ciudadanodiario.com.ar
Le miró la cola a una adolescente… y su esposa lo asesinó
Cargando...
Por Redacción

Le miró la cola a una adolescente… y su esposa lo asesinó



Una mujer de 45 años es juzgada como acusada de asesinar de una puñalada a su concubino, de 56, “por mirarle la cola a una adolescente”, en la ciudad santiagueña de Beltrán.


La mujer, Sandra Farías, se encuentra imputada por el delito de “homicidio agravado por la situación de convivencia” y la fiscalía del caso ya adelantó su pedido de prisión perpetua.


El crimen ocurrió el 1° de enero de 2013 en una vivienda ubicada en Independencia y Juan XXII, del Barrio Arenales de la ciudad de Beltrán, donde la pareja tenía un kiosco.


El jueves, el testimonio más sobresaliente fue el del forense Armando Meossi, quien fragilizó la estrategia de la defensa, al descartar un eventual suicidio.


Esa es la postura del abogado defensor, Emiliano Aguirre, resuelto en convencer a los vocales que Eduardo Noriega, un electricista de 56 años, se quitó la vida él mismo.


Sandra Frías declararía este viernes, las partes develarán alegatos y luego los camaristas María Angélica Peralta de Aguirre, Federico López Alzogaray y José Luis Guzmán sellarán luego la suerte de Frías.


Aquella tarde de enero de este año, la pareja se encontraba bebiendo cervezas.


De acuerdo con la confesión de la mujer ante la policía local, en medio del alcohol el hombre habría “clavado” los ojos en la cola de una adolescente, quien arribó al lugar donde la pareja tenía una pequeña heladería.


Siempre en función de su relato, al llegar varias chicas, Noriega habría advertido en especial a una: “ya está el viejo pedófilo…”, habría señalado, endilgándole cierta debilidad con las menores. A lo que éste habría respondido: “seguro que vos sos changuita”.


La discusión fue de menor a mayor y minutos después, Noriega cayó tendido con una certera puñalada en el pecho y la mujer fue detenida.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Le miró la cola a una adolescente… y su esposa lo asesinó

Una mujer de 45 años es juzgada como acusada de asesinar de una puñalada a su concubino, de 56, “por mirarle la cola a una adolescente”, en la ciudad santiagueña de Beltrán.

La mujer, Sandra Farías, se encuentra imputada por el delito de “homicidio agravado por la situación de convivencia” y la fiscalía del caso ya adelantó su pedido de prisión perpetua.

El crimen ocurrió el 1° de enero de 2013 en una vivienda ubicada en Independencia y Juan XXII, del Barrio Arenales de la ciudad de Beltrán, donde la pareja tenía un kiosco.

El jueves, el testimonio más sobresaliente fue el del forense Armando Meossi, quien fragilizó la estrategia de la defensa, al descartar un eventual suicidio.

Esa es la postura del abogado defensor, Emiliano Aguirre, resuelto en convencer a los vocales que Eduardo Noriega, un electricista de 56 años, se quitó la vida él mismo.

Sandra Frías declararía este viernes, las partes develarán alegatos y luego los camaristas María Angélica Peralta de Aguirre, Federico López Alzogaray y José Luis Guzmán sellarán luego la suerte de Frías.

Aquella tarde de enero de este año, la pareja se encontraba bebiendo cervezas.

De acuerdo con la confesión de la mujer ante la policía local, en medio del alcohol el hombre habría “clavado” los ojos en la cola de una adolescente, quien arribó al lugar donde la pareja tenía una pequeña heladería.

Siempre en función de su relato, al llegar varias chicas, Noriega habría advertido en especial a una: “ya está el viejo pedófilo…”, habría señalado, endilgándole cierta debilidad con las menores. A lo que éste habría respondido: “seguro que vos sos changuita”.

La discusión fue de menor a mayor y minutos después, Noriega cayó tendido con una certera puñalada en el pecho y la mujer fue detenida.

comentarios

Login