Le balearon la casa y terminó muerto de dos disparos
Cargando...
Por Redacción

Le balearon la casa y terminó muerto de dos disparos



Una persona muerta, un total misterio sobre quiénes fueron los asesinos, testigos que no quisieron aportar ningún dato. Parte de los componentes de un crimen que tuvo lugar en las primeras horas del lunes, en un barrio de Guaymallén. El fallecido era un muchacho de 22 años.


El hecho tuvo lugar en el barrio Blanca Esperanza, del distrito El Bermejo. Era la 1:30 de la madrugada cuando ingresa un llamado al 911 alertando que en una casa había una persona tirada en el piso, agonizante. Al llegar los policías al lugar, constataron que se trataba de Lucas Emanuel Pericas, quien se encontraba en el interior de la casa 19 de la manzana C, del citado barrio.


Algunos familiares del herido lo trasladaron en forma particular al Hospital Central, pero nada se pudo hacer ya que allí mismo constataron que había fallecido: tenía una herida en el tórax con orificio de salida, y un balazo en el brazo izquierdo.


Tanto los parientes de Pericas como así también algunos vecinos y testigos se resistieron a aportar datos acerca de los asesinos.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Le balearon la casa y terminó muerto de dos disparos

imagen

Una persona muerta, un total misterio sobre quiénes fueron los asesinos, testigos que no quisieron aportar ningún dato. Parte de los componentes de un crimen que tuvo lugar en las primeras horas del lunes, en un barrio de Guaymallén. El fallecido era un muchacho de 22 años.

El hecho tuvo lugar en el barrio Blanca Esperanza, del distrito El Bermejo. Era la 1:30 de la madrugada cuando ingresa un llamado al 911 alertando que en una casa había una persona tirada en el piso, agonizante. Al llegar los policías al lugar, constataron que se trataba de Lucas Emanuel Pericas, quien se encontraba en el interior de la casa 19 de la manzana C, del citado barrio.

Algunos familiares del herido lo trasladaron en forma particular al Hospital Central, pero nada se pudo hacer ya que allí mismo constataron que había fallecido: tenía una herida en el tórax con orificio de salida, y un balazo en el brazo izquierdo.

Tanto los parientes de Pericas como así también algunos vecinos y testigos se resistieron a aportar datos acerca de los asesinos.

comentarios

imagen imagen
Login