ciudadanodiario.com.ar
Le robaron la camioneta y lo molieron a golpes
Cargando...
Por Redacción

Le robaron la camioneta y lo molieron a golpes



Apenas tres minutos después de las doce de la noche, cuando apenas despuntaba el miércoles, dos ladrones atacaron la casa de un hombre. Entraron rompiendo todo, golpearon al dueño de casa, y escaparon en una camioneta. Dos horas después, el sistema satelital permitió dar con el rodado, mientras que el hombre tuvo que ser hospitalizado.


El hecho ocurrió en la casa de Antonio Raúl Ibarzábal, en Cayetano Silva 3406 de Ciudad. En ese lugar fue que irrumpieron los dos ladrones, quienes se llevaron una camioneta VW Suran blanca. Pero al parecer esto no les fue suficiente a estos delincuentes, ya que antes de partir golpearon violentamente al propietario.


Tanta fue la violencia inflingida que el hombre tuvo que ser atendido en el Hospital Lagomaggiore: le habían provocado un corte importante en el cuero cabelludo.


Más tarde, poco después de las 2 de la mañana, el mismo Arzábal dio aviso a la policía de que su camioneta estaba en el barrio Paraguay. Esto fue posible gracias al sistema de rastreo satelital del mismo rodado.


Las actuaciones quedaron a cargo de la Fiscalía 2°, en conjunto con la Comisaría 6° de Capital.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Le robaron la camioneta y lo molieron a golpes

Apenas tres minutos después de las doce de la noche, cuando apenas despuntaba el miércoles, dos ladrones atacaron la casa de un hombre. Entraron rompiendo todo, golpearon al dueño de casa, y escaparon en una camioneta. Dos horas después, el sistema satelital permitió dar con el rodado, mientras que el hombre tuvo que ser hospitalizado.

El hecho ocurrió en la casa de Antonio Raúl Ibarzábal, en Cayetano Silva 3406 de Ciudad. En ese lugar fue que irrumpieron los dos ladrones, quienes se llevaron una camioneta VW Suran blanca. Pero al parecer esto no les fue suficiente a estos delincuentes, ya que antes de partir golpearon violentamente al propietario.

Tanta fue la violencia inflingida que el hombre tuvo que ser atendido en el Hospital Lagomaggiore: le habían provocado un corte importante en el cuero cabelludo.

Más tarde, poco después de las 2 de la mañana, el mismo Arzábal dio aviso a la policía de que su camioneta estaba en el barrio Paraguay. Esto fue posible gracias al sistema de rastreo satelital del mismo rodado.

Las actuaciones quedaron a cargo de la Fiscalía 2°, en conjunto con la Comisaría 6° de Capital.

comentarios

Login