Los 100 días de Cornejo: paso a paso al orden
Cargando...
Por Redacción

Los 100 días de Cornejo: paso a paso al orden



El gobernador Alfredo Cornejo empieza a ordenar la provincia. De apoco empieza a verse el orden en la gestión, cada ministro con un balde apagando el incendio que dejó Paco Pérez. La oposición se divide entre los duros y los que tienen una actitud moderada.



Seguramente que la realidad financiera de Mendoza que encontró Alfredo Cornejo no le permitirá lucirse tal cual hubiera sido su idea, demostrando algo parecido a su paso por el municipio de Godoy Cruz. El gran caos en que dejó en la provincia Paco Pérez no da para que el nuevo gobernador pase a la historia como uno de los mejores: pero sin dudas, y por lo visto hasta ahora, es muy posible que quede como el jefe de bomberos, “héroe que apagó el fuego de una provincia incendiada”. Pero ni esa tarea le resulta fácil, ya que no son pocos los obstáculos y palos en la rueda que ponen algunos inescrupulosos ya sean legisladores de la oposición o sindicalistas que no representan a nadie.



El primer trabajo que se impuso el Gobernador fue ordenar las cuentas de la provincia, por eso decidió honrar las deudas y empezar a pagar a acreedores de la gestión anterior. Algo parecido empezó a hacerse en el Casino de Mendoza donde había más empleados que sillas, y donde no se les renovó contrato a varios militantes K, algo que por supuesto fue rechazado hasta con la violencia física de gremialistas de ATE, especialmente una delegada muy cercana a Roberto Macho, que imitando a los cavernícolas no tuvo mejor idea que tomar de los pelos a la directora del Casino, Josefina Canale, y ahí están todavía las carpas entorpeciendo la entrada al mismo, lo que le ha producido grandes pérdidas económicas. Ante el orden requerido responden con ideas arcaicas propias de otras épocas.


Luego fue el turno de ponerle coto a los abusos de algunos docentes, que exageran las licencias, algunas hasta más de tres años. Dicen que son cerca de 6.000 los docentes en esa situación, otro tanto están con cambio de funciones o misiones especiales. Cuando desde el Gobierno se propone el ‘ítem Aula’ pusieron el grito en el cielo, el mismo Adrián Mateluna que nunca escrachó o reclamó contra su amigo Paco Pérez, el mismo Mateluna que dice representar a los docentes y nunca les explicó lo que propone el mencionado ítem. Esta semana van por el otro paro y siga la joda… Gremialistas docentes que son militantes del FpV, que sólo piensan en sus bolsillos y perjudican a nuestros hijos. Bien por el Gobierno que no cedió y por decreto implementó el aumento, ya que el SUTE no supo aprovechar las paritarias donde se mostró intransigente al máximo.


En seguridad se avanzó en la aprobación de la Emergencia en Seguridad que permitirá eficientizar todos los medios disponibles contra la delincuencia y narcotráfico. El Gobierno ya empezó a diagramar el proyecto de reforma policial, donde hay que decirlo, hay demasiados policías corruptos y que desde el Ministerio han empezado a tomar cartas en el asunto. Para ello es sumamente necesaria la colaboración del Poder Judicial, que al inicio de esta gestión también puso el palo en la rueda, especialmente el supremo Omar Palermo, que parece no olvidar su militancia K. La medida que dejaba a gran cantidad de presos en libertad fue férreamente rechazada por la otra mitad de supremos que fueron apoyados por el procurador de la Corte, Rodolfo González.



Desde el inicio también se ha implementado un mejor diálogo con las comunas y algo muy importante, también con la Nación algo que no sucedía hace mucho tiempo, ese feeling de Alfredo Cornejo con el presidente Mauricio Macri, sin duda que redundará en beneficios para nuestra provincia. Por lo pronto, de a poco y escalonadamente empezarán a devolver los fondos de coparticipación nacional que nos corresponden. También gracias a la influencia nacional se está avanzando en poner fin al doble trámite aduanero con Chile y que se vio reflejado en el acto en conjunto el viernes pasado con la presencia de los cancilleres de ambos países. Menos mal que estaba un poco frío y no se le ocurrió a Raquel Blas ir a la alta montaña a insultar a los funcionarios nacionales, tal cual lo hiciera en la Vendimia, poniendo en evidencia el nivel de su cultura y el ánimo para colaborar con el bienestar de los mendocinos.


Algo parecido hizo Roberto Macho con un grupo de gremialistas que tiraban bengalas en el Hipódromo en plena fiesta de la Vendimia, esforzándose lo más posible por ponerle palos en la rueda al actual Gobierno, evidenciando en este caso que no se les cae una sola idea y su única táctica política es embarrar la cancha.



El Gobierno ha continuado firme en su tarea de mejorar las cuentas y cada ministro tiene un balde en la mano y se encuentra abocado a terminar de apagar el incendio, por eso están achicando la planta del Estado, en la medida de lo posible. No se han nombrado nada más que los funcionarios necesarios para desarrollar la gestión y eso que el radicalismo tiene muchísimos militantes que han entendido la situación y sabedores de la gravedad financiera han asumido que no son tiempos de ingresar a la función pública.


Cayó muy bien también la disminución de ministerios y de cargos de funcionarios, predicando con el ejemplo. Estos primeros cien días han sido signados por la austeridad, algo por lo que votó la gran mayoría de los mendocinos, y la fiesta de la Vendimia fue el mejor ejemplo de ello, basta con comparar cuánto salió el escenario este año y cuánto pagó la gestión anterior, por mencionar uno de los tantos gastos y no por eso fue mala, sino todo lo contrario, la fiesta fue aplaudida de pie por todo el público, y estos son los verdaderos y únicos críticos para tener en cuenta.


Por estos días, el rol de la oposición ha sido zigzagueante, unos apuestan a una oposición madura y responsable, donde se encuentran los dirigentes justicialistas Emir y Omar Félix y también los hermanos Alejandro y Adolfo Bermejo; este último tuvo que resistir una andanada de críticas por pensar que hay que honrar deudas, tal cual decía el general Perón, y pagar a los fondos buitres. Mientras que otros, los agoreros de siempre, los que hacen oposición por la oposición misma, los Jorge Tanús, Silvia Ramos, Patricia Fadel y Gustavo Arenas, dirigentes que no conducen ninguna comuna y arrecian con críticas irresponsables; total ellos están alejados de todo poder, lo más parecido al teorema Baglini. Ni qué hablar de la inoperante izquierda mendocina que se opone a todo y no aporta nunca una idea o ayuda, no al Gobierno, sino a los mendocinos en general.



En fin, pasaron cien días, faltan más de mil trecientos, es indudable que Alfredo Cornejo aplica el paso a paso, como el otrora técnico de Racing, Reinaldo Merlo y de continuar así, lo más seguro es que nuestra provincia vuelva a ser considerada una de las mejores del país, con dirigentes serios y honestos, que cuando se retiren dentro de cuatro años no dejen declaraciones juradas como las de Paco Pérez y sus principales funcionarios, una verdadera vergüenza para la clase política y que se merecen todo el rechazo de los mendocinos. Falta mucho por hacer, el Ministerio de Salud es una asignatura pendiente, un ministerio donde al decir del doctor Rubén Giacci había una anarquía total, y de a poco tratan de hacerlo eficiente, si los acompañaran todos sería mas fácil y por ahora van por la buena senda.


Los mendocinos votaron a Cornejo para que haga lo que está haciendo, pero esperan y aunque parezca una utopía, que algunos dirigentes de la oposición y gremialistas sean responsables, acordes a la gravedad en que vivimos y que también sean parte de la historia, cambiando de una vez por todas las viejas prácticas de la política.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Los 100 días de Cornejo: paso a paso al orden

imagen

El gobernador Alfredo Cornejo empieza a ordenar la provincia. De apoco empieza a verse el orden en la gestión, cada ministro con un balde apagando el incendio que dejó Paco Pérez. La oposición se divide entre los duros y los que tienen una actitud moderada.

Seguramente que la realidad financiera de Mendoza que encontró Alfredo Cornejo no le permitirá lucirse tal cual hubiera sido su idea, demostrando algo parecido a su paso por el municipio de Godoy Cruz. El gran caos en que dejó en la provincia Paco Pérez no da para que el nuevo gobernador pase a la historia como uno de los mejores: pero sin dudas, y por lo visto hasta ahora, es muy posible que quede como el jefe de bomberos, “héroe que apagó el fuego de una provincia incendiada”. Pero ni esa tarea le resulta fácil, ya que no son pocos los obstáculos y palos en la rueda que ponen algunos inescrupulosos ya sean legisladores de la oposición o sindicalistas que no representan a nadie.

El primer trabajo que se impuso el Gobernador fue ordenar las cuentas de la provincia, por eso decidió honrar las deudas y empezar a pagar a acreedores de la gestión anterior. Algo parecido empezó a hacerse en el Casino de Mendoza donde había más empleados que sillas, y donde no se les renovó contrato a varios militantes K, algo que por supuesto fue rechazado hasta con la violencia física de gremialistas de ATE, especialmente una delegada muy cercana a Roberto Macho, que imitando a los cavernícolas no tuvo mejor idea que tomar de los pelos a la directora del Casino, Josefina Canale, y ahí están todavía las carpas entorpeciendo la entrada al mismo, lo que le ha producido grandes pérdidas económicas. Ante el orden requerido responden con ideas arcaicas propias de otras épocas.

Luego fue el turno de ponerle coto a los abusos de algunos docentes, que exageran las licencias, algunas hasta más de tres años. Dicen que son cerca de 6.000 los docentes en esa situación, otro tanto están con cambio de funciones o misiones especiales. Cuando desde el Gobierno se propone el ‘ítem Aula’ pusieron el grito en el cielo, el mismo Adrián Mateluna que nunca escrachó o reclamó contra su amigo Paco Pérez, el mismo Mateluna que dice representar a los docentes y nunca les explicó lo que propone el mencionado ítem. Esta semana van por el otro paro y siga la joda… Gremialistas docentes que son militantes del FpV, que sólo piensan en sus bolsillos y perjudican a nuestros hijos. Bien por el Gobierno que no cedió y por decreto implementó el aumento, ya que el SUTE no supo aprovechar las paritarias donde se mostró intransigente al máximo.

En seguridad se avanzó en la aprobación de la Emergencia en Seguridad que permitirá eficientizar todos los medios disponibles contra la delincuencia y narcotráfico. El Gobierno ya empezó a diagramar el proyecto de reforma policial, donde hay que decirlo, hay demasiados policías corruptos y que desde el Ministerio han empezado a tomar cartas en el asunto. Para ello es sumamente necesaria la colaboración del Poder Judicial, que al inicio de esta gestión también puso el palo en la rueda, especialmente el supremo Omar Palermo, que parece no olvidar su militancia K. La medida que dejaba a gran cantidad de presos en libertad fue férreamente rechazada por la otra mitad de supremos que fueron apoyados por el procurador de la Corte, Rodolfo González.

Desde el inicio también se ha implementado un mejor diálogo con las comunas y algo muy importante, también con la Nación algo que no sucedía hace mucho tiempo, ese feeling de Alfredo Cornejo con el presidente Mauricio Macri, sin duda que redundará en beneficios para nuestra provincia. Por lo pronto, de a poco y escalonadamente empezarán a devolver los fondos de coparticipación nacional que nos corresponden. También gracias a la influencia nacional se está avanzando en poner fin al doble trámite aduanero con Chile y que se vio reflejado en el acto en conjunto el viernes pasado con la presencia de los cancilleres de ambos países. Menos mal que estaba un poco frío y no se le ocurrió a Raquel Blas ir a la alta montaña a insultar a los funcionarios nacionales, tal cual lo hiciera en la Vendimia, poniendo en evidencia el nivel de su cultura y el ánimo para colaborar con el bienestar de los mendocinos.

Algo parecido hizo Roberto Macho con un grupo de gremialistas que tiraban bengalas en el Hipódromo en plena fiesta de la Vendimia, esforzándose lo más posible por ponerle palos en la rueda al actual Gobierno, evidenciando en este caso que no se les cae una sola idea y su única táctica política es embarrar la cancha.

El Gobierno ha continuado firme en su tarea de mejorar las cuentas y cada ministro tiene un balde en la mano y se encuentra abocado a terminar de apagar el incendio, por eso están achicando la planta del Estado, en la medida de lo posible. No se han nombrado nada más que los funcionarios necesarios para desarrollar la gestión y eso que el radicalismo tiene muchísimos militantes que han entendido la situación y sabedores de la gravedad financiera han asumido que no son tiempos de ingresar a la función pública.

Cayó muy bien también la disminución de ministerios y de cargos de funcionarios, predicando con el ejemplo. Estos primeros cien días han sido signados por la austeridad, algo por lo que votó la gran mayoría de los mendocinos, y la fiesta de la Vendimia fue el mejor ejemplo de ello, basta con comparar cuánto salió el escenario este año y cuánto pagó la gestión anterior, por mencionar uno de los tantos gastos y no por eso fue mala, sino todo lo contrario, la fiesta fue aplaudida de pie por todo el público, y estos son los verdaderos y únicos críticos para tener en cuenta.

Por estos días, el rol de la oposición ha sido zigzagueante, unos apuestan a una oposición madura y responsable, donde se encuentran los dirigentes justicialistas Emir y Omar Félix y también los hermanos Alejandro y Adolfo Bermejo; este último tuvo que resistir una andanada de críticas por pensar que hay que honrar deudas, tal cual decía el general Perón, y pagar a los fondos buitres. Mientras que otros, los agoreros de siempre, los que hacen oposición por la oposición misma, los Jorge Tanús, Silvia Ramos, Patricia Fadel y Gustavo Arenas, dirigentes que no conducen ninguna comuna y arrecian con críticas irresponsables; total ellos están alejados de todo poder, lo más parecido al teorema Baglini. Ni qué hablar de la inoperante izquierda mendocina que se opone a todo y no aporta nunca una idea o ayuda, no al Gobierno, sino a los mendocinos en general.

En fin, pasaron cien días, faltan más de mil trecientos, es indudable que Alfredo Cornejo aplica el paso a paso, como el otrora técnico de Racing, Reinaldo Merlo y de continuar así, lo más seguro es que nuestra provincia vuelva a ser considerada una de las mejores del país, con dirigentes serios y honestos, que cuando se retiren dentro de cuatro años no dejen declaraciones juradas como las de Paco Pérez y sus principales funcionarios, una verdadera vergüenza para la clase política y que se merecen todo el rechazo de los mendocinos. Falta mucho por hacer, el Ministerio de Salud es una asignatura pendiente, un ministerio donde al decir del doctor Rubén Giacci había una anarquía total, y de a poco tratan de hacerlo eficiente, si los acompañaran todos sería mas fácil y por ahora van por la buena senda.

Los mendocinos votaron a Cornejo para que haga lo que está haciendo, pero esperan y aunque parezca una utopía, que algunos dirigentes de la oposición y gremialistas sean responsables, acordes a la gravedad en que vivimos y que también sean parte de la historia, cambiando de una vez por todas las viejas prácticas de la política.

comentarios

imagen imagen
Login