ciudadanodiario.com.ar
Los 4 grandes problemas de los teléfonos celulares
Cargando...
Por Redacción

Los 4 grandes problemas de los teléfonos celulares



A finales del año pasado la catarata publicitaria comenzó a decirnos que el ‘Gran Hermano’ virtual que se lleva a cabo a través del celular comenzaría a ser más rápido y eficiente en el 2015 gracias al nuevo sistema de 4G. En Mendoza esto no es así, las antenas aún no tienen el servicio y las empresas aseguraron que todavía están probándolo en Capital Federal.

Una fuente de Telefónica (Movistar) le aseguró a El Ciudadano que “los técnicos están probando el servicio en Capital Federal” y que luego lo traerán a la provincia, estirando el funcionamiento pleno de este paquete de datos “unos tres o cuatro meses o más”.

El 18 de diciembre la empresa instaló las dos primeras antenas de prueba en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y actualmente lleva cerca de 20, todas en etapa de ensayo.

Este nuevo sistema se ha vuelto casi imprescindible en la provincia, ya que las antenas existentes no soportan la de celulares. Con este sistema se ampliará la red 3G existente y el 4G aliviará el espacio actual, traduciéndose en un servicio más eficiente sea cual sea la tecnología mediante la que se conecten los usuarios.

Otro de los factores que incentivaron al Gobierno a implementar este sistema es que los smartphones dominaron las ventas con un 56% de participación en los últimos dos años, en donde el 73% de los teléfonos comercializados son capaces de acceder a redes 3G.

Además, durante la última década, la cantidad de líneas de celulares activas pasó de 4,5 millones a 45 millones.

Esos dos factores, sumados a la poca inversión estatal y privada, explican por qué es imposible mantener una comunicación decente o acceder en forma veloz y segura a internet desde un móvil.


Ya comenzaron los problemas

Los amantes de la tecnología celular, apenas conocieron la noticia de que el 4G se expandiría por el aire mendocino se abalanzaron a las grandes cadenas de venta y se encontraron con dos problemas: los aparatos que pueden soportar el servicio son carísimos y hay que adquirir un nuevo chip.

“Compré un celular que se banca el 4G, pero me dijeron que tenía que esperar unos 30 días para que llegase el chip. La verdad, me voy indignado porque quería asegurarme de poder contar con el servicio”, expresó Leandro.

En ese sentido, los clientes de Movistar y Claro deberán cambiar el chip (la tarjeta SIM), los de Personal, en su mayoría, no. Pero no es necesario cambiar el abono mensual.


Aparatos carísimos

En la Argentina, los aparatos que cuentan con el sistema son: LG, G2, G3 y GPro; Motorola, Moto X y Razr HD; Nokia, Lumia 1020, 925, 920 y 635; Samsung: por ahora, el único que la trae es el Samsung Galaxy S5 Mini. Es similar en aspecto al S5, pero con una pantalla de 4,5 pulgadas y un chip de 4 núcleos a 1,5 GHz.

Los populares Samsung S4 y S5 no cuentan con 4G ya que la compañía decidió traer a la Argentina aparatos que no cuenten con ese sistema.

Todos estos móviles tienen un valor aproximado de $10 mil, tal vez el más accesible sea el LG G2 mini que ronda los $5.500 pero con línea nueva.


Pagando algo que no se contrató

Otro de los inconvenientes que se están generando con la compra masiva de teléfonos celulares es que en las líneas se están agregando items que no corresponden y no solicitados por la persona que adquirió la línea.

Al respecto, la ONG Protectora explica que estos items se pueden dar de baja por teléfono o en cualquier casa de la compañía de teléfonos que presta el servicio.

De todas maneras, para evitar esto hay que leer lo que se firma y revisar las facturas./ Matías Caliri


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Los 4 grandes problemas de los teléfonos celulares

A finales del año pasado la catarata publicitaria comenzó a decirnos que el ‘Gran Hermano’ virtual que se lleva a cabo a través del celular comenzaría a ser más rápido y eficiente en el 2015 gracias al nuevo sistema de 4G. En Mendoza esto no es así, las antenas aún no tienen el servicio y las empresas aseguraron que todavía están probándolo en Capital Federal.
Una fuente de Telefónica (Movistar) le aseguró a El Ciudadano que “los técnicos están probando el servicio en Capital Federal” y que luego lo traerán a la provincia, estirando el funcionamiento pleno de este paquete de datos “unos tres o cuatro meses o más”.
El 18 de diciembre la empresa instaló las dos primeras antenas de prueba en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y actualmente lleva cerca de 20, todas en etapa de ensayo.
Este nuevo sistema se ha vuelto casi imprescindible en la provincia, ya que las antenas existentes no soportan la de celulares. Con este sistema se ampliará la red 3G existente y el 4G aliviará el espacio actual, traduciéndose en un servicio más eficiente sea cual sea la tecnología mediante la que se conecten los usuarios.
Otro de los factores que incentivaron al Gobierno a implementar este sistema es que los smartphones dominaron las ventas con un 56% de participación en los últimos dos años, en donde el 73% de los teléfonos comercializados son capaces de acceder a redes 3G.
Además, durante la última década, la cantidad de líneas de celulares activas pasó de 4,5 millones a 45 millones.
Esos dos factores, sumados a la poca inversión estatal y privada, explican por qué es imposible mantener una comunicación decente o acceder en forma veloz y segura a internet desde un móvil.

Ya comenzaron los problemas
Los amantes de la tecnología celular, apenas conocieron la noticia de que el 4G se expandiría por el aire mendocino se abalanzaron a las grandes cadenas de venta y se encontraron con dos problemas: los aparatos que pueden soportar el servicio son carísimos y hay que adquirir un nuevo chip.
“Compré un celular que se banca el 4G, pero me dijeron que tenía que esperar unos 30 días para que llegase el chip. La verdad, me voy indignado porque quería asegurarme de poder contar con el servicio”, expresó Leandro.
En ese sentido, los clientes de Movistar y Claro deberán cambiar el chip (la tarjeta SIM), los de Personal, en su mayoría, no. Pero no es necesario cambiar el abono mensual.

Aparatos carísimos
En la Argentina, los aparatos que cuentan con el sistema son: LG, G2, G3 y GPro; Motorola, Moto X y Razr HD; Nokia, Lumia 1020, 925, 920 y 635; Samsung: por ahora, el único que la trae es el Samsung Galaxy S5 Mini. Es similar en aspecto al S5, pero con una pantalla de 4,5 pulgadas y un chip de 4 núcleos a 1,5 GHz.
Los populares Samsung S4 y S5 no cuentan con 4G ya que la compañía decidió traer a la Argentina aparatos que no cuenten con ese sistema.
Todos estos móviles tienen un valor aproximado de $10 mil, tal vez el más accesible sea el LG G2 mini que ronda los $5.500 pero con línea nueva.

Pagando algo que no se contrató
Otro de los inconvenientes que se están generando con la compra masiva de teléfonos celulares es que en las líneas se están agregando items que no corresponden y no solicitados por la persona que adquirió la línea.
Al respecto, la ONG Protectora explica que estos items se pueden dar de baja por teléfono o en cualquier casa de la compañía de teléfonos que presta el servicio.
De todas maneras, para evitar esto hay que leer lo que se firma y revisar las facturas./ Matías Caliri

comentarios

Login