ciudadanodiario.com.ar
Les arruinó el jueguito a estafadores virtuales.
Cargando...
Por Redacción

Les arruinó el jueguito a estafadores virtuales.



Un extraño caso de estafa virtual tuvo lugar en la noche del miércoles en Godoy Cruz, cuando un hombre recibió un llamado anunciando que su hijo había tenido un accidente en San Juan, y debía dejar una importante cantidad de dinero para que el muchacho “fuera operado”. Afortunadamente, la víctima logró percatarse a tiempo y les arruinó el plan.


Los hechos sucedieron aproximadamente a las 20:30 del miércoles, cuando José Luis Recce, de 54 años, recibió un llamado donde se le anunciaba que su hijo había tenido un accidente en San Juan, y estarían por operarlo. Para afrontar los “gastos” de esta cirugía, el hombre debía preparar un bolso con dinero y esperar a que un taxi pasara a buscarlo.


Con reflejos rápidos, Recce tomó su teléfono e intentó comunicarse con su hijo. El alivio llegaba a su cuerpo: el muchacho se encontraba bien, e incluso iba camino a su casa. Como evidentemente se trataba de un engaño, el hombre se puso en contacto con personal de la Policía, y un grupo de Investigaciones se hizo presente en el domicilio, a la espera del taxi que pasaría a buscar la suma de $30.000, más $1.500 que debían prepararse aparte.


Apenas llegados los uniformados, hizo su aparición el taxi. Se trata de un Corsa, aditamento 549, de la empresa “Llámenos”. Raro fue ver al taxista hablando por teléfono, mientras que por el lado de Recce también se estaban comunicando con él. Ante esto, los uniformados procedieron a detener al taxista, identificado como Ceferino Ángel Placidis, de 41 años.


El caso quedó caratulado como “Novedad”, dado que escapa a toda calificación conocida. Las actuaciones quedaron a cargo de la Oficina Fiscal n°3, junto a la Comisaría 7°, de Godoy Cruz.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Les arruinó el jueguito a estafadores virtuales.

Un extraño caso de estafa virtual tuvo lugar en la noche del miércoles en Godoy Cruz, cuando un hombre recibió un llamado anunciando que su hijo había tenido un accidente en San Juan, y debía dejar una importante cantidad de dinero para que el muchacho “fuera operado”. Afortunadamente, la víctima logró percatarse a tiempo y les arruinó el plan.

Los hechos sucedieron aproximadamente a las 20:30 del miércoles, cuando José Luis Recce, de 54 años, recibió un llamado donde se le anunciaba que su hijo había tenido un accidente en San Juan, y estarían por operarlo. Para afrontar los “gastos” de esta cirugía, el hombre debía preparar un bolso con dinero y esperar a que un taxi pasara a buscarlo.

Con reflejos rápidos, Recce tomó su teléfono e intentó comunicarse con su hijo. El alivio llegaba a su cuerpo: el muchacho se encontraba bien, e incluso iba camino a su casa. Como evidentemente se trataba de un engaño, el hombre se puso en contacto con personal de la Policía, y un grupo de Investigaciones se hizo presente en el domicilio, a la espera del taxi que pasaría a buscar la suma de $30.000, más $1.500 que debían prepararse aparte.

Apenas llegados los uniformados, hizo su aparición el taxi. Se trata de un Corsa, aditamento 549, de la empresa “Llámenos”. Raro fue ver al taxista hablando por teléfono, mientras que por el lado de Recce también se estaban comunicando con él. Ante esto, los uniformados procedieron a detener al taxista, identificado como Ceferino Ángel Placidis, de 41 años.

El caso quedó caratulado como “Novedad”, dado que escapa a toda calificación conocida. Las actuaciones quedaron a cargo de la Oficina Fiscal n°3, junto a la Comisaría 7°, de Godoy Cruz.

comentarios

Login