ciudadanodiario.com.ar
Los asaltan, les roban el auto, y les dicen quién los “batió”
Cargando...
Por Redacción

Los asaltan, les roban el auto, y les dicen quién los “batió”



Una familia de Pedro Molina, distrito de Guaymallén, se vio sorprendida en la madrugada cuando dos delincuentes ingresaron por el patio interno de su casa, tras haber corrido por los techos. Robaron plata y diversos objetos, y antes de partir el dueño de casa escuchó una frase crucial: “Sabemos que sos el Beto. Ya te batieron”.


Eran las 00:56 cuando Néstor Alberto Pelliza, de 50 años, se encontraba durmiendo en su habitación. En la cocina estaban su mujer, Claudia Palazzo, y su hija, Natalia. Ruidos fuertes y extraños se escuchaban por los techos, hasta que lo peor se hizo real: desde el patio ingresaban los ladrones.


Sin mediar casi palabra abordaron a las mujeres, y se dirigieron después al domitorio donde dormía Pelliza. Allí lo golpearon, junto a su hijo de 16 años, para luego sustraerles un LCD de 55 pulgadas, varios celulares, cheques, y un Renault Clío II. Además, fueron a lo importante: $270.000 en efectivo, que el hombre guardaba en su casa.


Antes de partir, los ladrones le dijeron “Sabemos que sos el Beto. Ya te batieron”. Además, sabían perfectamente el nombre del transporte del que es propietario.


Interviene en el caso la Oficina Fiscal n°8, junto a la comisaría 25°.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Los asaltan, les roban el auto, y les dicen quién los “batió”

Una familia de Pedro Molina, distrito de Guaymallén, se vio sorprendida en la madrugada cuando dos delincuentes ingresaron por el patio interno de su casa, tras haber corrido por los techos. Robaron plata y diversos objetos, y antes de partir el dueño de casa escuchó una frase crucial: “Sabemos que sos el Beto. Ya te batieron”.

Eran las 00:56 cuando Néstor Alberto Pelliza, de 50 años, se encontraba durmiendo en su habitación. En la cocina estaban su mujer, Claudia Palazzo, y su hija, Natalia. Ruidos fuertes y extraños se escuchaban por los techos, hasta que lo peor se hizo real: desde el patio ingresaban los ladrones.

Sin mediar casi palabra abordaron a las mujeres, y se dirigieron después al domitorio donde dormía Pelliza. Allí lo golpearon, junto a su hijo de 16 años, para luego sustraerles un LCD de 55 pulgadas, varios celulares, cheques, y un Renault Clío II. Además, fueron a lo importante: $270.000 en efectivo, que el hombre guardaba en su casa.

Antes de partir, los ladrones le dijeron “Sabemos que sos el Beto. Ya te batieron”. Además, sabían perfectamente el nombre del transporte del que es propietario.

Interviene en el caso la Oficina Fiscal n°8, junto a la comisaría 25°.

comentarios

Login