas, “Guerreros Unidos” desarrolla actividades ilícitas como secuestro, extorsión, cobro de piso, etc. José Luis Abarca, ex alcalde de Iguala y su esposa María de los Ángeles Pineda están señalados como presuntos miembros de esta organización.

“Los Rojos”

La organización criminal surgió en 2011 y opera en el Estado de México, Morelos y Guerrero. Dicho cártel está formado principalmente por integrantes de la familia Arellano, originarios de Guerrero. “Los Rojos” están acusados de delincuencia organizada, extorsiones, secuestros y producción de droga en La Montaña de Guerrero.

En 2012, Crisóforo Rogelio Maldonado Jiménez, alias “El Bocinas”, líder de la organización, fue asesinado dentro de las instalaciones del Hospital Médica Sur de la Ciudad de México presuntamente por sujetos contratados por “Los Guerreros Unidos”.

Actualmente, fuerzas federales han asumido el control en los municipios considerados como “focos rojos” por la incidencia de estos dos grupos delictivos.

comentarios

imagen imagen
Login