ciudadanodiario.com.ar
Le bajó un cambio
Cargando...
Por Redacción

Le bajó un cambio



Desde el primer día que desembarcaron los argentinos en suelo chileno, intentaron ‘copar’ la parada con sus cánticos. El hit más utilizado en la Copa América es hiriente para los locales y poco tiene que ver con lo futbolístico, ya que el tema central es lo sucedido en la Guerra de Malvinas.


Por su puesto, los trasandinos no se quedaron con los brazos cruzados y contestaron. En la previa al partido contra Paraguay, silbaron el himno “albiceleste”. Luego, en pleno choque, retrucaron bajo el lema “el que no salta es un argentino maricón”.


Ante esto, fue Javier Mascherano quien tomó la palabra y fue el abanderado para intentar calmar a ambas parcialidades en la previa a la Final (el sábado, desde las 17). “Ojalá que la gente pueda entender que esto es fútbol, es un deporte. Además de ser un negocio y todo lo que lo rodea, es óseo para la gente, que se puedan divertir. Esto no es una guerra, acá no existe nada. No hay que meter el deporte en el medio de la política y muchas situaciones que nos han tocado vivir a nosotros y a ellos”, esbozó el hombre del Barcelona.


Luego, por sI quedaba alguna duda sobre su pensamiento, recalcó: “Esto es un deporte, es sano. Hay que darle el ejemplo a los más chicos. Los más chicos tienen que crecer sin ánimos de violencia. Somos países hermanos, nos tenemos que respetar y ayudar”.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Le bajó un cambio

Desde el primer día que desembarcaron los argentinos en suelo chileno, intentaron ‘copar’ la parada con sus cánticos. El hit más utilizado en la Copa América es hiriente para los locales y poco tiene que ver con lo futbolístico, ya que el tema central es lo sucedido en la Guerra de Malvinas.

Por su puesto, los trasandinos no se quedaron con los brazos cruzados y contestaron. En la previa al partido contra Paraguay, silbaron el himno “albiceleste”. Luego, en pleno choque, retrucaron bajo el lema “el que no salta es un argentino maricón”.

Ante esto, fue Javier Mascherano quien tomó la palabra y fue el abanderado para intentar calmar a ambas parcialidades en la previa a la Final (el sábado, desde las 17). “Ojalá que la gente pueda entender que esto es fútbol, es un deporte. Además de ser un negocio y todo lo que lo rodea, es óseo para la gente, que se puedan divertir. Esto no es una guerra, acá no existe nada. No hay que meter el deporte en el medio de la política y muchas situaciones que nos han tocado vivir a nosotros y a ellos”, esbozó el hombre del Barcelona.

Luego, por sI quedaba alguna duda sobre su pensamiento, recalcó: “Esto es un deporte, es sano. Hay que darle el ejemplo a los más chicos. Los más chicos tienen que crecer sin ánimos de violencia. Somos países hermanos, nos tenemos que respetar y ayudar”.

comentarios

Login